El difícil futuro del buitre

Los buitres pasan por un declive dramático en todo el mundo. Los datos del descenso de la población en las últimas décadas son alarmantes.

Gyps bengalensis (buitre dorsiblanco bengalí © Lip Kee/Bird/Life

Guiarte.com 13/02/2017
En África, según la última evaluación de aves realizada por BirdLife International para la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN, seis de las 11 especies de buitres corren mayor riesgo de extinción.

En Asia el caso es aún más espectacular. El sur de Asia tuvo una vez millones de buitres, pero en la última década, el 99% de tres de las especies ha desaparecido. Como resultado de estas abruptas declinaciones, cuatro especies de buitres asiáticos -Gyps bengalensis (buitre dorsiblanco bengalí), Sarcogyps calvus (buitre cabecirrojo), Gyps tenuirostris (buitre picofino) y Gyps indicus (Buitre indio)- se consideran en peligro crítico, la más grave categoría que indica la posible desaparición de los cielos de Asia.

El principal factor impulsor del declive de los buitres está bien localizado. El uso del Diclofenaco, medicamento veterinario que se aplica a los bovinos. Esa droga resulta letal para los buitres, que han muerto en gran número cuando se alimentaron con los cadáveres envenenados de ganado dejados por los pastores.

Afortunadamente, en Asia, el uso del Diclofenaco está ya prohibido en la India, Nepal y Pakistán, y gracias a la introducción de iniciativas proteccionistas se han estabilizado las poblaciones en el subcontinente indio.

Sarcogyps calvus, buitre cabecirrojo © Shutterstock/BirdLife

El caso de Tailandia
En Tailandia, donde aparentemente el Diclofenaco no es un problema especial para los buitres, la situación de los mismos es gravísima. Aunque todavía se pueden observar en invierno dos especies migratorias: el Aegypius monachus (buitre negro) y el Gyps himalayensis (buitre del Himalaya), otras tres especies están ahora extintas en Tailandia.

De las tres, el buitre cabecirrojo fue el más abundante en el país y se pudo encontrar hasta en el centro de Bangkok hasta finales de la década de 1960 y principios de 1970. En todo el país, los buitres se aprovecharon de los cadáveres hasta bien entrado el siglo XX. Las nuevas medidas sanitarias, la caza, el furtivismo y la destrucción del hábitat son asuntos graves para los buitres en esta parte del mundo.

Los buitres de cabeza roja fueron vistos por última vez en el Santuario de Vida Silvestre de Huay Kha Kaeng de Tailandia hace 25 años, coincidiendo con la aplicación de un nuevo método de caza de tigres consistente en el uso de pesticidas para envenenar el cadáver y obtener las pieles del tigre sin la huella de los agujeros de bala. Desde entonces no se han registrado avistamientos de buitres salvajes en el país. La caza y el envenenamiento dieron el golpe final.

Pero aún hay esperanza de que estas majestuosas aves puedan volver a volar sobre Tailandia una vez más.

En junio de 2016, la Organización del Parque Zoológico de Tailandia (ZPO) inició la discusión formal para establecer un programa de reintroducción de buitres de cabeza roja en el Santuario de Vida Silvestre Huay Kha Khaeng, conjuntamente con la Universidad Kasetsart (KU), el Departamento de Parques Nacionales Y Conservación de Plantas (DNP) y la Sociedad de Conservación de Aves de Tailandia (BCST). Se prevé reintroducir en la naturaleza buitres de esta especie procedentes de la cría en cautividad a partir de 2018.

La Organización del Parque Zoológico de Tailandia tiene experiencia en programas de reproducción y reintroducción en cautiverio, habiendo trabajado durante varias décadas en la reintroducción de mamíferos y especies avícolas, entre ellos el ciervo de Eld y una especie de grulla. Sin embargo, el caso del buitre de cabeza roja plantea un reto porque es muy difícil hacerle criar los polluelos en cautiverio.

Se ha elegido el Santuario de Vida Silvestre Huai Kha Khaeng, un sitio del patrimonio mundial de la UNESCO que se extiende por más de 600.000 hectáreas a lo largo de la frontera de Myanmar, como el lugar perfecto para reintroducir la especie debido a su rica biodiversidad.

> > Volver a la guía de Noticias