Adobes y Civilización: Conferencia inaugural de "LA HUELLA DEL HOMBRE"

Hace nueve mil años los seres humanos ya utilizaban el adobe -el barro seco- para construir sus casas; algunos milenios más tarde los sumerios hacía con la misma técnica sus palacios...

Actor veraniegos de la Asociación Rey Ordoño I, Amigos de La Cepeda

Villamejil, 4 de agosto de 2013

El barro está en el origen de la civilización, estima Laurentino García, quien este lunes, a las ocho de la tarde pronuncia en Villamejil la conferencia "barro, adobes y civilización", en la jornada inaugural de la muestra "La Huella del Hombre".

Laurentino García, nacido en Villamejil(León) y afincado en Roma, es uno de los grandes eruditos de la antiguedad romana y en especial de la historia de Pompeya y Herculano, autor de numerosas obras sobre estas materias, que se han traducido a inumerables idiomas, y ha elegido el tema de los adobes como un punto de inicio para hablar sobre la "dignidad el barro y su incidencia en la cultura".

La exposición la Huella del Hombre, está organizada por la Asociación Cultural Rey Ordoño I, Amigos de La Cepeda, y comisariada por el escritor y periodista Tomás Alvarez. Se presenta en la sede municipal de Villamejil a partir del 5 de agosto. Se trata de un recorrido por el mundo del barro en el territorio leonés, con mención a las cerámicas prehistóricas de los castros, a los materiales de los tiempos romanos, el uso tradicional del barro en los hogares... y la presentación de obra de muchos grandes artistas vinculados a la región, bien por su residencia permanente o eventual en ella.

La muestra estará abierta hasta el 17 de agosto, jornada en la que también habrá un contenido especial, con la clásica jornada dedicada a los autores cepedanos que han publicado textos en el último ejercicio. En este caso el programa cuenta con: Angel Casado (La Piedra Caliente), María Ángeles Cordero(Cien piezas, un sueño), Ricardo Magaz (Criminalidad y globalización), Roberto Fernández(Versos a Oliegos 2013) y Rogelio Blanco (La yegua de Abigail)

> > Volver a la guía de La Cepeda