El tesoro de Courtauld

La National Gallery presenta hasta el 20 de enero de 2019 una magnífica exposición para acercarse al Impresionismo, especialmente a los artistas franceses: “Los Impresionistas de Courtauld: de Manet a Cézanne”
Pierre-Auguste Renoir. El Palco, 1874. © The Samuel Courtauld Trust, The Courtauld Gallery, London

Guiarte.com. Londres, 20 de septiembre de 2019

En la muestra se reúnen extraordinarias obras maestras de la Galería Courtauld, incluidas famosas pinturas de Cézanne, Toulouse-Lautrec, Renoir, Manet y Seurat, junto con una selección de pinturas impresionistas y posimpresionistas de las colecciones de la National Gallery.

La exposición es fruto de una colaboración entre la National Gallery y la Galería Courtauld y reúne más de cuarenta trabajos, el núcleo de los cuales es un préstamo de 26 obras maestras de la Galería Courtauld, que se cierra temporalmente ahora por un importante proyecto de transformación.

Samuel Courtauld (1876 - 1947) fue in industrial inglés, del sector textil, conocido especialmente por su vocación coleccionista y por haber sido fundador del Courtauld Institute of Art. Inició su compra en los años veinte del siglo pasado, centrando su interés en el impresionismo francés, y reuniendo en apenas una década extraordinarias obras de autores como Manet, Cezanne o Renoir.

Edouard Manet. Un bar en Folies-Bergère, 1882. © The Samuel Courtauld Trust, The Courtauld Gallery, London

Con todo ello, y con pinturas de la propia colección de la National, adquiridas con la colaboración del propio filántropo se presenta una serie de obras que van de la década de 1860 al tránsito del XX, en una exposición, organizada cronológicamente en 12 secciones, cada una dedicada a un artista distinto, que incluye trabajos de los artistas citados ya, así como de otros como Daumier, Seurat, Bonnard y Van Gogh

Entre lo más destacado de la colección privada de Courtauld, ahora en la Galería Courtauld, se incluyen El palco (1874) de Renoir, jugadores de Cartas (1892-6) y Lago de Annecy (1896) de Cézanne, Jane Avril en el Moulin Rouge (1892) de Toulouse-Lautrec, Un bar en Folies-Bergère (1882) de Manet y Mujer joven maquillándose (1888-90) de Seurat.

Entre las obras de la National Gallery aparecen Campo de trigo con cipreses (1889, de Van Gogh, Un baño en Asnieres 1884) de Seurat, entre otras pinturas que iniciaron la colección impresionista de esta galería británica.

Georges Seurat. Bañistas en Asnières, 1884. Adquisición Courtauld Fund, 1924 © The National Gallery, London

El coleccionista tenía ascendencia francesa. Su familia, de origen hugonote, se había establecido en Londres a finales del siglo XVII como parte de una comunidad de plateros y tejedores. En 1922, él y su esposa Elizabeth realizaron las primeras compras de pintura moderna francesa para su colección privada, lo que es el núcleo del patrimonio de arte francés de la Galería Courtauld, una colección ahora muy querida pero que en aquel momento vista con escepticismo en el país. El gusto de Courtauld había sido moldeado en los viajes a museos, galerías y colecciones del continente y enriquecido por dos exposiciones de pinturas impresionistas francesas en Londres.

Para Anne Robbins, comisaria de la exhibición, esta constituye una gran introducción al Impresionismo y el Posimpresionismo y es a la vez un homenaje a Samuel Courtauld, quien trabajó incansablemente para lograr una comprensión y apreciación de la pintura moderna, con un enfoque visionario y generoso.

> > Volver a la guía de Noticias