Un enigma en las vidrieras de la Catedral de León

Obras de restauración en un rosetón de la catedral leonesa han puesto de manifiesto un “cambiazo” de vidrieras llevado a cabo por un estudio de Barcelona a finales del siglo XIX.
Dibujo antiguo del rosetón antes de la restauración del XIX y fotografía moderna. Su comparación no deja dudas sobre el “cambiazo”. F.M.C. Guiarte.com

Por F. Martínez Carrión

Guiarte.com. León,10/10/2019

Las obras de restauración del gran rosetón de la fachada oeste de la Catedral de León han sacado a la luz un fraude de falsificación de vidrieras cometido a finales del siglo XIX. En aquellos años, el Cabildo catedralicio envió al Estudio Rigalt de Barcelona las vidrieras de este rosetón para su limpieza, emplomado y restauración. Se trataban de vidrieras del siglo XV. No regresaron todas a León. Varias de ellas fueron sustituidas por otras nuevas (S.XIX), fuera de contexto y de la narración original.

Durante más de un siglo nadie notó el “cambiazo”. Ha sido ahora, al desmontarse todo el rosetón y trasladar las vidrieras al taller de restauración de León, cuando el Cabildo ha podido contrastar el fraude. Expertos del Taller de Vidrieras de la Catedral han comparado las vidrieras con dibujos del gran rosetón anteriores a la restauración del S.XIX y han certificado la “innovación”.

En el Cabildo catedralicio se da por hecho que la sustitución de vidrieras se produjo, sin su conocimiento, en el Estudio Rigalt de Barcelona. Rigalt trabajaba a finales del siglo XIX como aparejador en las obras de restauración de la Catedral y decidió trasladar a su estudio de Barcelona las citadas vidrieras para su restauración. “Sólo sabemos que hay dibujos que demuestran que las piezas que viajaron a Barcelona no coinciden con las que se trajeron”, asegura Mario González, fabriquero y miembro del Cabildo.

El fabriquero Mario González, junto a una de las vidrieras con piezas falsificadas. F.M.C./Guiarte.com

Queda por investigar cómo ningún experto o miembro del Cabildo se dio cuenta del “cambiazo” de las vidrieras cuando éstas regresaron a la Catedral. ¿Hubo algún tipo de complicidad por parte de algún responsable leonés? Mario González no responde, se encoge de hombros y únicamente es capaz de decir que “todo es un enigma”.

Además, aquella restauración realizada en la capital catalana fue una chapuza. Mario González asegura que en Barcelona se utilizó plomo de muy mala calidad, lo que, con el paso de los años, produjo abombamientos de las vidrieras que hicieron peligrar su integridad. De ahí la necesidad, un siglo después, de proceder a una urgente restauración y cambiar el plomo por material de mejor calidad.

El trampantojo que oculta el rosetón se retirará a finales de año.F.M.C/ Guiarte.com

TALLER DE VIDRIERAS

Al margen de la polémica, el Cabildo acaba de mostrar a los medios de comunicación el taller de restauración de vidrieras, ubicado en una casona antigua de la calle Dámaso Merino de León, muy cerca de la Catedral. En el taller trabajan tres profesionales, dedicados exclusivamente ahora a la limpieza y restauración de las vidrieras del rosetón principal de la Catedral.

Se espera que la restauración y montaje de este rosetón, cuyas obras las financia la Fundación Cepa, esté concluida a finales de año. Ahora mismo, ya se ha restaurado un 70 por ciento de las 97 piezas que componen el conjunto. La labor más complicada ha sido sustituir el emplomado, ya que el anterior provocaba el abombamiento de las piezas. En el rosetón ya se ha colocado el cristal de protección y la malla metálica de prevención.

Dos técnicas trabajan en el Taller de Vidrieras de la Catedral de León.F.M.C. Guiarte.com

El presupuesto aportado por la Fundación Cepa ha sido de 370.000 euros, que se ha invertido en las vidrieras y en la restauración de la piedra del hastial.

González asegura que este taller tiene trabajo garantizado para varios años, ya que quedan aún bastantes vidrieras por restaurar en la Catedral. Las restauración continuarán al ritmo que haya dinero para ello, pero la intención del Cabildo es que no se paren las obras en ningún momento.

> > Volver a la guía de Noticias