Exposición de Antón Cabaleiro

Muestra de los últimos trabajos del artista compostelano Antón Cabaleiro, se presentan tres series que bajo el título Tácticas de Salchichón, Polaris y Round Trip, forman parte de su obra más reciente
Las dos primeras series, Tácticas de Salchichón y Polaris, formaron parte de la muestra, realizada en la Fundación Laxeiro de Vigo este mismo año, como ganador de la bolsa de creación artística LAXEIRO / AFINSA. Esta muestra está organizada por la Concejalía de Cultura de Compostela.

Las dos series que Antón Cabaleiro nos muestra en esta sala, llevan por título "Tácticas de salchichón" y "Polaris". Han sido expuestas por primera vez en la Fundación Laxeiro en Vigo, bajo el título genérico "Coexistencias pacíficas" con la que ganó la Bolsa a la creación artística que concede la Fundación Laxeiro con el patrocinio de Afinsa.

TЅCTICAS DE SALCHICH”N

es el nombre que recibió un tipo de estrategia que consiste en apoderarse de partes de un todo, para hacerse con el dominio general desde lo parcial, adoptado por el bloque soviético durante la Guerra fría. Cabaleiro se sirve de esta terminología para llamar la atención sobre la especialización, a veces excesiva, en el mundo laboral; lo que según el autor nos lleva a dedicar demasiado tiempo de nuestras vidas al desenvolvimiento de tareas excesivamente concretas que nos hacen perder el control sobre la totalidad de los procesos.

Para ilustrar esta idea, Cabaleiro utiliza una serie de retratos fotográficos, en los que identifica cada oficio mediante la indumentaria y la escenografía que los enmarca en un "no lugar" simbolizado por el color negro de fondo, que nos habla del aislamiento fuera del mundo laboral concreto. Cabaleiro utiliza aquí el lenguaje publicitario para denunciar la excesiva especialización del trabajo y la tendencia a aglutinar la totalidad de nuestras vidas en el campo laboral, tan en auge en determinadas corrientes de pensamiento postcapitalista con la puesta en práctica de estrategias de integración del ocio y de la familia, dentro de las compañías empresariales.

POLARIS

Consiste en 8 dibujos digitalizados en los que se puede ver un personaje, femenino o masculino, según cada caso que, desnudos sobre un fondo blanco, se contorsionan en diversas posturas para conseguir adaptarse a una serie de coordenadas arbitrarias de medidas espaciales. En palabras del autor: " se estiran y se encojen tratando de alcanzar las "medidas perfectas", proporciones ajenas a ellos, que les fueron impuestas, y que por eso los constriñen". Esta misma idea la traslada al formato vídeo en el DVD que completa la exposición, en el que mediante un programa de transición de imágenes, unas figuras se transforman en otras a causa de la periódica independización de las líneas de sus funciones representativas y de su traslación en el plano.

Tanto los dibujos digitalizados como el vídeo, están tratados en un espacio blanco no referencial, otra vez un "no lugar" que al artista le interesa para resaltar esa sensación de desubicación del hombre contemporáneo, en este caso, con respecto a los dictados de la moda y a los cánones de belleza impuestos mediante la publicidad.

La elección de una estética fría no es casual, sino que responde a una intención de enfatizar los procesos de precisión casi "quirúrgica" con los que se lanzan las grandes campañas publicitarias, incidiendo con gran eficacia en segmentos de población previa-mente seleccionados que en los casos más extremos provocan dolencias como la anorexia, la bulimia o la vigorexia, inexistentes en sociedades no sometidas a estos procesos .

ROUND TRIP LANDSCAPES

Es la primera parte de un proyecto más amplio que se titulará genéricamente "Round trip" que Cabaleiro traduce como viaje de ida y vuelta, o viaje circular, en el que el autor hace convivir conceptos aparentemente excluyentes entre sí, como son fragmentación/ totalidad; objetividad/ subjetividad; racionali-dad/ intuición; ciencia/ vivencia, etc.

Las fotografías que forman esta muestra, funcionan como objetos paradójicos que obligan al espectador a tener que jugar con opuestos para comprender la obra. Se establece así un curioso juego en el que la mirada, mediante el alejamiento o el acercamiento a cada pieza, intentará elegir uno de los caminos para poder aprehender la imagen, hasta darnos cuenta de que el auténtico sentido de la misma, está en la convivencia inevitable de estos dos enfoques aparentemente incompatibles.

Con este juego, Antón Cabaleiro llama la atención sobre las diferentes formas de presentar la información, defendiendo la tesis de la necesidad de los dos enfoques para comprender el mundo, haciendo así una crítica sutil, por un lado la línea que defiende la suficiencia del pensamiento científico como único camino para avanzar en el conocimiento e por atra parte, la línea que reniega de las herramientas que la ciencia nos brinda, para centrarse sólo en la intuición como única herramienta de conocimiento.

Para el autor, cualquiera de estas opciones, sin tener en cuenta la otra, son peligrosas armas de manipulación de las sociedades, razón por la que sólo en la consideración de ambas, podremos aproximarnos a una idea real del mundo.  

> > Volver a la guía de Santiago de Compostela