Recuperando sabor románico

En un tiempo relativamente breve, La Cepeda recuperará en parte su sabor románico, al reinstalar una copia de la estatua románica de San Benito, ante la iglesia de Villamejil, el templo en el que estuvo durante unos ocho siglos.

Fotos con el proceso de trabajo para la realización del San Benito. Fotos Guiarte.com Copyright

Villamejil (León) 20 de mayo de 2013
El Palacio Episcopal de Astorga conserva en su amplia colección de obras de arte una estatua de San Benito, procedente de la iglesia de Villamejil, estatua románica que incluso se ha mostrado fuera de la región, pues fue una de las obras destacadas del catálogo de una gran exposición titulada “Astures: pueblos y culturas en la frontera del Imperio Romano”, que se presentó en Asturias en 1995.

Se trata de un trabajo, en madera policromada, de excelente factura, de unos 95 centímetros de altura, y del periodo del Románico avanzado.

La Asociación Rey Ordoño I, Amigos de La Cepeda, con el apoyo del constructor Manuel Ángel García y la colaboración de la Junta Vecinal y la parroquia de Villamejil, ha coordinado la tarea de realizar una copia en piedra de tal obra, para su ubicación ante la iglesia del lugar.

Una vez tomada una serie exhaustiva de medidas e imágenes de la obra, merced a la autorización del Museo de los Caminos de Astorga, se encargó la tarea de realización de una copia de idéntico tamaño a una experimentada tallista de Pontevedra, María del Carmen Grandal, que ha realizado trabajos que actualmente están distribuidos por diversos puntos de España e incluso de fuera del País, entre ellos Caracas(Venezuela) y Rumanía, obras estas últimas encargadas respectivamente por las diputaciones de Orense y Pontevedra.

María del Carmen Grandal ha trabajado tanto en la realización de cruceros, reproducción de esculturas y monumentos, como restauración de obras del patrimonio, y en la enseñanza sobre el trabajo de la piedra. Ha participado en numerosas exposiciones tanto individuales como colectivas.

En la imagen se puede observar cómo va evolucionando la obra, desde las plantilla iniciales, a la elección del bloque de piedra, y las primeras fases de eliminación de piedra sobrante, antes de entrar en la labor de definición de los detalles de la figura.

La imagen de San Benito irá colocada sobre una columna, a unos 2,5 metros de altura, al lado del pórtico del templo local.

> > Volver a la guía de La Cepeda