Huellas de astures y romanos

En el otoño del 2000, diversas excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el entorno de León, están arrojando más luz sobre el pasado astur y romano de los territorios del noroeste de Hispania.
Nada más pasar Mansilla de las Mulas, en pleno Camino de Santiago, se divisa a la izquierda un estéril otero. Es el lugar donde se ubicaba Lancia, la que se consideró como mayor ciudad de los astures. Allí, desde septiembre a noviembre, se han realizado excavaciones, con un pequeño presupuesto, en un equipo coodirigido por María Jesús Gutiérrez y Jesús de Celis, técnicos del Instituto Leonés de Cultura, y Jesús Liz, catedrático de Arqueología de la Universidad de Salamanca.

La labor da continuidad a campañas iniciadas en 1996 y ha servido para investigar la zona de las termas y un mercado romanos, localizar en el decumanus la red de saneamiento, y examinar otros elementos arqueológicos.

Bajo las termas se han localizado estructuras que corresponden al poblado prerromano de los astures lancienses: construcciones de material leñoso, cabañas de postes y cubierta vegetal con hogares, suelos y hornos para la cocción de alimentos; todo ello con ajuares cerámicos, metálicos y óseos, importantes para el conocimiento de las sociedades protohistóricas.

Tanto la riqueza de los hallazgos como la secuencia cultural analizada -siete siglos- son elementos interesantes para acrecentar el conocimiento dela historia del territorio.

Bajo los terrenos estériles del otero están las ruinas de Lancia, la ciudad astur. Foto guiarte. Copyright

Por otro lado, en León se están llevando a cabo investigaciones en la Plaza del Conde, donde se ha descubierto un barracón de la Legio VI y restos del primer sistema de defensas de la ciudad romana. Entre los elementos más notables está una de las torres de la primitiva muralla.

Las excavaciones, dirigidas por el arqueólogo Fernando Villarejo, han hallado también sendos hornos de cocción de alimentos, cerámica sigillata, restos de una coraza, etc. Lo curioso es que este material estaba sólo 30 centímetros por debajo del suelo actual.

Además de la noticia permanente de hallazgos relacionados con el pasado romano del entorno de León, el año 2000 ha traído otro elemento positivo. La inauguración del Museo Romano de Astorga.

El museo está construido sobre la Ergástula romana que hay en la ciudad, una galería abovedada en la que se supone que se albergaban los esclavos y que era propiedad particular.

El ayuntamiento compró el lugar y planifico una inversión de 116 millones de pesetas, con participación de la Diputación Provincial y Caja España.

En el museo se albergan objetos que utilizaban los pobladores romanos de Astúrica Augusta (Astorga) en su vida cotidiana, e información sobre el pasado de esta ciudad, capital de Convento Jurídico.  
Crónicas de León

> > Volver a la guía de León