Maravillas de España Medieval

Hasta el 28 de febrero se puede contemplar, en la sede de la basílica de San Isidoro de León, una exposición de altísima calidad: Maravillas de la España Medieval. Tesoro Sagrado y Monarquía.
Se trata de una exposición absolutamente recomendable para los amantes del arte, y que ha pasado relativamente desapercibida en la prensa española, básicamente por una falta de promoción lamentable.

La elección de este lugar para una muestra de tal valor es importante. San Isidoro está íntimamente ligada a los reyes leoneses, se construyó bajo su impulso, y allí yacen muchos de ellos en el maravilloso Panteón Real.
El recorrido de la exposición pasa bajo las maravillosas pinturas románicas del Panteón Real. guiarte


Esta exposición estará abierta hasta el final de febrero próximo y presenta 117 joyas notabilísimas que los reyes donaron a los centros religiosos en el medievo. Abarca básicamente un período comprendido entre la monarquía visigótica y la de los Reyes Católicos. Es comisario de la exposición Isidro Bango

La muestra se presenta también como un homenaje al 25 aniversario de la actual monarquía española.

Sendos libros medievales sobre el ritual de las coronaciones reales en el medievo abren la exposición, en el apartado dedicado a la consagración del monarca. Junto a ellos están el Antifonario y el libro de las Estampas, de la catedral de León, y la Biblia Mozárabe de San Isidoro.

Luego, se muestran cruces, cálices, custodias, imágenes de la Virgen, objetos donados por distintos reyes hispánicos.

Piezas traídas de museos y centros españoles e incluso del Louvre o el Metropolitano de Nueva York componen una sucesión atractiva. Destacan elementos como el Tesoro de Guarrazar, ejemplar extraordinario de la orfebrería tardorromana del siglo VI, o uno de los marfiles del Arca de San Millán.

La muestra sirve para meditar sobre la belleza del arte y también la miseria de la incultura. Como recordó el comisario, alguno de los marfiles del arca de San Millán se vendieron en el pasado a cambio de una tabletas de chocolate.

La exposición cuenta con un presupuesto de cerca de 300 millones de pesetas. El lugar donde se exhibe, la Colegiata de San Isidoro, ha sido restaurada parcialmente para el evento.

Antonio Viñayo, el abad de San Isidoro, opinaba en el momento inaugural: No se ha visto cosa igual desde los tiempos de Fernando y Sancha, monarcas que enriquecieron la iglesia leonesa. En opinión del abad, las mejores piezas son las de San Isidoro; el Santo Cristo, el cáliz de Doña Urraca, el arca de San Isidoro; el tesoro de la Cámara Santa ovetense y la Virgen de la Vega, de Salamanca.

Isidro Bango, comisario de la exposición, catedrático de Arte en la Universidad Complutense de Madrid, ha hecho una excelente labor. En opinión de Diario de León, si el mundo medieval fundió lo material y lo espiritual, los organizadores de la exposición han conseguido que los objetos sean contemplados imbuidos por una atmósfera que traslada al espectador a aquélla época.

La Cruz de Fernando I y Sancha, del Museo Arqueológico Nacional, Madrid, es una de las joyas de la muestra.

El catálogo tiene interés, porque abarca materiales básicos para el conocimiento del arte y la historia desde los monarcas de la época visigoda a los Reyes Católicos.

El interés de la muestra es grandísimo, pues alberga piezas maestras del arte hispano, reunidas por primera y tal vez única vez. Además, el recorrido de la muestra pasa por el maravilloso Panteón Real leonés, cubierto con magnífica pinturas románicas. Se nota -por la escasa afluencia de público- que ha faltado una activa promoción del evento, sin duda uno de los mayores del ejercicio.

En los días finales de diciembre se ha procedido a una nueva señalización de las piezas, sustituyendo al criterio anterior. Antes se presentaba un panel explicativo para el conjunto de obras de cada sala y ahora se ha elegido rotularlas una a una, atendiendo acertados criterios del público.

En síntesis, la exposición merece una visita. Sin duda alguna.
Crónicas de León

> > Volver a la guía de León