L´ACARRETU

Germán Suarez, cepedano afincado en Asturias, envía un interesante relato corto, con protagonistas que hablan, en bable y castellano, sobre las habituales tareas mancomunadas que veían aún los niños cepedanos de los años cincuenta.
Por Germבn Suבrez

Quizב no sean muchos los cepedanos de hoy que entiendan bien este diבlogo. No obstante creo conveniente transcribir en esta mezcla de bable y castellano la descripciףn de aquellas faenas mancomunadas que veםamos con asombro los niסos de los aסos cincuenta.

Abuelito, antes, cuando no habםa palas mecבnicas ni tractores, ¿cףmo se arreglaban para traer toda la piedra que necesitaban para hacer estas paredes tan gordas de las casas?

-Si d´alguno del pueblo querםa facיse una casa, llamaba a to lus amigus o lus vecinus cun lus que nu´staba-squinבu* pa que y´ayudaran a trayer la piedra del Tesu.

Pues papב dice que tambiיn la traםan de Entrepeסas.

-Yםa que´nque tamiיn trayםan piedras pizarra d´En trepeסas y de la Presa... y d´outrus llaus cumu la Valleya´l Corral o Pradicu Seco, esas piedras yeran pa llabralas... pa facer lus esconces de la puerta o las esquinas meyores de la casa.

L´outra piedra, la del Tesu, yםa una piedra ralen ga, muy dura, que nu se deja trabayar. Peru l´outra piedra, si yםa de la Presa o de la Valleya´l Corral hay pouca, que la gastan toda pa facer las pilas pa lus gochus, y si yםa d´Entrepeסas, yםa una piedra mala.

Pues papב dice que en Entrepeסas sacaban la piedra con dinamita, que tenםan que traerla escondida desde las minas. No serםa tan mala.

-Yera qu´esa sirve bien pa facer los refaldos* pa´mbajo´l teyבu, peru las piedras gordas בbrense y nu valen bien pa la parי la casa.

¿Y quי era lo que contabas del acarreto?

-Pus esu, que diban to lus carrus pul Tesu pa´rriba. Anantias el que facםa la casa ya tenםa buscadas las meyores piedras: las esquinas, lus esconces, las pasantes. Dםbalos axuntando mangבus n´una corza* qu´arras traban las vacas y ponםalos n´un llugar buenu pa mete´el carru.

Ah! Y nu se t´olvide que pa cargar n´el carru las piedras esas tan grandes, muchas veces tenםan qu´arregalalu* pa ichala p´arriba. Que si no nu podםan con´ellas ni´ntre cuatru hombres.

¿Tan grandes eran las piedras?

-Sם ome sם, acuיrdome you bien, que pa l´acarretu´l tiu Senיn, pa la obra nueva donde tenםa las vacas, tuvinun qu´arregalar lu menos cinco carrus p´outras tantas piedras grandes. Lu malu fuy cunado quisinun ponelas pa la parי, que naide pudo con ellas pa subilas y tuvinon que romper con la maza dalgunas.

-Para, para, que la mבs grandona de toas, diz que la dejonun pal llar* de la cocina curar*. Y tuvinon que dejala ya puesta donde diba a dir, purque cuandu la casa´stב fecha ya naide es quien a meter una piedra asם de grande pur la puerta.

-Esu tamiיn ye verdב, que las piedras del llar yeran tan grandes que casi nu podםa cun ellas una pareja vacas.

-¿Cobraban mucho los otros vecinos por ir al Teso para el acarreto?

-No´me no. Pagבbanyes con una cena´l mesmu dםa l´acarretu... y cun diyes tamiיn a l´acarrretu d´ellus si diban a facer casa.

-Pero... esa cena serםa mejor que la de los demבs dםas.

-Sם ome sם. Esi dםa cumםase hasta fartar de to lu que habםa: Ponםase una sopa y unos garbanzos con g�eso´l jamףn, chorizo, pata, ureya... Dimpuיs venia´l borrego, purque to´l mundo, on los mבs probes, mataba un borrego pa l´acarretu. Comםase guisבu, con to la grasa. ¡Y gustבbanos de verdב! Si hoy vus punieran un guisבu con tanto sebo nu y-ichבbades el diente, no.

Tamiיn facםan un mazapבn* y bollos. Y, si l´ama yera´lgu amaסosa, on facםa un brazu gitanu. Y de beber, ponםan to´l vino que querםan, y luego cafי y coסב, ademבs de l´aguardiente y anםs pa las muyeres, que dalgunas tamiיn bebםan delante la gente. Las mבs las muyeres sףlu bebםan a´scondidas.



 

> > Volver a la guía de La Cepeda