Los desplazados del mar

Cada año un millón de personas tienen que dejar sus hogares por el cambio climático, y en bastantes casos por la subida del nivel del mar.

Playa de Mele en Vanuatu, archipiélago cuyas costas retrocedesn ante el avance de la altura del nivel del mar. © Pedro Armestre/ Greenpeace Handout

Guiarte.com. Madrid, 30/05/2007
Intermon-Oxfam publicó hace tiempo un informe en el que señalaba que cada vez eran mayores los problemas por la escasez de agua, los ciclones y tormentas tropicales, los incendios, etc., circunstancias agravadas por el crecimiento de la temperatura del planeta.

En el mismo informe indicaba que muchas comunidades insulares de Vanuatu, Tuvalu y el Golfo de Bengala, se han visto ya obligadas a escapar de la subida del nivel del mar.

Precisamente a uno de esos territorios, Vanuatu, Greenpeace ha enviado ahora una expedición ecologista, con la que viajó el actor y modelo Jon Kortajarena

Vanuatu es uno de los países en situación más crítica por el crecimiento del nivel del mar. La republica está integrada por 83 islas, en el océano Pacífico, a unos 1700 kilómetros al nordeste de Australia.

Los paraísos del Pacífico son vulnerables. Naciones Unidas ha clasificado a Vanuatu como el país con mayor riesgo del mundo frente a los desastres naturales © Pedro Armestre/ Greenpeace Handout

El archipiélago, descubierto en 1606 por la expedición española de Fernández de Quirós. Cuenta con una superficie de unos 12.000 kilómetros cuadrados y la mayor parte del territorio está a poca altitud sobre el nivel del mar. Su origen volcánico agrava el futuro de las islas porque emergen en medio del océano, sin plataforma continental, por lo que la erosión es más grave e irreparable...

La visita de los ecologistas de Greenpeace pudo constatar los efectos que el cambio climático ya provoca en esta remota región del planeta. De hecho, durante la estancia del equipo, el ciclón Donna, de categoría 4 en una escala de 5, impactó sobre el archipiélago, a pesar de estar fuera de la temporada habitual de ciclones tropicales. Este tipo de fenómenos meteorológicos extremos se producen cada vez con más frecuencia e intensidad como consecuencia del cambio climático.

Los integrantes del grupo de Greenpeace, junto a Jon Kortajarena, en calidad de embajador del clima, visitaron una de las numerosas comunidades que han tenido que desplazar sus viviendas por la subida del nivel del mar.

Los desastres naturales se agravan con el cambio Climático. Imagen en Vanuatu. © Pedro Armestre/ Greenpeace Handout

Según los estudios del Servicio Meteorológico de Vanuatu y la sección científica de la Iniciativa Internacional de Cambio Climático de Australia (ICCAI) desde 1993, el nivel en Vanuatu ha aumentado el doble que la media mundial: un promedio de 6 milímetros al año (11 centímetros en total). El promedio mundial se sitúa entre 2,8 y 3,6 mm por año. En una de las localidades que visitó Greenpeace, Takara Village, las casas han tenido que desplazarse tierra adentro para amortiguar los efectos de la subida del nivel del mar.

En 2015 y 2016, Naciones Unidas ha clasificado a Vanuatu como el país con mayor riesgo del mundo frente a los desastres naturales. Su temperatura está en aumento, el periodo de lluvias ha disminuido, ha subido el nivel del mar y se han acidificado sus aguas.

Dada la vulnerabilidad, el riesgo de crisis humanitaria es cada vez mayor y actualmente la subida del nivel del mar amenaza a 100.000 personas y las virulentas tormentas tropicales a 30.000. El censo total del archipiélago es de unos 270.000 habitantes. La mitad de la población de Vanuatu está, pues, expuesta, cada año a los desastres.

Los ciclones y tormentas tropicales son cada vez más dañinos en el archipiélago de Vanuatu. © Pedro Armestre/ Greenpeace Handout

"No se trata de ser alarmistas, pero los científicos anuncian que se nos acaba el tiempo: si no se toman las medidas adecuadas antes de 2020 será cada vez más difícil evitar que la temperatura del planeta suba por encima de los 1,5 grados Celsius. Límite a partir del cual es muy probable que tengan lugar los peores fenómenos causados por el cambio climático", ha declarado Pilar Marcos, portavoz de Greenpeace durante el viaje.

Vanuatu está trabajando por una economía sostenible. Así, el archipiélago pretende llegar al 100% para 2030 de uso de energía renovable, lo que demuestra su apuesta para atajar el cambio climático.

Los representantes de Greenpeace han aprovechado la visita para recordar a los gobiernos y a las grandes corporaciones la obligación de respetar los derechos humanos y ser corresponsables de los impactos sobre el clima en sus actividades. Las políticas de apoyo a las “energías sucias” acaban pasando factura también a rincones remotos como Vanuatu.

Los habitantes de Saama Village, en Vanuatu, se preparan para la llegada del ciclón Danna y buscan refugio en la iglesia de la localidad. © Pedro Armestre/ Greenpeace Handout

> > Volver a la guía de La editorial