La Gran Almoneda del siglo XVII

En la turbulenta historia de Inglaterra, hace tres siglos y medio se vivió la ejecución del rey Carlos I.
Caída en el Calvario. Rafaello Santi (llamado Rafael de Sanzio o de Urbino ) (1483-1520), una obra del M. del Prado, que integra la exposición de La Almoneda.

Tras la decapitación se vendieron los bienes del monarca, entre ellos una magnífica colección de arte que ahora se puede contemplar en el Museo del Prado: es “La almoneda del siglo”.

La desdicha de un rey

Carlos I nació en Escocia en 1600 y murió decapitado en Londres, en enero de 1649. El monarca tuvo un reinado difícil: problemas permanentes en su relación con el parlamento, disturbios religiosos, la guerra de los Treinta Años, la rebelión de Irlanda y la Guerra Civil del 1946, que terminó con la victoria de los partidarios de Oliver Cromwell 1646 y la rendición del rey ante el ejército escocés.

Entregado a los de Cromwell, fue juzgado el 20 de enero de 1649. Carlos I rechazó al tribunal y se negó a declararse culpable. El 27 de enero fue sentenciado a muerte por traidor a la nación. El 30 de enero murió, orgulloso, en una Inglaterra republicana.

Amor a la pintura

Carlos estuvo en 1623 en Madrid como pretendiente de la infanta doña María, hermana del rey español Felipe IV, pero no hubo acuerdo para la boda. Durante su estancia conoció la magnífica pinacoteca real española y fue obsequiado con un cuadro de Tiziano.

En Inglaterra, el rey atesoró una estupenda colección con piezas excelentes de autores de toda Europa. Esa colección fue vendida tras la muerte del rey. El rey de España, Felipe IV, quiso asegurarse las mejores obras de Carlos I y encargó a Alonso de Cárdenas, embajador español en Londres, la operación de compra en la gran “Almoneda del Siglo”. El embajador español, Alonso de Cárdenas, hizo una de las mejores compras de arte de todos los tiempos: cuadros de Tiziano, Correggio, Tintoretto, Rafael, Van Dyck… etc.

Una de las grandes exposiciones del año

Los historiadores Jonathan Brown y Sir John Elliot son comisarios de la exposición "La Almoneda del Siglo", que repasa las relaciones artísticas entre España y Gran Bretaña en entre 1604 y 1655.

Obras de notables de Velázquez, Pantoja de la Cruz, Van Dyck, Tiziano, Veronés, Rubens, Leonardo da Vinci, Correggio, Rafael o Durero, hacen de esta ambiciosa muestra histórico-artística un hito de primer nivel.

El eje de la exposición "La Almoneda del Siglo. Relaciones artísticas entre España y Gran Bretaña, 1604-1655", está en la venta de los bienes de Carlos I tras la revolución de Cromwell. Sesenta y tres sesenta y tres obras maestras acercan al espectador al tema de las relaciones artísticas y políticas entre España y Gran Bretaña en aquella tumultuosa época

Jonathan Brown y John Elliott han organizado la exposición en tres epígrafes. El primero, "El Tratado", se refiere al reforzamiento de las relaciones diplomáticas y culturales entre Gran Bretaña y España mediante la firma del Tratado de Paz de 1604 entre Jacobo I y Felipe III, que dio fin a un periodo de enfrentamientos que había durado 17 años.

El cuadro de la Conferencia en Somerset House, de Pantoja de la Cruz, procedente de la National Portrait Gallery de Londres y en el que se ven las delegaciones que negociaron el acuerdo, abre la muestra. A su lado, los textos del tratado, en sus versiones inglesa y española, conservados en el Archivo General de Inglaterra y en el de Simancas, respectivamente.

Seguidamente se toca el tema de la "La visita del Príncipe de Gales", que rememora el viaje de 1623, cuando el entonces príncipe Carlos y el Duque de Buckinghan viajaron de incógnito a Madrid, con el fin de concertar el matrimonio del Príncipe con la infanta María.

Durante su estancia, el Príncipe se interesó vivamente por el arte, y a su vuelta llevó diversos regalos, entre ellos el famoso retrato Carlos V con perro, de Tiziano, obra que volvería luego a España.

El último apartado trata los acontecimientos surgidos a partir de la derrota de los monárquicos ingleses y la ejecución de Carlos I, así como de la venta de la gran colección real inglesa creada entre 1620 y 1630.

Junto a obras del Museo del Prado se presentan otras procedentes de instituciones diversas: la National Gallery de Londres, la National Gallery of Scotland de Edimburgo, la Christ Church Picture Gallery de Oxford, la Galleria degli Uffizi de Florencia, el Musée du Louvre de París, el Musée Goya de Castres o el Hermitage de San Petersburgo.

La exposición está patrocinada por la Fundación Winterthur y ha contado con la contribución de la Sociedad Estatal España Nuevo Milenio que se unió al proyecto en los últimos meses. Su contribución ha sido fundamental, porque la muestra estuvo a punto de suspenderse por el aumento en los costes de seguros y traslados, tras los atentados del 11 de septiembre en Nueva York.

 

> > Volver a la guía de Madrid