Nuevo libro de escritor cepedano

Omar Alvarado, escritor vinculado a Quintana del Castillo, ha presentado su obra El rumor del Letargo en un acto celebrado en la Casa de León en Madrid. Le acompañaron en la presentación Rogelio Blanco y Ricardo Magaz.
Rogelio Blanco, filósofo y antropólogo cepedano, y Ricardo Magaz, novelista y también de esta misma comarca, presentaron el 20 de octubre de 2000 en la Casa de León en Madrid la novela El rumor del letargo, de Omar Alvarado.

Omar Alvarado nació en 1959, en Riaño. Su padre era de esta población y su madre de Quintana del Castillo. Ahora, tras la realización de la presa que inundó el antiguo pueblo de la montaña leonesa, reside habitualmente en Quintana.

El autor habla de Resejo, una supuesta villa enclavada en la montaña, donde se desarrolla la novela que edita Endymion. A través de esta narración, el autor pretende alargar la vida de Resejo(en realidad Riaño), lugar que va a desaparecer bajo el embalse. Es un intento de atrapar el tiempo, elaborando una autobiografía individual y social en la que se barrunta la muerte y el olvido.

Anselmo, el protagonista, es un yo-colectivo, tan epónimo como Resejo, que alza la voz de un compromiso, el necesario que impida el fenecer de tanta memoria.

La obra es una novela de compromiso social, escrita por alguien implicado en una destrucción y que recurre a la narrativa para dar cauce al desasosiego que le produjo la lucha.

En la presentación, Ricardo Magaz hizo referencia especial a la fértil generación de escritores vinculados a la comarca cepedana.

Rogelio Blanco, puso de manifiesto cierta especificidad que se encuentra en la reciente literatura de autores leoneses, y recordó en concreto la obra Tierra de promisión, de Severino Fernández Nicolás, en la que se halla una temática similar a la de Omar Alvarado.

Debate sobre una obra de Rogelio Blanco

Precisamente, la semana anterior, en la Casa de León, se había celebrado también un acto en torno a la obra de Rogelio Blanco La ilustración Española.

En el acto aludido intervino Carmen Labrador, Catedrática de la Complutense, especialista en Historia de la Educación, que destacó la profundidad del análisis de Rogelio Blanco, tanto por su amplitud de visión como por su enfoque innovador y lleno de frescura.

El escritor leonés Juan Ignacio Ferreras también destacó la obra, aunque matizó sus dudas de que realmente se pueda hablar de una Ilustración Española con identidad propia.  

> > Volver a la guía de La Cepeda