Nuevo libro de la Asociación Rey Ordoño: La Vía de la Plata

Acaba de salir a la luz “La Guía de la Vía de la Plata. Pueblo a pueblo”, que fue presentada en en la Feria del Libro de León. Se trata de un bello libro escrito por Tomás Álvarez, editado por “Lobo Sapiens” y promovido por la Asociación cultural Rey
Sale “La Guía de la Vía de la Plata. Pueblo a Pueblo”

Por Artemio Artigas

Acaba de salir a la luz “La Guía de la Vía de la Plata. Pueblo a pueblo”, que fue presentada en los inicios de esta Navidad en la Feria del Libro de León. Se trata de un bello libro escrito por Tomás Álvarez y editado por “Lobo Sapiens”.

Este es un proyecto impulsado tambien por la asociación Cepedana Rey Ordoño I, que tiene una activa labor de divulgación. Hace ahora un año sacaba a la luz el de "La Cocina campesina Leonesa".

el Alcalde de Astorga, Juan José Alonso Perandones; el director de Lobo Sapiens, Jose Antonio Martínez Reñones, el novelista Ricardo Magaz y el autor del libro, Tomás Alvarez, se encargaron de presentar la obra en León.

La Guía se inicia en Mérida y termina en Astorga, dedicando una atención a cada uno de los pueblos por donde pasa, y documentando el recorrido con una selección de bellas fotografías, en las que se pone de manifiesto la riqueza artística del territorio, tanto en la arquitectura culta como popular; así como la hermosa variedad paisajística que presenta a lo largo del recorrido.

Se trata de un recorrido pormenorizado y bien documentado que, paso a paso, cuenta al lector no sólo las peripecias históricas de los lugares hilados por esta ruta, sino también los pequeños pero importantes placeres de sus pueblos; gastronomía, patrimonio artístico, arquitectura rural o valores naturales.

Según Tomás Álvarez, la obra se generó gracias a su interés y curiosidad por esta zona de la Península, visitada por él y de continuo desde hace más de dos años. Desde Mérida a Astorga, paisaje y paisanaje forman un conjunto “muy desconocido -comenta- y de gran riqueza cultural”. En concreto, Extremadura llama especialmente la atención por su entorno natural “especialmente bello”, pero esta hermosura tiene continuidad en paisajes como los den entorno de Béjar o los corredores fluviales de Zamora o León.

Esta obra entronca, según Álvarez, con otros trabajos como el que está haciendo la Asociación Cultural rey Ordoño I, promotora inicial de la guía, y que se orienta a la promoción y revalorización de las zonas agrarias hoy castigadas por el olvido institucional y la pérdida de capital humano. La introducción a la obra dice así:

Introducción:

La Vía de la Plata nos conduce por un territorio lleno de belleza y de interés artístico e histórico, en la franja occidental de España; por unos pueblos llenos de gente sencilla y amable, cargados de arte y marginados por el desarrollo.

Esta Vía es clave en la historia de la Península Ibérica. Por ella fluyó la cultura y la economía desde hace 2000 años. Mientras mantuvo el vigor, las tierras del occidente de España estuvieron fuertes; a medida que se abandonó –en beneficio de una estructura de comunicación radial- creció la decadencia.

En este libro seguiremos la senda histórica, la que marcaron los romanos para unir las ciudades de Mérida (Emerita Augusta) y Astorga(Asturica Augusta), claves en la vida de la Hispania Romana, itinerario que ha sido estudiado y conocido por numerosos investigadores.

El libro tiene formato de guía para darle una mayor utilidad, aunque ello no es óbice para que en determinados momentos, me haya permitido dejar caer unas gotas de poesía ante algún paisaje o monumento que despertó en mí una mayor emoción. En todo caso, nunca hay fraude en el texto.

Hace años, recorrí buena parte del Camino de Santiago en bici, y lo hice con un par de guías en la mochila. Las de mayor venta en el mercado. Pronto descubrí que sus autores no habían recorrido el camino, pues llegaban a recomendar la visita a iglesias que hacía una década que habían caído.

Para escribir esta guía he recorrido todos –todos- los pueblos citados, porque me horroriza recomendar a nadie algo que yo no haya visto.

Por ello también ajusto el itinerario de la guía a la verdad histórica, no a la que quieren “vender” ciertos intereses económicos, que propugnan un itinerario moderno, desprovisto de rigor histórico. Quienes hemos nacido en las proximidades de esta ruta tenemos una gran sensibilidad por la verdad histórica, porque la verdad está escrita en la tierra.

Nacido en el extremo norte de la ruta, desde pequeño vi cómo en castros y despoblados, los campesinos que trazan surcos para sacar fruto de la vieja tierra se encuentran con tégulas y fragmentos cerámicos de terra sigillata; en los montes, entre pinos y robledales, aún detectan canales y embalses de las explotaciones mineras romanas, y algunos caminos agrarios son las prolongaciones de las vías que confluían en Asturica Augusta, prolongaciones de la Vía de la Plata.

la continuación de la Vía de la Plata hacia el norte, hacia Flavionavia(entorno de Avilés) pasaba por campos de la comarca de La Cepeda, campos por lo que conduje el ganado y el arado en días ya lejanos.

La divulgación de la Vía de la Plata significa para unos, los viajeros, el descubrimiento de nuevos atractivos, en tanto que para otros, los habitantes del territorio, equivale a una mejora de expectativas de futuro.

Reivindicar la historia, el valor y la belleza del territorio ha de servir para revitalizar unos lugares hasta ahora casi olvidados, que encuentran escaso eco en grandes despachos de poder. Fomentar el trasiego del turismo por la Vía servirá para el desarrollo y recuperación cultural de los pueblos y comarcas de la franja occidental de España, injustamente tratados por la historia en los últimos siglos.

La economía actual, globalizada, ha quitado rentabilidad a los cultivos, ha desertizado el interior y no ha aportado nuevas iniciativas de desarrollo. Mientras declinan unas actividades económicas resurgen otras. Una de ellas –de creciente vigor internacional- se vincula directamente al mundo del ocio. Cada vez hay más gente que busca nuevos territorios para el ocio, la gastronomía y la cultura. Y -¡oh casualidad!- esta tierra del occidente español tiene una magnífica gastronomía, tiene historia, belleza y está cargada de arte. La Vía de la Plata es un magnífico itinerario para descubrirlo.

El autor

Tomás Álvarez es periodista y actualmente ocupa la dirección de reportajes de la Agencia EFE, medio en el que ha ocupado diversos opuestos, entre ellos delegado en Valencia y Andalucía y director en Argentina.

También ha sido directivo del diario Mediterráneo, en la Radiotelevisión Valenciana, director general de Medios de la Generalitat valenciana y responsable de Comunicación del Ministerio de Administraciones Públicas.

Es además autor de diversos libros, entre ellos Vendedores de Imagen, editorial Paidós, y El camino de Santiago para Paganos y escépticos, de Editorial Endymion. Colabora en distintos medios de España y América. En el ámbito de viajes colabora también en el suplemento El Viajero, de El País.

 

> > Volver a la guía de La Cepeda