Kujataa, Patrimonio Mundial

La UNESCO incluyó este año en el listado de Patrimonio Mundial, un espacio de Groenlandia en el que se detectan los primeros asentamientos medievales europeos fuera del continente.

Mapa de los lugares Patrimonio Mundial Kujataa en Groenlandia/UNESCO

Claudio Path. Guiarte.com. París, 04/12/2017

Se trata del sitio “Kujataa, Groenlandia: agricultura nórdica e inuit al borde de la capa de hielo”. Es este un territorio en el sur de la isla, un accidentado paisaje costero en el que se integran cinco lugares en los que existen yacimientos arqueológicos y espacios de cultivos y ganaderías:

(1) Qassiarsuk
(2) Igaliku
(3) Sissarluttoq
(4) Tasikuluulik
(5) Qaqortukulooq (Hvalsey)

Señala la UNESCO que Kujataa encierra testimonios de las historias culturales paleo-esquimales –de los pueblos cazadores-recolectores llegados de Islandia a partir del siglo X–, y de las migraciones de granjeros nórdicos, de cazadores inuit y de las comunidades inuit que se desarrollaron a partir de finales del siglo XVIII.

A pesar de las diferencias culturales entre los nórdicos europeos y los inuit, las condiciones ambientales específicas del lugar crearon un paisaje cultural basado en la agricultura, el pastoreo y la caza de mamíferos marinos.

Este paisaje es testimonio de la primera introducción de la agricultura en el Ártico y la primera instalación de un asentamiento nórdico europeo fuera de Europa.

Groenlandia es la segunda isla mayor del mundo, tras Australia. Sin embargo, su población siempre ha sido escasa, actualmente unas 60.000 personas. Los europeos llegaron al sur de esta isla en el siglo X, pero mucho antes ya había sido habitada por otros pueblos árticos.

Ruinas de Igaliku, donde se hallaba el obispado medieval de Groenlandia © Greenland National Museum & Archives/ Georg Nyegaard/UNESCO

Los noruegos se expandieron en el siglo X por Islandia y alcanzaron Groenlandia. Según las tradiciones nórdicas, la ocupación de los nórdicos en sur de la isla sería debida a la iniciativa de Erik el Rojo, que en el 985, llegaría con varias naves desde Islandia. Esta fecha ha sido confirmada aproximadamente en los restos arqueológicos hallados en Qassiarsuk (Punto 1 del mapa).

Aparte del asentamiento del sur, el entorno donde está el actual sitio de la UNESCO, Los noruegos ocuparon otra zona más al norte, en la costa occidental de la Isla.

La llegada de los europeos ocurrió en un periodo climatológico relativamente cálido y la zona llegó a tener cierta actividad comercial y hasta obispado, cuya sede estaba en Igaliku (Punto 2 en el mapa)… pero declinó y se despobló en el final de la Edad Media, tal vez por circunstancias varias, como la climatología, la Peste Negra y las dificultades de aprovisionamiento (En la isla no había madera ni hierro).

Yacimiento arqueológico de la época vikinga, con la iglesia de Hvalsey, aún en pie. © Fornleifastofnun Íslands/ Garðar Guðmunds-son/UNESCO

Los testimonios escritos últimos que se poseen son de 1408, una boda en la iglesia de Hvalsey, edificación que aún se mantiene ruinosa, pero en pie. Aún un siglo más tarde hubo expediciones europeas en busca de los las colonias vikingas… pero no se halló ninguna.

La propiedad nominada como Patrimonio Mundial se compone de cinco partes que integran el núcleo demográfico y administrativo de las dos culturas agrícolas, la escandinava de finales del siglo X a mediados del siglo XV y una inuit de la década de 1780 hasta la actualidad. Aunque estas dos culturas son distintas, ambas se basan en una combinación de cría de animales y caza de mamíferos marinos.

Según la UNESCO, este paisaje de pastizales, campos, ruinas y edificios modernos es un ejemplo sobresaliente de asentamiento humano y uso de la tierra en el Ártico, donde las tradiciones agrícolas se han desarrollado en un ambiente desafiante.

Caballos de una granja de Kujataa, en Groenlandia, cerca de los icebergs. © Konrad Smiarowski/UNESCO

Situado entre el gélido desierto de la capa de hielo de Groenlandia y la fría costa exterior del mar de Labrador, Kujataa es un oasis con un clima relativamente templado. Allí la vida se basa en una combinación de cría de animales y la explotación de las aguas marinas. Este paisaje, donde se cultivan campos y aprovechan pastos, contrasta con los yermos estériles del Ártico; un paisaje extremadamente marginal para la agricultura, frágil por las propias condiciones ambientales.

> > Volver a la guía de Noticias