La escala de Jacob. Nuevo libro de Rogelio Blanco

Rogelio Blanco, destacado intelectual cepedano, nacido en Moriondo, acaba de publicar un nuevo libro, titulado La escala de Jacob. El libro en un encuentro con pinceles y versos, con pintores y poetas, en el que se pone de manifiesto el prof

Madrid, diciembre de 2001

Rogelio Blanco, destacado intelectual cepedano, nacido en Moriondo, acaba de publicar un nuevo libro, titulado La escala de Jacob.

El libro en un encuentro con pinceles y versos, con pintores y poetas, en el que se pone de manifiesto el profundo conocimiento del autor, tanto del arte como de la sicología humana.

Rogelio Blanco ha publicado en los tres últimos años importantes libros: La ciudad ausente(editado pro Akal), La ilustración en Europa y en España(Endymion) y Pedro Montengón, entre la utopía y la realidad(Universidad Politécnica de Valencia), además de colaborar en otros, como La Cepeda, tierra de los amacos(Endymion), editado por la Asociación Cultural Rey Ordoño I, y en una antología de cuentos de filósofos(Editorial Páginas de Espuma).

El último libro, La escala de Jacob, va dedicado a varios poetas y pintores, a quienes agradece el acercamiento a su obra creadora.

“Sean poetas o pintores, todos son creadores. Sean afamados o menos conocidos, más dedicados a la creación o eventuales, a ellos les debo el que me forzaran a acercarme a sus espacios y a sus tiempos, a sus razones y a sus pasiones”, escribe Blanco en el prólogo de su nuevo libro.

Los textos van referidos a los pintores Jesús G. De la Torre, Eugenio Granell, Ginés Liébana, Marisa Cofiño, Ral Ebenhart, Resty, Baruj Salinas, Jesús Herrero, Luis Fernández, José Díaz, y a los poetas José Hierro, Joaquín Verdú, Rafael Escuredo, Joaquín Lobato, Eugenio de Nora, Encarnación Pisonero, Juan Van-Halen y Héctor Ciocchini, además de Jesus Moya, editor de poetas.

Curiosamente, el libro tiene un especial sabor de actualidad, al iniciarse con un artículo dedicado a Eugenio Granell, La última gran figura del surrealismo que murió hace pocos días en Madrid a los 88 años de edad, tras una vida tan extensa como fecunda, y autor –en definición de Blanco- de una obra abierta, comprometida y aventurada al futuro.

La obra de Granell es “un ajuste feliz de formas, colores, expresiones -... y pasiones que se mimetizan, dice Rogelio Blanco, quien conoció profundamente al gran artista del surrealismo”.

 

> > Volver a la guía de La Cepeda