El Sastre, un maqui cepedano

Aunque los maquis cepedanos no llegaron a tener una estructura de guerrilla -militar y política- merecen un reconocimiento, dice el escritor Abel Aparicio al narrar la historia del Sastre de Riofrio.

El Sastre de Riofrío con una hermana, en una imagen que publica Astorgaredacción

Astorga, 23 de marzo de 2015
Agustםn Alvarez -el Sastre- habitף por los montes de La Cepeda huyendo de la persecuciףn, y acabף marchando a Francia, donde muriף. Abel aparicio cuenta esta historia en el periףdico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y ׃rbigo, Astorgaredacciףn

Segתn el relato, Agustםn naciף en Riofrםo y se casף con ֱngela Rodrםguez. Con ella abriף en Ponferrada la Sastrerםa ֱlvarez, en la que trabajaban junto a alguno de sus seis hijos.

Conocido por sus ideas progresistas, el 18 de julio de 1936, tras el golpe de estado que pretendםa acabar con el gobierno legםtimo de la II Repתblica, decidieron huir a su pueblo natal, temiendo por su vida. “De la sastrerםa de Ponferrada no quedף nada, los falangistas se lo llevaron todo”, asegura Natalia, una de las nietas del Sastre. Una vez en Riofrםo, empezף a guardarse en casas de familiares y conocidos, pero cuando la represiףn por parte de los falangistas y de la Guardia Civil empezף a ser mבs fuerte, decidiף echarse al monte, pasando a formar parte de esos cientos de huidos o escapaos que poblaron los montes espaסoles.

Del Sastre son conocidas a dםa de hoy dos cuevas de las tres que tenםa, o mבs bien lo que queda de ellas, cuyas entradas tapaba con una mata de urz. Estas cuevas estבn situadas en el Monte La Casa, paraje entre las localidades de Riofrםo y Carrizo de la Ribera.

El Sastre, quizבs el fugitivo que mבs huella dejף en la zona, cansado ya y sin ver otra salida, decidiף emigrar a Francia. Su sobrino Francisco cuenta que Cבndido ֱlvarez, una persona sin recursos de Quintanilla del Monte, tenםa una cיdula para poder andar libremente por los pueblos para pedir. Cבndido le dio sus papeles y asם consiguiף salir de la zona, para dirigirse a Barcelona. Allם lo estaba esperando una persona que lo acompaסף hasta un pueblo del Pirineo. Una vez allם, una familia de pastores, que ayudaba a cruzar la frontera, lo acogiף como pastor y, de esta forma, aproximבndose a ella, consiguiף cruzarla y llegar hasta Toulouse, ciudad de la que ya no se moverםa hasta la fecha de su muerte, en 1974.

> > Volver a la guía de La Cepeda