Unidades de medida en La Cepeda Alta

Un artículo/testimonio, de Germán Suárez Blanco, en el que recupera una serie de unidades de medida utilizadas por los campesinos en tiempos pasados en La Cepeda, y que van cayendo en desuso.

Villarmeriel, diciembre de 2009

A mediados del siglo XX en la Cepeda Alta las unidades de medida utilizadas (de longitud, superficie, capacidad, peso, tiempo, forestales...) eran bastante distintas de las que hoy usamos.

En la escuela nos enseסaban el Sistema Mיtrico Decimal, pero el comתn de los hablantes lo usaba muy poco.

Las DISTANCIAS entre pueblos se decםan, a veces, en kilףmetros y no en leguas, pero mבs frecuentemente se decםan en tiempo: “Aguzacuchiellus estב a dos horas” Alguna vez oםa hablar de “varas”, pero mucho mבs de “cuartas” y “dedos”.

El TIEMPO se medםa en horas, pero tambiיn en rezos, sobre todo para calcular tiempos de cocciףn de los alimentos: “tres credos, un padrenuestro, un santiamיn”. Los relojes eran escasos: sףlo en algunas casas habםa un despertador y hasta habםa quien tenםa reloj de bolsillo con cadena. Recuerdo un viejo despertador averiado con el que Publio –maestro en Villar por aquellas fechas- nos enseסף en la escuela a leer la hora.

El Carro tambien era una medida.

Comenzaba a hablarse de KILOS, pero seguםan funcionando las romanas que pesaban en arrobas, libras y onzas: los gochos buenos pesaban “veinte arrobas en canal”; un borrego podםa dar un vellףn de “doce a quince libras de lana”; la “libra de chocolate tenםa doce onzas”.

Palabras como tonelada o quintal no las oםa mבs que en la escuela, pero las patatas se vendםan por sacos de cincuenta kilos. El peso de los cerdos se decםa en arrobas, la lana, en libras y el chocolate en libras y onzas.

Carro, desde el significado n÷ 3 de la Academia (carga de un carro) que funciona literalmente refiriיndose a hierba, tuיrganos, fuyacos, leסa, abono, etc, es un polםsemo como unidad de medida: un carro de pan equivale a veinte carriellos (100 manoyos); de patatas, a veinte sacos (1000 kilos); de urces, a sesenta feijes de tres gavillas. Unas pernilladas equivalםan a medio carro. Tambiיn se medםa en forcadas y paladas.

Una embuciada (almorzada o ambuesta) era medida para בridos equivalente a la “porciףn de cosa suelta que cabe en ambas manos juntas y puestas en forma cףncava” y solםa usarse para medir el grano, harina o salvado que se echaba a las gallinas o se aסadםa a la verdura con que se alimentaba a los cerdos o a la paja trillada con que se daba de comer a las vacas

A las vacas que trabajaban uסidas lejos de casa se las alimentaba con una maסiza de hierba, que era su mostura (nu pud´acabar d-arבl quiסףn purque nu yes llevיy mostura pa las vacas) y a un xatםn de seis u ocho meses se le echaba una mostada (lo que se toma entre ambas manos sin llegar a un brazao) de hierba.

Carga, fanega, cuartal... son vocablos disיmicos y se usan, tanto para CAPACIDAD en בridos, como para medir SUPERFICIE: aquella que se sembraba habitualmente a voleo con esa cantidad de grano. Como el trigo y la ferraina se sembraban mבs juntos que el centeno, variaba la superficie medida en secano o en regadםo y prados.

Una embuciada se utilizaba para medir el grano que se echaba a las gallinas

Una carga, en capacidad, equivalםa a dos fanegas, o sea 16 cuartales de 10.5 k; en superficie apenas si se utilizaba porque no solםa haber fincas muy extensas.

La fanega era medida de capacidad para בridos equivalente a cuatro cuartales de 10.5 k.; como medida de superficie equivale a 3 000 m2, en secano, y a 2 000 m2, en regadםo.

Un cuartal de capacidad para בridos equivale a 10.5 k; como medida de superficie, a 750 m2, en secano, y a 500 m2, en regadםo.

La capacidad, para LֽQUIDOS (vino o aguardiente), se medםa en cבntaros (16 litros), cuartillos, cuarterones, aunque “cuarterףn” recuerdo que lo utilizaban para aguardiente (y para tabaco). Sin embargo siempre vi medir la leche en litros.

Aunque la MONEDA de curso legal era la peseta, los tratos en la feria y las tasaciones de fincas se hacםan en duros y reales y, en mi mundo infantil, como monaguillo, eran la perrona (perra gorda) y la perrina quien imperaba.

En בmbito FORESTAL, el grosor de una planta de roble no se medםa en cm de diבmetro sino en utilidades: un fuyaco, un mango de zada, uno de pico o de azadףn, un piertiu, una llata, una tercia, una viga, un cantiבu, un marrano eran los calibres utilizados.

sבbado, 05 de diciembre de 2009

Germבn Suבrez Blanco

> > Volver a la guía de La Cepeda