El turismo internacional bate récords

El 2018 cerró con un récord del turismo internacional: 1.400 millones de llegadas de turistas (+6 por ciento). Para 2019 hay temores por el Brexit y la tensión comercial.
Las llegadas al sudeste asiático también han crecido con fuerza. Tailandia es uno de los grandes receptores del turismo internacional. Imagen de Guiarte.com

Claudio Path. Guiarte.com. Madrid, 22/01/2019

La cifra de visitas internacionales consolida la tendencia del año anterior y se sitúa como la segunda más alcista desde 2010. La fuerte mejora de los viajes a Oriente Medio está entre los elementos destacados.

Como cada año, en los días previos a FITUR- la feria del turismo de Madrid- la organización Mundial del Turismo da su balance del flujo turístico mundial. El de 2018 es muy esperanzador para el negocio del sector. Las llegadas de turistas internacionales crecieron un 6 por ciento en el año, con lo se alcanzaron los 1.400 millones de viajeros, según el último Barómetro Mundial de Turismo.

El pronóstico a largo plazo de la OMT publicado en 2010 indicaba que se alcanzarían los 1.400 millones en 2020, pero el crecimiento de las llegadas internacionales en los últimos años se ha acelerado.

El crecimiento del flujo viajero es muy superior a la tasa de crecimiento de la economía mundial, que fue del 3.7 por ciento.

Un crecimiento acelerado

Desde la segunda mitad del siglo XX, el turismo, tanto el interior de los países como el internacional, cobró inusitada fuerza, al amparo de una sociedad de consumo de masas en la que aumentaron los niveles de renta, avanzaron las tecnologías, y se institucionalizaron los derechos vacacionales del trabajador, así como una edad de jubilación relativamente temprana para permitir años de ocio a los empleados.

Eso ha posibilitado que de los 25 millones de viajeros internacionales estimados en 1950 se haya llegado en nuestros días a los 1.400 millones. Y sigue el alza.

En términos relativos, Oriente Medio (+10 por ciento), África (+7 por ciento), Asia y el Pacífico y Europa (ambos con +6 por ciento) lideraron el crecimiento en 2018. Las llegadas a las Américas estuvieron por debajo del promedio mundial (+3 por ciento).

“El crecimiento del turismo en los últimos años confirma que el sector uno de los motores más poderosos de crecimiento y desarrollo económico a nivel global. Tenemos la responsabilidad de gestionarlo de manera sostenible”, argumenta el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili.

Según la OMT, el crecimiento económico más sólido, los viajes aéreos más asequibles, los cambios tecnológicos, los nuevos modelos de negocios y la mayor facilitación de visados, han acelerado el crecimiento turístico en los últimos años.

Evolución por territorios

Las llegadas de turistas internacionales a Europa alcanzaron los 713 millones en 2018, un aumento notable del 6 por ciento en comparación con un 2017 excepcionalmente fuerte. El crecimiento fue impulsado por la Europa meridional y mediterránea (+7 por ciento), Europa central y oriental (+6 por ciento) y Europa occidental (+6 por ciento). Los resultados en el norte de Europa fueron planos debido a la debilidad de viajes al Reino Unido.

El sur de Europa sigue siendo un foto importantísimo de atracción turística. Carvoeiro, en la costa sur de Portugal. Imagen de Guiarte.com

Asia y el Pacífico (+6 por ciento) registraron 343 millones de llegadas de turistas internacionales en 2018. Las llegadas al sudeste asiático aumentaron un 7 por ciento, seguidas por el noreste de Asia (+6 por ciento) y el sur de Asia (+5 por ciento).

Oceanía mostró un crecimiento más moderado en +3 por ciento.

Las Américas (+3 por ciento) recibieron 217 millones de llegadas internacionales en 2018, con resultados mixtos en todos los destinos. El crecimiento fue liderado por América del Norte (+4 por ciento) y seguido por América del Sur (+3 por ciento), mientras que América Central y el Caribe (ambos -2 por ciento) obtuvieron resultados muy variados, en este último ámbito a causa de los efectos arrastrados de los huracanes de Irma y María, en el tramo final del 2017.

Los datos de África apuntan a un aumento del 7 por ciento en 2018 (África del Norte en +10 por ciento y subsahariana +6 por ciento), alcanzando los 67 millones de llegadas.

Oriente Medio (+10 por ciento) mostró resultados sólidos el año pasado, consolidando su recuperación de 2017, con llegadas de turistas internacionales que alcanzaron los 64 millones.

2019: temores al Brexit y la tensión comercial

En base a las tendencias actuales, las perspectivas económicas y el índice de confianza de la OMT, se prevé que las llegadas internacionales crecerán entre un 3 por ciento y un 4 por ciento el próximo año, más en línea con las tendencias históricas de crecimiento.

La estabilidad de los precios del combustible tiende a generar viajes aéreos más asequibles, mientras que la conectividad aérea continúa mejorando en muchos destinos, lo que facilita la diversificación de los mercados. Las tendencias también muestran más viajes desde mercados emergentes, especialmente India y Rusia, pero también desde mercados de origen árabe y asiático más pequeños.

Al mismo tiempo, la desaceleración económica mundial, la incertidumbre relacionada con el Brexit, así como las tensiones geopolíticas y comerciales pueden provocar una actitud de "esperar y ver" entre los inversores y los viajeros.

En general, se espera que 2019 vea la consolidación entre los consumidores de tendencias emergentes como la búsqueda de “viajar para cambiar y mostrar”, “la búsqueda de opciones saludables" tales como caminar, de bienestar o el turismo deportivo, “viajes multigeneracionales” como resultado de cambios demográficos y viajes más responsables.

> > Volver a la guía de Noticias