La Cepeda existe

Abandonada por las instituciones, desmembrada por la ignorancia, deprimida por la falta de estímulos económicos y vías de comunicación, la Cepeda existe y reclama su derecho a existir.


Cerro en el que se hallaba el castillo medieval de Cepeda, en la afueras de Quintana del Castillo. Guiarte.com

La Junta de Castilla y León, con las mismas doctrinas colonialistas que usaron los imperios europeos al trazar fronteras en sus colonias, siguiendo meridianos y márgenes de ríos o cuencas, ha trazado un mapa de la Comunidad en el que se olvidan los criterios históricos.

Con ello, La Cepeda, una comarca que nació en tiempos de la Reconquista, queda eliminada en el nuevo mapa comarcal (aún provisional) que ha elaborado la Junta y que recibe el nombre burocrático de “mapa de Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio (UBOST)”

El mapa se ha presentado hace poco en Valladolid, por el consejero de Presidencia de la Junta, y se está divulgando ahora por las autoridades autonómicas que pretenden conseguir su aprobación en las Cortes de Castilla y León. En él, siguiendo directrices tecnocráticas, ajenas a la historia y a la sociedad, el organismo autonómico pretende desmembrar Le Cepeda, incluyendo la mayor parte en la Maragatería, otra parte (Montealegre y La Silva) en el Bierzo Alto y otra (Ferreras, Morriondo y Riofrío) en el Órbigo.

Oficialmente, el objetivo de esta división tecnocrática es distribuir la Comunidad en “unos espacios territoriales que, esencialmente, permitirán dotar de mayor eficacia y eficiencia la prestación de los servicios públicos, tanto autonómicos como locales, en términos de optimización y garantía de igualdad en la accesibilidad de los ciudadanos”; verborrea que se traduce sencillamente en reorganizar el territorio para suprimir centros educativos, asistenciales, etc.

El objetivo aparente es “optimizar el gasto” con lo que el proyecto, si se aprueba, será la base para una vuelta de tuerca más contra la población de los núcleos rurales.

Hay un plazo de tres meses (hasta el 31 de diciembre) para realizar aportaciones y sugerencias al modelo de ordenación del territorio. Luego se presentará el proyecto para su aprobación a las Cortes Autonómicas, donde el PP aprobará la medida salvo que el resto de los parlamentarios se opongan (no tiene mayoría absoluta). 

Hoja de un documento jurídico sobre los derechos de los hidalgos cepedanos,del siglo XVII. Guiarte.com

La Cepeda ya ha sido agredida por distintas particiones territoriales, seguramente por ignorancia histórica de los responsables políticos. De hecho, la actual Mancomunidad de La Cepeda no integra a Valdesamario, núcleo cepedano desde la Edad Media, tal como se aprecia en todo tipo de mapas y documentos históricos.

La Mancomunidad de Municipios de la Cepeda no sólo tiene un origen histórico sino que posee unas características geográficas y medioambientales singulares muy diferentes, a las del resto de las comarcas en las que se pretende distribuir.

Lo que necesita La Cepeda no es ser desmembrada, sino ser articulada con vías de comunicación. Lo que necesita es que la carretera que surge de Brañuelas hacia Ábano continúe hasta Carrizo, y la que por el sur viene hasta Benavides continúe hasta Combarros. (La Villadangos-Combarros de hace un siglo). De esa forma los valles del Barbadiel, Tuerto y Porcos se harán más accesibles y cobrarán vida económica…

La alegación que la Mancomunidad ha presentado en contra el mapa debe ser apoyada por todos los que aman nuestra historia y nuestros pueblos. En el portal de la Junta se puede apoyar la petición que encabeza el presidente de la Mancomunidad, Luis Alfonso Alvarez, para que La Cepeda no sea desmembrada en el mapa.

Todos podemos hacer algo por llevar una bocanada de racionalidad a quienes la necesitan. La Cepeda existe, pero necesita ser defendida.

Por Tomás Alvarez

> > Volver a la guía de La Cepeda