Fiesta de la patata cepedana

Villamejil celebró su primera fiesta dedicada a un producto eminentemente cepedano: la patata, como preámbulo a las fiestas locales de invierno, Las Candelas.


El olor y el magnífico aspecto de la gran olla eran seductores.

Era el primer año en el que se hacía tal encuentro dedicado a un producto tradicional del campo cepedano, y en torno a la “patatada cepedana” se reunió cerca de un centenar de amigos, algunos venidos desde los pueblos cercanos, convocados por la Junta Vecinal del lugar, en la sede de la Casa del Concejo.

Un éxito de la presidenta de la Junta Vecinal, Verónica Pérez, al que colaboraron también decisivamente la cocinera, Adelita, y el siempre infatigable Turi Aller. 

Los tres héroes de la primera patatada cepedana.

El menú consistió en las típicas empanadas, las suculentas patatas con arroz y costilla, y como postre la también popular torta de azúcar.

No faltaron vinos y licores... ni por supuesto la alegría de los asistentes y organizadores.

Para hacer viable el encuentro, sin dañar las finanzas del lugar, cada asistente colaboró con 3 euros. 

Animación y tertulia en la Casa del Concejo, en torno al guiso popular.

> > Volver a la guía de La Cepeda