Isla Astola

Con unos 6 kilómetros cuadrados de superficie, Astola es la mayor isla pakistaní ubicada a 25 kilómetros de la costa. La UICN trabaja por su protección.

Isla de Astola, Pakistán. Imagen de IUCN

Guiarte.com. Gland (Suiza). 14/03/2017
Se trata de un lugar deshabitado, donde las únicas construcciones del hombre son los restos de un antiguo templo hinduista, una pequeña mezquita y un faro que funciona con energía solar. En principio el lugar tendría atractivo para turistas que busquen la soledad, playas de fina arena, aguas claras y un paisaje con personalidad, pero no hay agua ni árboles.

Los pescadores ocupan la isla temporalmente. Pero la riqueza de estas aguas está descendiendo por la pesca masiva con navíos arrastreros. También han introducido los gatos para combatir la presencia de los roedores que les molestaban durante sus escalas en la isla. Ahora, los gatos silvestres representan una amenaza para los abundantes criaderos de aves.

Ubicada al sur de la provincia de Baluchistán, la isla, alargada, parece un portaviones de tonos pardos.

Astola es un enclave muy interesante para la fauna, y la UICN ha propuesto que sea declarada Área Marítima Protegida (MPA) por el Gobierno de Pakistán. Esta propuesta fue presentada por un socio de la UICN, Indus Earth Trust, en el Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN celebrado en 2016 en Hawái. La moción fue apoyada por un gran número de Miembros de la UICN en el Congreso y posteriormente adoptada como Resolución 052.

Este espacio es ecológicamente importante. Las playas son un lugar de anidación para la tortuga verde (Chelonia mydas) en peligro de extinción y la tortuga carey (Eretmochelys imbracata). Además es residencia de gran variedad de aves acuáticas como corceles, gaviotas, charranes, Chorlitos… Tiene también valor por sus reptiles como la endémica víbora de Astola (Echis carinatus astolae). En el ámbito marino, destaca una variedad de corales que favorece un ecosistema propicio para una amplia gama de especies marinas.

Embarcación pesquera y pequeña mezquita, en el extremo occidental de la isla de Astola. Imagen de IUCN

UICN alerta del peligro de la sobreexplotación pesquera. También advierte que la isla tiene un buen potencial para promover el ecoturismo basado en la naturaleza y realizar investigaciones de conservación, pero que estas actividades deben regularse si se quieren conservar los recursos naturales y la austera belleza estética de Astola.

Por todo ello se demanda la creación de un Área Marítima Protegida que permitirá restringir la actividad humana con fines de conservación para proteger los recursos naturales o culturales. También señala que “teniendo en cuenta el hecho de que las comunidades locales dependen, al menos en parte, de los recursos marinos de la isla para su sustento, una alternativa podría ser que la isla sea declarada Reserva de la Biosfera, que tiene normas relativamente menos estrictas cuando se trata del uso de los recursos naturales dentro del área designada”.

En todo caso, reclama la participación conjunta de las comunidades locales y las partes interesadas en la protección, para conseguir beneficios a largo plazo.

Isla de Astola, Pakistán. Imagen de IUCN

> > Volver a la guía de Noticias