Destrozan muralla para hacer aparcamiento.

Una nueva barbaridad contra el patrimonio histórico. En León se han derribado más de tres metros de muralla medieval para hacer la entrada de un aparcamiento.
La edición del Diario de León, del día 23 de noviembre dice que las obras del un aparcamiento de la Plaza Mayor han sacrificado más de tres metros del lienzo de la Muralla medieval en Caño Badillo. El rasgado íntegro de la Cerca _de cinco metros de altura y tres de ancho_ fue autorizado a primeros de noviembre por la comisión territorial de patrimonio, después de que la empresa adjudicataria presentara un informe abundando sobre su presumible mal estado de conservación.

La Muralla de León, romana y medieval, está declarada monumento histórico y la ley de patrimonio prohibe demol er estos bienes «sin previa firmeza de la declaración de ruina», cosa que no se llegó a demostrar.

En un informe que escribe la destacada periodista Ana Gaitero, se dice que la Cerca medieval fue construida a cal y canto en el siglo XIV, ampliando el perímetro de la ciudad hacia el sur. El Burgo Nuevo demandaba la expansión. De finales del siglo XIX y principios del XX datan las intervenciones más polémicas sobre el amurallamiento de la ciudad.

Si los cubos de la Muralla romana resultaban un estorbo para el crecimiento urbanístico, otro tanto ocurría con las puertas de la Cerca medieval. Los técnicos contemporáneos lamentan a menudo estas pérdidas. «Se pensaba que lo antiguo era viejo», afirmó el arqueólogo municipal, Victorino García Marcos, en un reportaje publicado en Diario de León el 16 de enero de 2000 sobre el patrimonio destruido en la ciudad.

Sin embargo, el rasgado completo de la Muralla en el tramo que mira a la calle Caño Badillo ha pasado desapercibido para técnicos y ciudadanos y, lo que es más, cuenta con el parabién institucional. La comisión territorial de patrimonio de la Junta autorizó a principios de noviembre la demolición íntegra del muro para realizar los accesos al párking adjudicado a la empresa constructora Teconsa.

Después de un largo tira y afloja con el Ayuntamiento _que tuvo que llevar varias veces el proyecto a Patrimonio porque no explicaba la solución de los accesos_ la comisión territorial ha cedido ante las necesidades de la empresa para poder acceder al solar de la plaza Mayor con maquinaria pesada a derribar las casas delanteras y extraer los escombros.

Ningún informe municipal se pronuncia en este expediente sobre la conveniencia o no del derribo íntegro de la cerca, ni tampoco se aportan otras posibles soluciones técnicas.

El concejal de Urbanismo, Cecilio Vallejo, señaló que la Muralla será reconstruida por su área superior una vez que se ejecute el acceso de entrada y salida al aparcamiento de la plaza Mayor.

La comisión de Patrimonio podría haber incurrido en una ilegalidad al no concurrir las condiciones que exige la ley para derrribar monumentos, pero nadie ha denunciado el hecho, destaca el Diario leonés.

En concreto, el artículo 24.2 de la Ley del Patrimonio Histórico Español de 1985 subraya que «en ningún caso podrá procederse a la demolición de un inmueble, sin previa firmeza de la declaración de ruina».  

Crónicas de León

> > Volver a la guía de León