Oscuras maniobras en el Ayuntamiento de Villagatón

Según denuncias publicadas en la prensa provincial, el alcalde de Villagatón está obstaculizando inversiones en el municipio por valor de 1200 millones de pesetas, porque tiene intereses económicos en una empresa rival que quiere hacer un proyecto si


Villagatón, 15 de junio de 2001

Según denuncias publicadas en la prensa provincial, el alcalde de Villagatón está obstaculizando inversiones en el municipio por valor de 1200 millones de pesetas, porque tiene intereses económicos en una empresa rival que quiere hacer un proyecto similar.

Estas graves acusaciones fueron rubricadas en una rueda de prensa de la UPL celebrada en Ponferrada.

En Diario de León se dice que el Alcalde de Villagatón, Benjamín Geijo, (PSOE) está obstaculizando deliberadamente la autorización del área de servicio en la que participa CEPSA, en el entorno de la Autopista 6, y que daría empleo a varias decenas de personas, porque tiene intereses en una firma rival.

Joaquín Otero, secretario general de UPL, informó que el alcalde es socio de Mundimotor S.A. El alcalde tiene 75 acciones por valor de 12,4 millones de pesetas, recibidas como pago por venta de terrenos para proyectar otra área de servicio.

Las denuncias indican que el ayuntamiento de Villagatón tardó mas de un año en conceder la licencia a Zona de Servicios -empresa encabezada por el empresario berciano Luis González Martínez. Esta empresa se creó en 1988.

Dos años más tarde se creó la empresa en la que participa el alcalde de Villagatón, que estaría interesado en retrasar todos los tramites y oponerse al proyecto(retrasos en aprobaciones, denuncias medioambientales…) para beneficiar a su empresa, en la que están los empresarios mineros Víctor Alonso, Luis Manuel Fernández Rayo, una hermana del senador del PP Alfredo Prada y Miguel Pérez Villar, exdirigente del PP vinculado a la Junta y condenado por prevaricación en el reparto de ayudas a la minería.

Las denuncias son de tal entidad que tanto en el Ayuntamiento de Villagatón como en el propio Partido Socialista debería examinarse con ética el caso, para defender la inocencia del alcalde, si todo esto fuera incierto, o para acabar clarificando responsabilidades y -si las hubiera- separar de cargos públicos y de partido a quien protagonice un triste papel, negativo para su propia tierra.

 

> > Volver a la guía de La Cepeda