Fellini-Picasso: la amistad soñada

Fellini y Picasso nunca se conocieron personalmente; aun así el Museo Picasso de Málaga presenta una atrevida muestra relativa a la “amistad” artística y personal entre ambos genios.

Fellini, Giulietta Massina y Picasso, en una de las charlas amistosas "soñadas" por el cineasta. En la muestra del Museo Picasso de Málaga

Guiarte.com. Málaga, 13/02/2018

El punto de arranque de la muestra es el mundo de Federico Fellini de quien se muestran dibujos, películas, fotografías y otros documentos; y frente a él, la obra de Pablo Picasso: pinturas, esculturas, dibujos y obra gráfica. El objetivo es poner las sensibilidades comunes de estos gigantes del siglo XX. El espectador puede comparar el resultado en el centro malagueño del 13 de febrero hasta el 13 de mayo de 2018.

Y es cierto que hay elementos comunes a ambos: el interés por la antigüedad clásica, los arquetipos femeninos o el circo. Pero aún hay más, hay una amistad soñada.

Una mañana de 1962, el célebre director italiano se levantó y describió un encuentro con Picasso en El libro de los sueños, cuadernos en los que -a modo de antología onírica- escribía y dibujaba sus ensoñaciones a petición de su psicoanalista, Ernst Bernhardt, discípulo de Carl Gustav Jung. Durante su juventud, Fellini se ganó la vida como ilustrador y caricaturista, y esa habilidad se muestra en el cuaderno, donde se aprecian perfectamente los personajes descritos en la cocina de la casa del pintor.

Federico Fellini. Nino Rota tocando el violín. Cineteca del Comune di Rimini, Fondo De Santi / Tomasetig © Federico Fellini

En este “archivo de lo soñado” de dos volúmenes, Federico Fellini fue completando, entre noviembre de 1960 y agosto de 1990, un extenso imaginario de personajes e imágenes, a veces semillero de escenas para sus famosas películas.

Pablo Picasso aparece representado en un primer sueño del 22 de enero de 1962. Fellini y su esposa, Giuletta Masina, visitan la casa del pintor y se reúnen en su cocina compartiendo una confortable escena de amistad. “Estábamos en una cocina, era claramente la cocina de su casa, una enorme cocina repleta de comida, de cuadros, de colores… Hablamos toda la noche”, escribió Fellini.

La amistad soñada continuó en otras ocasiones. Una amistad cercana, casi familiar Finalmente, en julio de 1980, Fellini describe su cuarta y última ensoñación, en la que asegura que éste vuelve a hablarle como un amigo y maestro: “Sueño con Picasso (un poco más desmejorado, consumido, pero todavía muy vital) que me habla sin parar”.

En la muestra se presentan elementos relativos a los dos protagonistas, abordando asuntos como la sexualidad, la exaltación de la vida, la exuberancia y la metamorfosis, a veces presentada de manera singular. Para la doctora en Historia del arte y comisaria de la muestra, Audrey Norcia, tanto Fellini como Picasso “han dejado una obra colosal y visionaria, por lo que el encuentro aquí propuesto no debe ser entendido como una comparación, sino como un diálogo”.

Exposición Y Fellini soñó con Picasso Foto: Jesús Domínguez © Museo Picasso Málaga

El recorrido comienza por ese Libro de los sueños para continuar por la vía Margutta de Roma, calle en la que ambos viven en distintos momentos de sus vidas que los acercan a la antigüedad clásica, tomando forma sobre imágenes de vestigios griegos y romanos habitados por personajes mitológicos. A continuación, a modo de reflexión sobre la poderosa presencia de las mujeres en la obra de ambos creadores, se inicia un viaje onírico en el que ellas son representadas como figuras divinas, terribles y sublimes, delicadamente sensuales o profundamente carnales, temperamentales o serenas. Tanto para Fellini como para Picasso, el circo es otro espacio de inspiración común y de interacción con la cultura popular, un universo irreverente en donde la sorpresa, el humor, la mentira y la transformación se personifican en acróbatas, arlequines y pulcinellas.

La muestra “Y Fellini soñó con Picasso” está coproducida con La cinémathèque française - en donde se exhibirá posteriormente. Cuenta con la colaboración de Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte, Festival de Málaga, Comune di Rimini, y está patrocinada por CaixaBank.

Isaki Lacuesta, Emma Súarez y Curro González, son “actores” secundarios de esta exposición; pues para la misma se ha creado una sala de cine en donde se muestra un film de 22 minutos que el cineasta Isaki Lacuesta ha realizado insertando fragmentos de películas de Fellini. El guión de Lacuesta, cuya obra abarca tanto el documental como la ficción, está narrado con la voz en off de la actriz española Emma Suárez.

> > Volver a la guía de Noticias