El desastre de la presa de Villagatón

Diario de león informa de las críticas cepedanas que acusan a la Junta de castilla y León de incumplir su compromiso respecto a la gestión del embalse de Villagatón.
Un artículo de la corresponsal Maite Almaza informa que los alcaldes socialistas de Quintana del Castillo, Emilio Francisco Cabeza, y Magaz de Cepeda, José Ángel García; el presidente de la mancomunidad de La Cepeda, Carlos Cabezas; el diputado provincial del partido, Joaquín Llamas; la procuradora Victorina Alonso y el portavoz socialista en el municipio de San Justo de la Vega, José Luis Perandones, acusaron ayer a la Junta de Castilla y León de «incumplir su compromiso» respecto a la gestión del embalse de Villagatón. Los socialistas, que reclamaron la urgente puesta en servicio de la presa, indicaron que «el agua sale de forma permanente, impidiendo el embalsamiento para el verano y los dos riegos con los que los agricultores contaban para regar mil hectáreas más de maíz que el año pasado», precisó Alonso.

La procuradora apuntó que «en septiembre del 2006 las Cortes de Castilla y León aprobaron por unanimidad una iniciativa socialista que pedía que la Junta asumiera la explotación de los pantanos de Valtabuyo y Villagatón. Tras ocho meses, ésta última presa sigue sin adecuación, sin mantenimiento, sin un plan de seguridad y sin embalsar agua», indicó Alonso.

Además, la parlamentaria autonómica señaló que el PSOE había tenido hace poco conocimiento de que «el 16 de febrero del 2007 el Sindicato Central del Embalse de Villameca propuso asumir la gestión del pantano y encargar a una persona la toma de datos y las inspecciones periódicas». Alonso matizó que «la gestión del embalse corresponde en la actualidad a cuatro comunidades de regantes, pero la tutela es de la Junta».

La Administración autonómica «debería haber aceptado, y debería estar embalsándose el agua», consideró Alonso, que añadió que «esta obra, que costó mil doscientos millones de las antiguas pesetas y está terminada hace casi diez años, está desaprovechada para el riego de dos vegas, las del Tuerto y La Cepeda», al tiempo que apuntó que «los ríos, sobre todo el Porcos, están sin caudal, y los agricultores de La Cepeda se han tenido que ir a Cataluña, el País Vasco, o Madrid».

La procuradora precisó: «Es inconcebible que no se cumpla con el mandato de las Cortes de regular el pantano». Preguntados sobre cuál fue la respuesta de la Junta ante la propuesta del sindicato, Alonso respondió que «dijeron que era buena opción y se pondrían en funcionamiento, pero la realidad es otra». Los socialistas indicaron que los agricultores de la zona «sustituyeron este año mil hectáreas de cereal por maíz, cuyo cuidado requiere más agua, ante las expectativas de poder regar».

Alonso estimó que «la historia de este pantano es la del fracaso de las políticas agrarias del PP», y criticó «el despilfarro, mala gestión y abandono del medio rural» que, a su juicio, ha mostrado la Junta con este proyecto. Joaquín Llamas indicó que «los compromisos han quedado ahí, es la Administración autonómica la que los está incumpliendo, cuando la puesta en servicio de este embalse es un clamor popular en toda La Cepeda».

> > Volver a la guía de La Cepeda