Palaos: esperanzas para un paraíso

Palaos, un estado integrado por más de 300 islas, en la Micronesia, cumple 25 años como estado independiente, y con una naturaleza extraordinaria, que –de momento- ha sabido conservarse y -en ocasiones- recuperarse.
La paloma de la fruta "Ptilinopus pelewensis" es ahora un icono nacional de Palaos © Devon Pike/BirdLife International

Claudio Path. Guiarte.com. Palaos, 9/10/2019

Ubicado en el territorio oceánico de las Islas Carolinas, este estado obtuvo la independencia en 1994 y tan sólo está poblado por algo más de 20.000 personas. BirdLife International destaca el vigor ecológico de esta sociedad que ha sabido evitar que un turismo masivo arruine sus valores naturales.

La organización ecologista internacional destaca que Palaos ha sido líder mundial en la creación de un “contrato” con aquellos que ingresan en el territorio, por el cual los viajeros han de comprometerse en respetar absoliutamente el medioambiente durante su estancia; proteger la vida silvestre, así como las culturas locales, en una iniciativa en la que se han tenido en cuenta las propuestas de los niños palauanos.

BidLife destaca que Palaos podría haberse degradado como la mítica “Maya Bay” en Tailandia, destrozada por la presión turística tras cobrar fama mundial especialmente tras una película del año 2000 protagonizada por Leonardo DiCaprio.

Advierte BirdLife que su socio conservacionista Palau Conservation Society (PCS) ha desempeñado un papel fundamental en la dirección de Palaos hacia el camino de la conservación, promoviendo una forma de pensar donde se antepone la naturaleza y la cultura a la especulación.

Palaos posee la flora y fauna más rica y diversa de Micronesia, con diversas especies únicas, ligadas a la vida y cultura tradicional. Son trece las especies de aves endémicas que dependen de este territorio para sobrevivir.

La organización ecologista PCS se fundó en 1994, el mismo año en que Palos se independizó de los Estados Unidos.

PCS inició su trabajo con un proyecto para proteger la bellísima paloma de la fruta Ptilinopus pelewensis, que hoy es un icono nacional. Conocida localmente como Biib, esta especie es una referencia para la sociedad palauana, de modo que los propios estudiantes votaron que ella se identifique como el ave nacional. Es también la especie que figura en el logotipo del PCS.

Otra ave muy especial es el El talégalo de las Marianas, megapodius micronésico Scrubfowl, en peligro de extinción, que sólo habita en este estado y cuyos huevos son habitualmente devorados por las ratas, una especie invasora que ha causado estragos.

Otra ave muy especial de Palaos es el El talégalo de las Marianas (megapodius micronésico Scrubfowl) © Island Conservation

Los ecologistas del PCS lograron un enorme éxito en 2012, cuando tres islas en el atolón de Kayangel, clave para estas aves de matorral, quedaron completamente libres de ratas. El año pasado, continuaron con proyectos a gran escala encaminado hacia la isla más grande, con la esperanza de esta sea la primera isla habitada en Palos en ser declarada

Los retos de futuro son grandes, uno de ellos se refiere al proyecto de un complejo turístico que amenaza el prístino humedal costero de Peleliu Lkes, otro es la amenaza del cambio climático. Son desafíos esenciales para el devenir de este paraíso oceánico.

> > Volver a la guía de Noticias