De Benavente a Astorga

Entre Benavente y Astorga hay varios puntos de interés: Alija del Infantado, Quintana del Marco, La Bañeza, etc. El trayecto deja el aire centenal para acercarse a los fértiles corredores fluviales que descienden desde la Cordillera Cantábrica y los

De Benavente, la Vía de la plata continúa hacia el norte, por la carretera que conduce a Manganeses de la Polvorosa.

Pasado el kilómetro seis se abandonará ésta, tomando el camino de la derecha, que va a Villabrázaro.

En el medio del trayecto se alza, a la izquierda, el Peñón. Se trata de un viejo castro que domina el valle del "rbigo

*

Más adelante se cruza el caudaloso río "rbigo por el histórico puente de La Vizana.

Alija del Infantado es tierra de historia, como lo denotaban sendos capiteles corintios, que tenía la antigua casa rectoral, cerca de la plaza del castillo, de época romana. Queda alguna valiosa arquitectura popular y un castillo de los siglos XIII y XV.

Más adelante está Quintana del Marco, un importante enclave romano. Un kilómetro al norte del pueblo, en el pago de las Villas, se descubrieron en 1899 las ruinas de una magnífica villa, con excelentes mosaicos, bustos de mármol y otros elementos, material que en parte se halla en el Museo Arqueológico Nacional y en el de León. Conserva un castillo medieval, coronado por garitas y nidos de cigíeña.

El bello castillo de Alija, en restauración, quedaba a la orilla de la Vía. Copyright foto guierte

Pasado Quintana se halla el núcleo de Villanueva de Jamuz, en la confluencia de los ríos Jamuz y "rbigo. El castillo de Villanueva, sede del mayorazgo de Suero de Quiñones, fue erigido hacia fines del siglo. Más adelante se pasa por San Martín de Torres, donde la ruta romana vuelve a coincidir con la Nacional VI.

En San Martín estaba la romana urbe de Bedunia. En la zona se han recogido restos romanos y prerromanos, se ha hallado vestigios de un acueductos y diversas cimentaciones.

La Bañeza, ahora pujante villa, sólo en el siglo XVI empezó a tener cierta importancia. De 1532 es el inicio de la iglesia de Santa María, con planta de cruz latina y tres naves, aunque el proyecto inicial sufrió numerosas modificaciones en siglos posteriores.

La airosa torre, empezada en el XVII, aún está inacabada. En el interior se halla un excelente retablo barroco y una Piedad, de Gregorio Hernandez, la mejor joya artística de la localidad.

Nada más pasar La Bañeza se halla Palacios de la Valduerna. Fue una notable villa hasta los siglos XVI, luego decayó ante la pujanza de La Bañeza. El excelente castillo, con torreón de planta elíptica, está bastante destruido.

Luego siguen pueblos de escasos vestigios artísticos e históricos: Toral de Fondo, Toralino de la Vega, Riego y Celada, antes de llegar al destino: Astorga.

Siguiente: Astorga
Anterior: Benavente

> > Volver a la guía de Via de la Plata