La Ruta de Kunig


En el tramo final del siglo XV, el monje servita alemán Hermann Kunig von Vach hizo el Camino de Santiago y una de sus aportaciones más interesantes fue su ruta para cruzar los Montes de León, sin ascender montaña alguna. Siguiendo sus escuetas indicaciones, podemos aventurar su trazado.

Una ruta descrita por Tomás Alvarez

Itinerarios por los Montes de León

Etapas de la Ruta de Kunig

A finales del siglo XV, el monje servita alemán Hermann Kunig von Vach hizo el Camino de Santiago. Una de sus aportaciones más interesantes fue su ruta para cruzar los Montes de León.

El paso por los Montes de León

El Código Calixtino marca un trayecto clásico del Camino de Santiago para superar los Montes de León, el que va de Astorga a Ponferrada a través del Puerto de Foncebadón.

Itinerarios del Camino de Santiago para cruzar los Montes de León. Guiarte Copyright

Es un trayecto hermoso, con magníficos paisajes, pero de gran dureza, especialmente en Invierno.

Hay muchos escritos que a lo largo de la historia testifican las dificultades del paso de Foncebadón; escritos de viajeros o militares que lo han padecido en campañas invernales. Una de éstas se recordó recientemente, al cumplirse el 200 aniversario de la intervención militar de Napoleón Bonparte en España.

Restos del recinto monástico de Cerezal de Tremor, antiguo camino de peregrinos. Guiarte Copyright

Napoleón avanzó hasta Astorga, a donde llegó en la nochevieja de 2008 y los ejércitos hispano-británicos se retiraron por Foncebadón en un viaje mortífero, por el mal estado de salud de los soldados y las condiciones del paso. Los fríos y nieves invernales acabaron con buena parte de los efectivos militares en retirada hacia Galicia.

Era lógico el desastre: el itinerario discurre por una cota que alcanza prácticamente los 1500 metros de altura, en una trayectoria en la que apenas hay poblaciones.

Frente a este camino, el más fácil era el que subía por La Cepeda hasta Villagatón, para entrar al Bierzo por Cerezal de Tremor, un lugar actualmente despoblado pero en el que hubo monasterio y hospedería, y donde aún se ven restos del establecimiento religioso.

Esta vía supera ligeramente la cota de los mil metros de altitud, y está jalonada de una multitud de pequeñas poblaciones, a una distancia entre ellas que casi nunca va mas allá de dos kilómetros.

Crucero en San Martín del Camino. Guiarte Copyright

La Ruta de Hermann Kunig

Hermann Künig Von Vach, quien peregrinó desde Centroeuropa en 1.495, aconseja que no se pase por Astorga sino que se emprenda un camino a mano derecha para llegar al Bierzo sin pasar montaña alguna.

La iglesia de Santa Marina tiene notable valor artístico. Detalle de los frescos de la nave central. Guiarte Copyright

Presenta el monje una serie tiene datos que para el conocedor de la historia y del territorio central de la provincia de León y de sus caminos tienen una claridad meridiana.

La ruta de que describió en el siglo XV sería ésta: pasa desde el entorno de San Martín del Camino hacia Santa Marina del Rey y Benavides, para cruzar por La Cepeda y entrar en el Bierzo por el valle de Tremor, exactamente en Cerezal.

No es rara esta ruta, no sólo por su facilidad, sino porque Santa Marina fue en la época en que pasó Kunig un importante lugar, en el que años más tarde llegaría a residir temporalmente el obispo de Astorga, enfrentado a los poderosos Marqueses de Astorga.

Tambien Benavides fue un lugar de notable poderío, y en Cogorderos hubo incluso un monasterio en la Edad Media, bajo la advocación de Santiago, tal como se atestigua en elementos epigráficos que se presentan en el Museo de los Caminos de Astorga.

Templo parroquial de Benavides de Órbigo. Guiarte Copyright
Crucero en Villamejil. Guiarte Copyright
La descripción de Kunig es relativamente precisa. Advierte el monje que desde León se pueden tomar varias opciones: una subir hacia San Salvador (Oviedo), y la otra alternativa es caminar hacia Astorga.

Al llegar a un otero o colina con un crucero (San Martín), el camino se bifurca. Si vas a la Izquierda llegas a Astorga, "pero si sigues mi consejo, gira hacia la derecha aquí y no tendrás que subir las montañas. éstas todas quedan a la izquierda. Mi consejo es evitar Rabanal".

Agrega el monje centroeuropeo "esta ruta te llevará pronto a Ponferrada. Pregunta por el camino de sancte(Santa) Maurin(Marina) y deja Astorga a tres leguas a tu izquierda. Tu irás a través de un poblado tras otro, hay buena gente aquí, el viaje es seguro y te darán gozosos comida y bebida".

El Camino de Santa Marina es un dato importante y definitorio. Desde la Antigüedad se llamó Camino de Santa Marina al que unía el valle del Esla, desde el entorno de Valdevimbre, y el del Órbigo, por Santa Marina. Ese camino pasaba al oeste de San Martín del Camino.

Vista de Brañuelas, desde donde comienza el descenso hacia el valle del Tremor. Guiarte Copyright

Esa vía descrita por Kunig sale pues de San Martín del Camino, pasa por Santa Marina, Benavides y entra en el valle del tuerto por Cogorderos o sus proximidades.

Hay quien se obstina en creer que Künig fue por el puerto de Manzanal, pero la descripción geográfica, absolutamente precisa, no deja lugar a dudas: antes de llegar a Astorga tomó una vía hacia la derecha, subiría a lo largo de los valles de La Cepeda entrar por Cerezal de Tremor, Es el único trayecto sin montaña, con muchos pueblos y con los picos y puertos siempre a la Izquierda. La única duda es si subió por el valle del Tuerto o por el del Porcos. Uno y otro llevarían hacia Brañuelas, con multitud de aldeas y ninguna montaña.

Los Pueblos

La ruta descrita por el monje Hermann Kunig previsiblemente iría desde el Valle del Órbigo, pasando por el Valle del Tuerto y por el Valle del Porcos y el Bierzo.

Amanecer invernal, con los campos cubiertos de escarcha, en Antoñán del Valle. Guiarte Copyright

El recorrido empezaría por San Matín-Santa Marina del Rey-Benavides (Valle del Órbigo) y pasaría por Cogorderos-Villamejil (Valle del Tuerto), para saltar desde aquí a Zacos (Valle del Porcos) subiendo por Porqueros-Valbuena de la Encomienda a Villagatón, para bajar al Bierzo desde Brañuelas a Cerezal.

Si queremos hacer la ruta hoy a través de camino asfaltado, podríamos seguir el siguiente trayecto:

Cruce del Valle del Órbigo y La Cepeda: San Martín, Santa Marina del Rey, Benavides, Quintanilla del Valle, Antoñán del Valle, Cogorderos, Villamejil, Castrillos, Sueros, Donillas, Villameca, Culebros, Requejo y Corús, Villagatón, Brañuelas.

Plano de Google con la bajada por el camino hacia Cerezal de Tremor.

Otra alternativa sería desde Villamejil pasar a Vega de Magaz, Zacos, Porqueros para subir a Villameca. Es una pena que no haya carretera entre Porqueros y Valbuena/Villagatón, porque este camino se ajustaría más al original.

En la mayoría de los pueblos citados hay sencillos establecimientos de hostelería. Hay gasolineras en Benavides y Villamejil. Campings en Santa Marina y Villamejil. Casas rurales en Zacos, Villamejil y Brañuelas, Bares en San Martín, Santa Marina, Benavides, Antoñán, Cogorderos, Villamejil, Castrillos, Sueros, Villameca, Culebros y Brañuelas.

Desde Brañuelas se bajaría a Cerezal de Tremor para seguir por Torre del Bierzo y Bembibre hacia Ponferrada.

En la bajada a Cerezal se observa el viaducto de la A 6 y las explotaciones mineras del Bierzo. Guiarte Copyright

El trayecto menos "urbanizado" es el de Brañuelas-Cerezal, porque tiene caminos de tierra y fuerte pendiente de bajada es así: Desde Brañuelas seguiríamos hacia el oeste por la antigua carretera. A unos 4 kilómetros, en un momento en el que la carretera hace un giro de más de 90 grados para tomar dirección sur, hay que buscar el camino de tierra que sale a la derecha.

A partir de aquí avanza una ruta de tierra, en pendiente, que se puede hacer tanto en vehículo todoterreno como en bici de montaña, para seguir dirección oeste hacia el profundo valle del Tremor. Ver el mapa adjunto tomado de google.

Al fondo aparece Cerezal, entre residuos mineros. Es un pueblo abandonado al lado de la carretera del río Tremor. El entorno es bello y en algunas casas se observa una excelente piedra. Buena parte de ella proviene los restos del antiguo convento, que tras la desamortización fue una cantera para quien tenía algo que construir. Afortunadamente aún se pueden ver restos del centro religioso, y una torrecilla que atestigua una fecha en la que aún estaba en pie, correspondiente al final del siglo XVIII.

A partir de aquí ya entramos en los caminos del Bierzo: Las Ventas, Bembibre, San Miguel de las Dueñas y Ponferrada.

Esta hornacina dedicada a la Virgen, marca la fecha en que se hizo: 1725. está entre las ruinas de Cerezal. Guiarte Copyright