Ricardo Magaz: nuevo libro

Ricardo Magaz presentó un nuevo libro, en un acto en el que intervino también el subdelegado de Gobierno en la provincia de León, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Presentación de un nuevo libro de Ricardo Magaz, en el club de Prensa de Diario de León

Leσn, 14 de noviembre de 2013

El Diario de Leσn, en cuyo Club de Prensa se efectuσ el acto de presentaciσn, ha dado la siguiente reseρa de este interesante evento.

“El criminalista y escritor cepedano Ricardo Magaz mostrσ ayer en el Club de Prensa de Diario de Leσn cσmo su nuevo libro, Narcotrαfico y drogas de abuso, publicado por Eolas Ediciones, analiza con todos los pormenores una realidad presente en la historia «desde que el hombre es hombre».

En concreto, la obra detalla el problema «tanto legal como social» que subyace al trαfico de drogas desde dos puntos de vista, el narcotrαfico a escala mundial y la «esclava dependencia» que suscita en el vendedor a pequeρa escala, una labor realizada casi siempre con vistas a satisfacer su adicciσn. La obra, tal y como reza su subtνtulo, ofrece herramientas y capacidades «frente al trαfico de drogas como instrumento de la delincuencia internacional», ya que las soluciones, como reflexionσ para este periσdico, no parecen venir de la legalizaciσn completa («harνa falta un acuerdo mundial supervisado por la ONU, algo muy poco probable»), y recordσ, junto al subdelegado del Gobierno en Leσn, que no por ello se eliminarνa «la amenaza que tales sustancias suponen para la salud pϊblica»”

Previamente, en una entrevista publicada en el diario Magaz seρala que la droga ha venido acompaραndonos «desde que el hombre es hombre».

«Allν donde hay una persona que sufre, o una persona ambiciosa en extremo, o una que desee vivir una vida artificial, harα acto de presencia la droga», aseverσ. Un problema que, tal y como muestra este libro, presenta dos caras, «una legal y otra social» y que, a su juicio, no se solucionarνa con su legalizaciσn unilateral por parte de un paνs concreto. «Harνa falta un acuerdo mundial supervisado por la ONU, algo en todo caso muy poco probable», cree Magaz. «Ademαs hay que tener en cuenta que esas sustancias dejarνan de ser ilνcitas, pero no por ello se eliminarνa la amenaza que suponen para la salud personal y pϊblica», objeta.

Y del mismo modo que hoy percibimos la daρina capacidad de la cocaνna o la heroνna, avisa Ricardo Magaz de que no pasarα «ni un siglo antes de que comprobemos los tremendos destrozos que ha causado el tabaco», y recuerda que la ONU ha cifrado en nada menos que 100 millones de personas «las que murieron a causa de sus efectos a lo largo del pasado siglo» o que «13.000 personas fallecen en Espaρa al aρo por problemas relacionados con la ebriedad».

> > Volver a la guía de La Cepeda