Revive la senda de Künig

Se ha puesto en marcha, en la provincia de León, una iniciativa jacobea encaminada a recuperar la senda peregrina que describió en el final del medievo el monje alemán Herman Künig von Vach
Monasterio de Einsiedeln, donde Künig inició su trayecto hacia Compostela en el final del siglo XV. Imagen de Guiarte.com

Guiarte.com. León, 15 de debrero de 2018.

Diversos municipios de las provincias de León y Lugo están trabajando ya para la puesta en valor de una senda secundaria del Camino Francés, la vía de Hermann Kunig.

En el tramo final del siglo XV, un monje de nombre Hermann Künig, perteneciente al convento que la orden de los Siervos de María tenía en Vach (Vacha), en el actual estado alemán de Turingia, decidió peregrinar al extremo noroccidental de España, para visitar la tumba del apóstol Santiago.

El monje dejó escrita una guía de su largo viaje por territorios que actualmente corresponden a Suiza, Francia, España, Bélgica, Holanda y Alemania. En ella explica un itinerario de ida -Oberstrasse o Camino Alto- y otro de vuelta -Niederstrasse o Camino Bajo-. En ese viaje el monje sale de Einsiedeln, Suiza, para alcanzar Santiago de Compostela. La vuelta la hará por Burdeos y París, para finalizar su periplo en Aquisgrán.

Mercado ferial de Santa Marina del Rey, por donde pasó Hermann Künig para alcanzar Ponferrada por un trayecto sin montañas. Imagen de Guiarte.com

Künig recorrió en España el Camino Francés, con dos variantes, en las provincias de León y Lugo. En la primera de ellas, hacia la mitad del trayecto entre León y Astorga, Künig dejó el itinerario calixtino para tomar el camino de Santa Marina del Rey, cruzar la comarca de la Cepeda y dirigirse a Cerezal de Tremor, siguiendo desde allí hacia Ponferrada. Así, frente a las cotas de 1.500 metros de altura del paso de Foncebadón, Künig optó por un paso a una cota de unos 1,100 metros.

Künig avanzaría luego hasta Las Herrerías, ya cerca de Lugo, donde volvió a dejar el trayecto calixtino para entrar en Galicia por Piedrafita del Cebreiro. Desde allí avanzó cercano a la ruta de la N-6, para llegar a Becerreá y Lugo, ciudad que le causó al monje una excelente impresión, y desde la que avanzó hasta Melide para entroncar de nuevo con el itinerario Calixtino y alcanzar Santiago. En la variante de Lugo, la vía sigue también un itinerario mas fácil, evitando superar los 1.300 de altura en la sierra del Cebreiro (Alto do Poio) para hacerlo por los 1.100 de Piedrafita

Murallas y torres de la catedral de Lugo. Künig quedó impresionado de la calidad constructiva de esta ciudad. Imagen de Guiarte.com

En Lugo, diversos municipios se han puesto a trabajar en la recuperación de la ruta, muy transitada especialmente en la antigüedad. Lo mismo ha ocurrido en León, donde los ayuntamientos de Benavides de Órbigo, Brañuelas-Villagatón, Magaz de Cepeda, Quintana del Castillo, Santa Marina del Rey, Torre del Bierzo y Villamejil han creado una asociación para promocionar esta ruta

La firma del acta fundacional tuvo lugar el pasado 7 de febrero en Villamejil y la presidencia ha recaído en el alcalde de este municipio, Alfonso Álvarez Peláez, mientras que la vicepresidencia la ostenta la alcaldesa de Benavides de Órbigo, Ana Rosa Sopeña.

El objetivo es la promoción de este itinerario cultural mediante la elaboración de proyectos, y colaboración con las entidades administrativas regionales y nacionales.

> > Volver a la guía de Noticias