Historia y arte en La Cepeda Alta

Organizado por el Ayuntamiento de Villagatón, se celebrará un encuentro el próximo 4 de marzo, en torno al patrimonio de los lugares de Manzanal, Montealegre y la Silva, en el noroeste de La Cepeda.

Ruinas del templo monacal de San Juan de Montealegre. Imagen de guiarte.com

Montealegre, 20 de febrero de 2016

El programa cultural se celebrará en Montealegre a partir de las 12,00, cuando se presentará una muestra de imágenes de esta zona, en la que se hallan desde restos romanos y medievales a excelentes paisajes.

La primera conferencia versará sobre el monasterio de San Juan de Montealegre, ahora en ruinas. Sobre el que hablará José Alberto Morais Morán, catedrático de Historia del Arte, y después se tratará sobre la minería romana en la zona, tema que presenta el ingeniero de minas Roberto Matías Rodríguez. El ciclo de intervenciones se cerrará con la charla de Javier Pérez sobre turismo rural.

Uno de los objetivos del municipio, que encabeza Carolina López Arias es la promoción de toda la zona, tarea para la que se quiere fomentar el conocimiento de sus atractivos históricos y paisajísticos. Entre ellos están lugares evocadores como las ruinas del viejo monasterio de la Orden Hospitalaria, los restos mineros romanos, o el conocido recorrido de la Rutas del Górgora.

Manzanal del Puerto. La pequeña iglesia también perteneció a la Orden Hospitalaria. Imagen de guiarte.com

El ayuntamiento de Villagatón, que desde la década de los 60 ha sufrido una gran despoblación como consecuencia del declive da la actividad ferroviaria y minera, especialmente, tiene notables atractivos por su paisaje e historia, elementos que el municipio intenta promocionar para la reactivación territorial.

Uno de los más interesantes es sin duda el patrimonio de índole religiosa y entre los puntos más sugerentes figuran las ruinas de la capilla neoclásica de Requejo y, sobre todo, del monasterio de San Juan en Montealegre, del que apenas se conservan unos restos de sus muros y la espadaña del templo monacal.

Las noticias sobre el enclave monástico permiten constatar su existencia al menos desde la décima centuria, cuando el cenobio estaba dedicado a San Martín. Por tales fechas, la comunidad vivía bajo el mandato del abad Piniolo, personaje que pasaría a la historia por su asistencia al Concilio de Irago.

Según escribió Jose Antonio Moráis Morán, en La Cepeda en Blanco y Negro, en 1165 el monarca Fernando II donó este «monasterium dictum sanctum Martinum de Montibus» al importante centro, muy cercano, de Santa María de Poibueno. Será finalmente en 1203 cuando el enclave pasó a depender de la Orden Militar de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, momento posiblemente en que se abandonó la advocación martiniana y se reconsagró el lugar en honor de San Juan Bautista. Quizás, a estas fechas pertenezcan las ruinas que hoy aún podemos contemplar.

En la población de La Silva se detectan elementos constructivos que sin duda han estado vinculados al centro monástico de San Juan de Montealegre. Imagen de Guiarte.com

Este templo, según Moráis Morán, tuvo tres naves espaciosas rematadas por una cabecera de tres ábsides, sin duda la parte más relevante y mejor construida y de la que aún permanecen significativos vestigios en pie. La destrucción arruinó la notable estructura a lo largo del siglo XX. Ahora se quiere recuperar la memoria de aquel pasado.

> > Volver a la guía de La Cepeda