Carlos de Borbón. De Barcelona a Nápoles

Barcelona pone de relieve la huella carolina en la Ciudad Condal con una exposición dedicada a Carlos III con motivo del tricentenario de su nacimiento.

Carlos de Borbón, Infante de España, Duque de Parma, Piacenza, Gran Príncipe de Toscana. Molinaretto. 1732.

Barcelona, 14 de julio de 2017
Carlos de Borbón y Farnesio era el cuarto de los hijos varones de Felipe V y el primogénito la reina Isabel Farnesio, segunda esposa del primer Borbón. A la muerte del último de los Farnesio, en 1731, el Infante emprende un viaje bordeando el Mediterráneo. Sus visitas a Valencia y Barcelona constituyen etapas determinantes el proceso de normalización de las relaciones entre los antiguos reinos forales y la nueva dinastía.

El Palau del Lloctinent, Archivo de la Corona de Aragón, presenta una muestra con más de 100 obras que relatan el itinerario mediterráneo del futuro Carlos III, desde su salida de España como Infante en 1731 hasta su vuelta como rey en 1759, a través de Barcelona.

Las piezas proceden de grandes colecciones públicas (entre ellas el Museo del Prado, Patrimonio Nacional, el MNAC, el MUHBA y la Biblioteca Nacional de España), y de colecciones privadas, destacando los préstamos de la colección de SAR. El Duque de Calabria, legado de la antigua Casa Real de las Dos Sicilias y la colección Abelló; así como de otros importantes coleccionistas privados de España e Italia.

Si en 1731 la ciudad de Barcelona supuso la jornada más importante en el viaje del Infante, desde dónde zarpó la flota con el séquito, equipaje y los ejércitos de Don Carlos, en 1759 la Ciudad Condal aparece de nuevo como punto de conexión entre las capitales de los dos más importantes estados mediterráneos del momento: España y las Dos Sicilias.

El período que evoca la exposición es el de la forja del carácter y la imagen del futuro Carlos III. Por una parte, su victorias militares, y por la otra su labor de gobierno, favorecieron la buena acogida que Barcelona dispensó al nuevo rey. 

La exposición se articula en torno a 3 ámbitos que recuerdan el itinerario mediterráneo realizado por el futuro Carlos III: su viaje hacia Italia, como príncipe heredero de los ducados farnesianos y del Gran Ducado de Toscana (1731-1734); el nacimiento de la Monarquía de las Dos Sicilias, tras la conquista de los reinos de Nápoles y Sicilia (1734-1759); y su llegada a Barcelona como rey, en 1759.

Algunas de las obras de la exposición han sido restauradas para ser mostradas al público. Cabe destacar el Códice de la Catedral de Barcelona que contiene el juramento del Rey como canónigo, las mazas que el Ayuntamiento de la ciudad mandó fabricar para la ocasión, o el retrato realizado por Manuel Tramullas que representa a Carlos III como Conde de Barcelona.

Carlos de Borbón. De Barcelona a Nápoles
Hasta el 17 de octubre de 2017
Archivo de la Corona de Aragón (Palau del Lloctinent)

> > Volver a la guía de Noticias