La Cepeda quiere ser comarca, oficialmente

Frente a la obstinación de la Junta de Castilla y León por englobar a La Cepeda en la Maragatería, los municipios cepedanos, al igual que los habitantes de la zona, se niegan a aceptar este designio.

Foto: campanario de Requejo. Imagen de Guiarte.com

La Junta prepara un mapa comarcalizado de las regiones de Castilla y de León, con el nombre burocrático de “Mapa de Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio (UBOST)” en un plan para reorganizar los servicios, lo que no es otra cosa que un eufemismo para poner en marcha un nuevo recorte de servicios.

El borrador inicial de hace unos meses ya presentó un mapa que englobaba a La Cepeda con Astorga y la Maragatería, bajo la denominación de “Maragatería”. Ahora –después de una notable contestación popular y de las alegaciones de la Mancomunidad- han modificado el mapa primero. Quitan del mismo a Astorga, San Justo y Valderrey, y el mapa restante lo denominan “Maragatería y Cepeda”.

El problema no sólo está en la confusión del nombre sino en la organización de una Unidad Básica de una gran extensión y difícil de atender efectivamente. Ese ámbito incluye los municipios de Villaobispo de Otero, Villamejil, Magaz, Quintana del Castillo, Villagatón, Lucillo, Luyego, Santiagomillas, Val de San Lorenzo, Santa Colomba de Somoza y Brazuelo. Cinco cepedanos y seis maragatos. En total 6.049 habitantes, pero dispersos en 1.170 kilómetros cuadrados.

La Junta alega que para que La Cepeda sea catalogada como Unidad Básica necesitaría crearse una “zona básica de salud” dotada de un nuevo centro de Salud, a lo que los cepedanos responden que no es preciso, que ya está el de Astorga. A efectos de resolver este problema la Mancomunidad de La Cepeda solicita la creación de una nueva Zona Básica de Salud (Astorga-3) que abarque los cinco ayuntamientos, pero sin la necesidad de un centro de salud nuevo.

Sobre este tema se ha celebrado hoy, 24 de febrero, una reunión en Brañuelas, en la que estuvieron representantes socialistas del Bierzo, Cepeda, Cabrera, Maragatería y Astorga, en la que se coincidió en que el plan de la Junta es inadecuado y que es una condición irrenunciable para el mundo rural el mantenimiento de los servicios. Además se analizó la legislación que se propone ahora desde Valladolid, y que, de salir adelante, supone un vaciamiento de competencias de ayuntamientos y pedanías.

Todo el proyecto, muy contestado también en diversas provincias, tiene ahora un par de meses para que diputaciones, ayuntamientos y juntas vecinales presenten alegaciones, y luego se llevará a las Cortes previsiblemente en mayo. Para que salga adelante se necesita el apoyo de dos tercios de los diputados.

> > Volver a la guía de La Cepeda