Santa Teresa y La Cepeda

La Cepeda celebrará también en 2015 el Año de Santa Teresa, en el quinientos aniversario del nacimiento de la santa. Artículo sobre este tema del catedrático Germán Suarez Blanco.

El Éxtasis de Santa Teresa. Gian Lorenzo Bernini. 1647–1652.

La Cepeda, 12 de enero de 2015
Se celebra ahora el quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, una mujer vinculada por su origen y apellido a La Cepeda. La efemérides se recordará en el próximo verano en las programaciones culturales de la Asociación Cultural Rey Ordoño I, Amigos de La Cepeda.

El intelectual cepedano Germán Suárez Blanco nos introduce ya en el tema con el siguiente artículo:

SANTA TERESA Y LA CEPEDA
Por Germán Suárez Blanco

"En mi infancia cepedana, las voces piadosas no cesaban de repetir que la familia de Santa Teresa de Jesús era oriunda de nuestra tierra. Añadían un alto y antiguo linaje a su procedencia concreta: “descendientes de los señores del castillo de Quintana”.

Con motivo del quinto centenario de Teresa de Cepeda y Ahumada, muchas personas vienen sugiriendo que el grupo de los que nos ocupamos de temas culturales en la región dedique algunas líneas a indagar qué puede haber de verdad en lo anterior.

Por lo que he podido encontrar, el “alto linaje” de la familia se cifra en los muchos dineros que el abuelo de la Santa, Juan Sánchez de Toledo, de familia de judíos-conversos, había acumulado comerciando en lanas y sedas. Tantos eran esos caudales que, tras sufrir (el 22 de junio de aquel 1485) “la penitencia de un sambenitillo con sus cruces que había de llevar públicamente durante siete viernes en la procesión de los reconciliados por pecado de judaísmo”, logró ganar en Ciudad Real un pleito de hidalguía para él y sus descendientes, antes de trasladar su residencia de Toledo a Ávila en 1493.

El basar un linaje en la riqueza no significaba desdoro alguno en tiempos remotos. Recuérdese que en el poema De mio Çid el término “honrado” (ondrado) significaba en la mayoría de sus usos ‘rico, acaudalado’.

El último de sus siete hijos, Francisco Álvarez de Cepeda (no se acuerda del “Sánchez”), nacido ya en Ávila, casó con María Álvarez de Ahumada y ostentó el título de Conde de Cepeda que transmitió a su descendencia.

El origen del apellido familiar que nos ocupa está en INÉS DE CEPEDA, la esposa de Juan Sánchez y abuela de Teresa, quien, aunque toledana de nacimiento, parece ser de familia oriunda de Tordesillas, aunque Luis Miguel Tapia Díez en su obra La villa de Cepeda: (la gran desconocida), de 1995, y en Historia y raíces de la Villa de Cepeda, de 2004, sostiene que procede de la Villa de Cepeda, en Salamanca.

Otros rumores –no sé con qué fundamento- sitúan en el entorno de Cogorderos el origen de los colonos que repoblaron y dieron nombre a la Villa de Cepeda en Salamanca y son el origen del apellido Cepeda extendido por Tordesillas.

En cualquier caso, la descendencia de este matrimonio olvidó pronto el apellido del abuelo, Sánchez (tal vez por verlo contaminado de las sospechas de judaizante, cosa harto peligrosa en tiempos de la Inquisición), y adoptó el de la abuela, Cepeda, aunque el padre de Santa Teresa y segundo de los hijos de Juan Sánchez de Toledo, don Alonso Sánchez de Cepeda, firmó con ambos apellidos la carta de dote de la Santa al entrar en convento.

Convento fundado sobre la casa natal de Santa Teresa en Ávila. Guiarte.com

Interesante sería que la efeméride trajera consigo el hallazgo de algún documento que arroje luz al respecto, y yo invito a quien pueda hacerlo a que investigue en esta línea, pero lo único cierto es que la Reconquista y subsiguiente repoblación del valle del Duero primero y de la nueva Castilla después se hizo de norte a sur y no de sur a norte.

Con ello, obviamente, es mucho más probable que la Villa de Cepeda en Salamanca y los apellidos Cepeda en Tordesillas procedan de nuestra comarca de La Cepeda que no al contrario.

Cepeda = ‘lugar abundante en cepos’.

Sobre el origen del vocablo CEPEDA, aplicado a nuestra comarca, no podemos aceptar teorías que lo vinculan a Navarra o Vizcaya. No se necesita consultar documentos. Basta tener en cuenta que, hasta la segunda mitad del siglo XX en que los combustibles fósiles sustituyeron a las leñas, La Cepeda surtía a Astorga y a la Ribera del Órbigo de los cepos o tuérganos y de sus finas ramas, el brezo o urces, con que se encendían o calentaban los hogares y los hornos de panaderías y confiterías.

Téngase también en cuenta que en la descripción de la flora de la villa de Cepeda, figuran jara, tomillo, árgoma y lavanda entre las plantas de pequeño porte, pero para nada aparecen los brezos o urces y menos sus cepos, con lo que la motivación autóctona del nombre Cepeda debe ser descartada en este caso y habrá de considerarse importada de otros lugares."

Germán Suárez Blanco

> > Volver a la guía de La Cepeda