Nuevo libro de Ricardo Magaz

Ricardo Magaz presentó en el Club de Prensa del Diario de León su Ora la espada, ora la pluma, un compendio de ensayos y artículos de opinión. Se trata de trabajos hechos entre 1995 y 2005. Emilio Gancedo publicó esta reseña en Diario de León:

El criminólogo cepedano y versátil escritor Ricardo Magaz presentó ayer en el Club de Prensa del Diario de León su Ora la espada, ora la pluma, un compendio de ensayos, columnas de opinión, semblanzas, relatos y crónicas escritos entre 1995 y 2005 y que ha sido publicado por la editorial astorgana Lobo Sapiens.

El autor estuvo presentado, además de por el coordinador del Club de Prensa, Ramón Prieto Valdés, por el profesor de Literatura y alcalde de Astorga Juan José Alonso Perandones.

Además de cuestiones tales como la criminología, los temas sociales o culturales, y los relatos luctuosos, Ricardo Magaz se acerca con placer y rigor en este libro a los asuntos del Viejo Reino, hablando de temas tan destacados para el público leonés como la «diáspora» cisastur en la capital de España, una comunidad de más de 52.000 habitantes que mantiene sus propias características, ilusiones y sueños, o la lucha por el reconocimiento de la regionalidad y la identidad leonesas, un tema que apuntó varias veces a lo largo de su disertación, un acto al que acudió muy numerosos público, siendo especialmente destacable la nutrida representación procedente de Astorga y Cepeda.

Magaz, que desde la óptica del criminólogo opina que «nada bueno se puede esperar del ser humano, lo demás es ganancia para la especie», ha llamado en numerosas ocasiones a luchar «contra el guión» de la comunidad a veces nombrada como Castilla-León, «que niega nuestra identidad» y a defender el hecho diferencial de la región leonesa, su personalidad histórica, su identidad y la peculiaridad de sus comarcas. Además de las cuestiones leonesas y la descripción de la actualidad teñida de humanismo y complicidad, Magaz es gran amigo de acercarse a la fauna urbana y a los personajes más entrañables de ésta.

 

> > Volver a la guía de La Cepeda