Reorganización de la Mancomunidad

Después de las elecciones, la correspondiente reorganización, en función de los resultados.
La Mancomunidad de Municipios de La Cepeda eligió a Carlos Cabezas Fernández como nuevo presidente de dicho órgano, en sustitución de Joaquín Llamas.
Ta
Según publica el Diario de León, la Mancomunidad de Municipios de La Cepeda eligió a Carlos Cabezas Fernández como nuevo presidente de dicho órgano, en sustitución de Joaquín Llamas, alcalde de Villaobispo, que abandona el cargo -que ocupó durante los últimos dos años- tras ser designado diputado provincial.

La elección de Cabezas, teniente de alcalde de Quintana del Castillo, se produjo por unanimidad de todos los vocales de la mancomunidad, entre los que figuran representantes del PP de los cinco ayuntamientos que componen aquélla, que permanecen en la oposición tras las elecciones de mayo. La candidatura, la única que optaba al cargo, fue consensuada por todos los representantes socialistas en este órgano.

Nuevo consejo

El proceso de renovación de los puestos directivos de la mancomunidad continuará con la convocatoria por parte del presidente de un nuevo consejo para nombrar el vicepresidente, el tesorero y las comisiones informativas y de gobierno de la entidad. Hecho ésto, la mancomunidad continuará con sus proyectos globales de actuación para la comarca, una vez que Llamas renunció a su responsabilidad por considerar que no debía compaginarla con su nuevo cargo.

Tambien se ha publicado que el Ayuntamiento de Quintana del Castillo retomará el proyecto de acondicionamiento del entorno del pantano de Villameca, que permanece paralizado desde el año 2001, confirmó el alcalde, Emilio Francisco Cabezas. El regidor consideró necesaria dicha actuación dada la gran afluencia de visitantes que registra el embalse, que cifró en unas trescientas mil personas cada verano.

«La Dirección General de Calidad Ambiental de la Junta de Castilla y León me llamó para decirme que iban a acometer el proyecto, que se hizo en León, con prisas, en junio de 2001. Pero después no tuvimos más noticias y cuando me interesé por esta cuestión ante los responsables autonómicos no obtuve ningún compromiso de plazos de ejecución», señaló el alcalde. Éste avanzó que los trabajos serán prioritarios para el Ayuntamiento en esta legislatura, y adelantó que haría llegar el proyecto a la nueva procuradora socialista Victorina Alonso, para que se interese por él en las Cortes regionales.

Acceso desde el puente

Así, la intervención está presupuestada en 133.930,10 euros, y contempla la creación de un acceso desde el puente sobre el río Tuerto junto al camping hasta la segunda presa del embalse. «La carretera es estrecha, hay poca visibilidad y cuando se cruzan dos coches y los peatones constituye un peligro constante», señaló Cabezas. El alcalde precisó que la entrada constará de zahorra natural y tierra, y en parte de su trazado contará con una valla de madera tratada «que queda más alta que la carretera, para que no haya peligro», indicó.

Además, el proyecto contempla la colocación en el interior del agua de una losa de 35 metros de ancho por 36 de largo, de hormigón y cubierta con piedra de la zona, que evite que los bañistas se produzcan cortes con las piezas de pizarra que existen en el entorno.

El Ayuntamiento preve también la creación de un área de arena de unos seiscientos metros cuadrados junto a los pinares de la segunda presa, y la colocación de diez mesas con bancos, en hormigón, en la zona de la carretera y el interior del pinar, que faciliten la estancia de los bañistas.

Aparcamiento

La propuesta también contempla la habilitación de una zona de aparcamiento entre la segunda y la tercera presa del embalse, que quedaría delimitada con una valla de madera para impedir el acceso de los vehículos a la zona destinada para comer, señaló el alcalde. Separada del estacionamiento y los pinares, el Consistorio planea instalar una losa de hormigón sobre la que colocará dos barbacoas. «El objetivo es que éstas queden aisladas para que, en caso de que se produjera un incendio, no pudiera propagarse», señaló el alcalde. Esta dotación, que también se vallará, será colocada entre el pinar, la zona de baño y la carretera, en un espacio carente de vegetación, añadió Cabezas.

El regidor, que precisó que el proyecto «es adecuado pero quizás se queda corto porque también son necesarios unos servicios higiénicos», destacó que «pese a que los accesos a La Cepeda son tan malos, es mucha la gente que viene todos los días al pantano, procedente de varios puntos de la provincia, algunos lejanos».

 

> > Volver a la guía de La Cepeda