Todos contra la invasión del plástico

El plástico parecía que nos estaba facilitando la vida. El regalo parecía más glamuroso, la fruta más brillante, la bolsa más ligera y flexible…. Hasta que descubrimos la verdad.
Tortuga acuática atrapada en envases de plástico. Greenpeace

Artemio Artigas. Guiarte.com. 5/05/2018

Y la verdad es que el plástico está envenenando la naturaleza. Millones de aves y animales de otras especies mueren atrapados por las basuras plásticas, envenenados… La invasión de los plásticos es como una marea que ahoga el ecosistema y que afecta a la especie humana.

El modelo del derroche plástico queda gráficamente expresado con la existencia del llamado “continente de la basura” o “continente de plástico”, una mancha inmensa en medio del Pacífico de un tamaño aproximado a tres veces el de España.; una masa de desechos que las corrientes marinas mueven en el centro del Pacífico norte. Allí hay desechos de todas clases pero especialmente microfragmentos que acaban dañando a los ecosistemas. Y lo grave es que esas masas de basura también pueden empezar a aparecer en otros mares.

El asunto no ha hecho más que empezar… ya que las predicciones de consumo de plásticos en el mundo no van a cesar de crecer, si no hay una respuesta enérgica al problema.

IUCN acaba de publicar un informe en el que denuncia que es vital reducir la contaminación de los plásticos oceánicos, porque esa “sopa de plástico” que contamina los océanos contiene sustancias químicas tóxicas, que representan riesgos para las especies marinas y los humanos. Hay que cambiar la cultura del plástico de forma inmediata.

El documento, publicado en Environmental Sciences Europe, analizó la contaminación química causada por los plásticos oceánicos, revisó los impactos y las soluciones identificadas. Se ha demostrado que los microplásticos (partículas de plástico de menos de 5 mm de diámetro) están contaminados con productos químicos tóxicos. Esto, tan pequeños, son ingeridos por las especies marinas, ingresan en la cadena alimentaria y acaban afectando a la reproducción, las tasas de natalidad y la función tiroidea, lo que lleva a una mayor incidencia de cánceres.

El nivel de la producción mundial de plástico crece de forma imparable. IUCN

Alrededor de ocho millones de toneladas de plástico terminan en el océano cada año. Las especies marinas ingieren plásticos potencialmente contaminados directamente y al comer presas contaminadas. Las aves marinas son particularmente vulnerables, con estudios que muestran la presencia de peligrosos aditivos

Para reducir la cantidad de contaminantes en los plásticos marinos, los autores recomiendan abordar los problemas en el diseño del ciclo de vida de los productos plásticos y crear productos que minimicen el uso de sustancias peligrosas, un enfoque conocido como "química ecológica". También se necesita una mejor comprensión de la multitud de fuentes de contaminantes transportados por el plástico y de cómo entran en el ecosistema.

Joao Sousa, gerente de proyectos de IUCN para plásticos marinos, coautor del informe: "Los países desarrollados necesitan identificar y adoptar procesos de producción menos nocivos y promover alternativas, mientras que la gestión racional de los desechos y la concientización deben ser la principal prioridad para las naciones en desarrollo".

Diversas organizaciones están tratando de concienciar del problema. Ya son más de un millón las personas que se han sumado a la una petición que Greenpeace ha lanzado a nivel internacional para pedir a las empresas y supermercados que eliminen los plásticos de un solo uso y den alternativas a las personas consumidoras.

Se han recogido firmas en 12 países diferentes entre los que se encuentran Estados Unidos, Filipinas, España, Rusia, Países Bajos e Inglaterra. A esta iniciativa se ha unido una campaña masiva para compartir imágenes en las redes las redes sociales etiquetando a los supermercados venden los productos innecesariamente envasados en plásticos.

Arte en la playa, frente a la contaminación de los plásticos. European Environmental Bureau

Greenpeace avisa que más de un millón de aves marinas mueren anualmente por esta contaminación que mata también a más de 100.000 mamíferos marinos, a la vez que reclama que debe frenarse la producción de plásticos y eliminar de inmediato los plásticos de un solo uso de los productos que consumimos.

Los supermercados y las grandes empresas no pueden seguir promoviendo solo el reciclaje y poniendo la responsabilidad sobre las personas que consumen sus productos, cuando son incapaces de tomar medidas valientes para dejar de producir plásticos de un solo uso, dice Greenpeace...

Luchemos contra la invasión del plástico.

> > Volver a la guía de La editorial