EXPOSICIÓN SOBRE MARÍA ZAMBRANO

En el Círculo de Bellas Artes de Madrid se ha abierto una exposición sobre María Zambrano, una importante muestra de la que es comisario Rogelio Blanco, antropólogo y filósofo nacido en la población cepedana de Morriondo.
EXPOSICION SOBRE LA PENSADORA ESPAÑOLA MAS IMPORTANTE DEL S.XX

Madrid, 11 abr (EFE).- María Zambrano fue la personalidad filosófica española más importante del siglo XX, manifestó hoy Juan Fernando Ortega, Director de la Fundación que lleva su nombre, en la presentación de la muestra "Tragedia, historia y libertad", que podrá verse en el Círculo de Bellas Artes hasta el día 30.

La muestra ha estado organizada por Rogelio Blanco(Morriondo, León, 1953), antropólogo y filósofo, autor de diversos libros y uno de los máximos especialistas y conocedores de esta filósofa.

En la muestra, organizada entre otras instituciones por la Diputación de Málaga, el Centro Andaluz de las Letras y el Ayuntamiento de Vélez-Málaga y el Instituto Cervantes, figuran algunos de sus objetos personales como su máquina de escribir.

Figuran asimismo muchas cartas, algunas de ellas inéditas, de Unamuno, Machado, Octavio Paz o Camus, cien fotografías, vídeos, las primeras ediciones de sus obras, ejemplares de sus traducciones, así como muchos cuadros que le regalaron sus amigos, en este caso Miró, Tapies, Salinas, Canogar, Ramón Gaya, Soriano o Guinovart.

Tras su estancia en Madrid, la muestra recorrerá diversos países iberoamericanos como Chile o México, donde será el centro de la Feria del Libro, dedicada este año a España, para venir después a ciudades europeas como Roma, en las que se celebrará un congreso, y terminar en varias ciudades españolas.

Nacida en 1904, discípula de Ortega y compañera de estudios de Xavier Zubiri, Rosa Chacel y García-Morente, Zambrano era profesora de la Universidad Complutense cuando se vio forzada a tomar el camino del exilio junto con su gran amigo Antonio Machado. Tras vivir en varios países como México, Cuba, Francia, Italia y Suiza, María Zambrano volvió en 1984 a España, donde recibió los premios Príncipe de Asturias y Cervantes.

Rogelio Blanco, coautor de la biografía de la filósofa publicada por Ediciones Clásicas y comisario de la muestra, explicó que "todavía se encuentran escritos de María Zambrano" por su carácter poco organizado para su trabajo y por su forzado exilio a través de varios países.

"Su pensamiento es genuinamente español porque no renuncia a nuestra tradición en aspectos como la vinculación de filosofía y la literatura, el pensamiento judeoislámico, la mística o el desarrollo del pensamiento moderno desde una perspectiva impresionante", precisó.

Blanco explicó que sus obras completas serán editadas "cuando exista un poco de reposo, porque es necesario dejarlas madurar y porque además continúan apareciendo obras inéditas, aunque lo más importante está todo publicado y únicamente queda por editar gran parte de su abundante correspondencia, "Algunos lugares de la poesía" y su obra sobre Nietzche".

Juan Fernando Ortega, director de la Fundación María Zambrano, comentó que la pensadora malagueña era "una mujer muy de izquierdas, pero profundamente religiosa, lo que hizo que fuera condenada a muerte por los dos bandos de la guerra civil ya que su comportamiento no encajaba en ninguno de los dos".

Afirmó que, mientras Ortega y Gasset "se queda en los arrabales del país prometido", el pensamiento de su alumna María Zambrano significa "el comienzo de la forma de pensar del nuevo siglo" y que, por esa razón, su obra "cuenta con gran aceptación por parte de la gente joven".

La filosofía moderna, agregó, había abusado de la razón discursiva, pero había dejado de lado la razón intuitiva, una zona que se encontraba desde Descartes en la penumbra y que precisamente por esa razón preocupó a Zambrano y le hizo preguntarse por los claroscuros y por la necesidad de descubrir la "razón poética" y la auténtica personalidad del hombre.

Zambrano atravesó una etapa en la que vivió "prácticamente en la miseria", precisó Juan Fernando Ortega, y fue entonces cuando se creó una Fundación con su nombre para ayudarla económicamente hasta que llegaron los premios como el Cervantes o el Príncipe de Asturias.

Gracias a esas ayudas, señaló Juan Fernando Ortega, María Zambrano pudo seguir escribiendo varias de sus obras, entre ellas "Los sueños y el tiempo".

Entre sus libros más importantes figuran también "El hombre y lo divino", "Claros del bosque", "Persona y democracia", "Delirio y destino", "La España de Galdós", "Los intelectuales en el drama de España", donde plantea que el intelectual no tiene compromiso como intelectual sino como persona y "Filosofía y poesía".EFE. LL/rs

 

> > Volver a la guía de La Cepeda