Qué ver en Valencia

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Valencia

Un gran patrimonio histórico y artístico

En todo el suelo del casco viejo de Valencia abundan los restos romanos, visigóticos y árabes.

Valencia tiene un notable patrimonio gótico esparcido en iglesias y edificios civiles. Foto guiarte-Fernández Miranda

Aún así, el patrimonio artístico de la ciudad está integrado básicamente por elementos posteriores a la reconquista cristiana realizada por el rey Jaime I.

El casco viejo de la ciudad era en el medievo uno de los más extensos de Europa. En él se encuentran numerosos edificios de interés, sobre todo de una época comprendida entre el gótico y el barroco.
En el entorno del viejo cauce del Turia se levanta un moderno conjunto, de Santiago Calatrava, la Ciudad de Las Ciencias. Foto guiarte- Fernández Miranda


Esta oferta se complementa con magníficos puentes sobre el viejo cauce del río, museos y realizaciones modernas, como el Palau de la Música o las edificaciones de la Ciudad de las Ciencias.

Jardines, como los de Viveros o Monforte, y paseos, como los de La Alameda o la fachada marítima de la Malvarrosa, contribuyen a hacer de Valencia una ciudad en la que el viajero debe detenerse para conocerla a fondo. Las épocas más atractivas para ello son las de mayo-junio y el otoño, cuando el calor no aprieta excesivamente.



La catedral

La catedral de Valencia es una construcción que se inició en el románico y que tiene abundante gótico.

En la imagen se aprecia el cimborrio de la catedral, la puerta de los Apóstoles y el airoso Micalet. Foto guiarte-Fernández Miranda

Está ubicada donde, según es tradición, se dijo la primera misa inmediatamente después de ser conquistada la ciudad por Jaime I en el siglo XIII.

La puerta sur, la principal, es barroca y por ella se accede a la nave de fábrica gótica. Esta entrada se realizó en el XVIII por el arquitecto alemán Konrad Rudolf, y está inspirada en Bernini

A la derecha de la entrada se halla la capilla del Santo Cáliz, de notable interés. Es una antigua sala capitular, de un bello estilo gótico, con una interesante bóveda de crucería y un delicado retablo. Allí se muestra el que –según la tradición- es el cáliz de la Última Cena.

En la nave sorprende al viajero la claridad que entra por el cimborrio, octogonal, una obra notable gótica, de indudable belleza.

Por la izquierda del crucero se halla la puerta de los Apóstoles, es gótica y está recientemente restaurada. Es famosa porque tradicionalmente se reúne allí cada jueves el Tribunal de las Aguas.

La puerta por la que se accede en la parte opuesta del crucero es la de la Almoina o del Palau, que recae sobre el palacio Arzobispal. Esta entrada es de un románico sencillo.

El campanario de la catedral es el famoso Micalet, torre emblemática del siglo XIV, con planta octogonal y unos 50 metros de altura, a cuya cima se accede tras superar 207 escalones.

El museo catedralicio posee obras de interés, en especial pinturas de Juan de Juanes y Goya.  

La Lonja de Valencia

Es tal vez la mayor joya española del gótico civil, y fue construida en las postrimerías del siglo XV para lugar de contratación.

Hermosa imagen del interior de la Lonja. Foto guiarte-Fernández Miranda.

En ella se recogió el Consulado del Mar, institución de derecho marítimo, y la Taula de Cambis. Se trata de un edificio que marcó la primacía valenciana entre las ciudades españolas ribereñas del mediterráneo, con una inusitada actividad comercial.

Es particularmente atractiva la sala principal con sus columnas helicoidales y su magnífica bóveda. En el ala izquierda está el Salón del Consulado del Mar, con magnífico artesonado.

Detalle exterior de la Lonja. Foto guiarte-Fernández Miranda

El Mercado Central

El Mercado Central de la ciudad de Valencia es, sin duda, el paraíso de los gastrónomos.

En la silueta modernista del Mercado Central destaca su cúpula, que corona una cotorra. Foto guiarte-Fernández Miranda

En él se encuentran cada día las recientes verduras frescas del fértil territorio valenciano, las anguilas de la Albufera y los pescados y carnes aportados del entorno o de otros lugares.

Pero es también un magnífico edificio modernista que –por suerte- se halla ubicado junto a la vieja lonja gótica, con lo que perdura en el barrio la tradicional vocación comercial.

Hecho a principios del siglo XX, el mercado es la catedral del consumo doméstico, un edificio cargado de luz y colorido, en el que sobresale su airosa estructura rematada por una bellísima cúpula.

El goce estético derivado de ver su estructura bella y funcional, con una superficie de más de 8.000 metros cuadrados, se une al placer de los sentidos, avivados por los olores penetrantes, el color vivo de los productos y la algarabía general.  

Los Santos Juanes

Frente a la Lonja de Valencia se halla la iglesia de los Santos Juanes, de origen gótico.

Detalle del templo de los Santos Juanes. Foto guiarte

Este edificio religioso es de origen gótico, pero fue barroquizado tras un incendio que lo dañó seriamente en el siglo XVI.

Tal vez la zona más original es la fachada que da hacia la lonja, con un interesante bajorrelieve y coronada por una airosa torrecilla, todo ello de época barroca.  

Santa Catalina

Al viajero que avanza desde la calle de la Paz le llamará la atención la airosa torre de Santa Catalina, del siglo XVII, bello ejemplar de influencia aragonesa.

La airosatorre de Santa Catalina. Foto guiarte

La torre es parte de una iglesia de tres naves que permanece casi escondida entre los edificios que la rodean. En el interior sorprende un gótico de gran pureza, aunque escaso de luz.

En el entorno se halla la recoleta Plaza Redonda y populares horchaterías.  

El palacio del Marques de Dos Aguas

El palacio del Marqués de Dos Aguas de Valencia es un edificio singular del barroco español.

Palacio del marqués de Dos Aguas. Foto guiarte-Fernández Miranda

En él destaca la puerta de alabastro realizada por Vergara, obra maestra del llamado churrigueresco.

A la gloriosa calidad del edificio se une su contenido, pues alberga el Museo Nacional de la Cerámica, con unas muestras excepcionales de distintas épocas y procedencias, desde la prehistoria a Picasso.

Alberga, asimismo, una pequeña pero interesante colección de carruajes. 

Palacio de la Generalitat.

El Palacio de la Generalidad es un magnífico edificio de origen gótico, sede del Gobierno Valenciano.

El palacio posee unos artesonados excepcionales. Foto guiarte-Fernández Miranda

Se trata de uno de los edificios españoles más destacados en el llamado gótico civil, aunque parte de su obra se acabó en el siglo XX.

El edificio atesora trabajos cerámicos de notable interés, como este San Jorge del siglo XVI.

El torreón más antiguo es el que da a la plaza de la Virgen, contiguo a un recoleto jardincillo de naranjos. En él se halla el Salón Dorado, una bellísima estancia con notables artesonados.

En el piso superior está el Salón de Cortes, con interesantes pinturas históricas, y un valioso trabajo en madera: la galería corrida de la parte superior.

En ambos se hallan muestras muy valiosas de arte cerámico, tanto en suelos como en zócalos

El patio gótico y su escalera también tienen notable belleza. En este patio está una interesante escultura de Benlliure, relativa al infierno de Dante.

En el edificio se guardan otros elementos artísticos de valor, especialmente en el plano pictórico, con obras de Sorolla o Pinazo, por ejemplo.

El Museo de Bellas Artes de Valencia

El Museo de Bellas Artes está al lado del viejo cauce, junto a los Jardines del Real o de Viveros, en el palacio de San Pío V. El edificio es barroco y su contenido de altísima calidad.

Retablo de fray Bonifacio Ferrer. Foto guiarte-Fernández Miranda

Es recomendable contemplar la colección de los primitivos valencianos.

Pero además hay obras de Juan de Juanes., Ribera, El Greco, Velázquez, Murillo, Goya, etc.

Es interesantísimo también su contenido de pintores valencianos de los siglos XIX y XX.

Edificio del Museo. Foto guiarte-Fernández Miranda

Palacio del Almirante

Es una obra gótica, pero en su parte inferior se encuentran los mejores restos islámicos de Valencia.

Se trata de los baños árabes, hechos entre los siglos XI y la época de la conquista cristiana.

El palacio está cercano a la catedral y ha sido restaurado recientemente. Lo ocupa la Consejería de Hacienda. Es destacado su airoso patio.



 

Torres de Serrano

Es la entrada grandiosa a Valencia por el camino de la comarca de Los Serranos. Datan del siglo XIV.

Al ser derribada la muralla, las torres quedaron airosas, como magnífico arco triunfal de acceso a la urbe.

La puerta está flanqueada por sendas torres de planta poligonal, con almenas y detallada decoración exterior. Sus dos fachadas, por delante y por detrás son tan distintas como interesantes.

Torres de serranos. Foto guiarte-Fernández Miranda

Torres de Quart

Esta era la entrada del camino que conducía de Valencia a Quart, por donde llegaba el tráfico de Castilla la Nueva.

Torres de Quart. Foto guiarte-Fernández Miranda

La estructura es similar a la de las torres de Serrano, aunque la planta es cilíndrica.

La mampostería acusa numerosos impactos de la época de la Guerra de la Independencia. Es curiosa la similitud de esta entrada con el Castel Nouvo de Nápoles.

Fueron construidas por Pere Bonfill a mediados del siglo XV.  

El Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Valencia es de inicios del siglo XX. Un bello edificio con una torre central y flanqueado por sendos torreones circulares.

Ayuntamiento. Foto guiarte-Fernández Miranda

Se debe a los arquitectos Francisco Mora y Carlos Carbonell, que le dieron un aire barroco y monumental. En su interior destacan tanto las escalinatas como algunas notables salas representativas.

En el mismo se alberga el museo Histórico de la Ciudad, donde está el Pendón de la Conquista y la espada de Jaime I, así como rica documentación medieval. Entre las curiosidades: la primera letra de cambio.

Otro museo ubicado en el gran edificio es el Paleontológico, que tiene auténticos tesoros de paleontología de América del Sur, merced a la donación del científico Rodrigo Botet.  

Estación del Norte

Cercana al Ayuntamiento de Valencia y a la plaza de toros, del XIX, está la estación de Renfe.

Este es uno de los mejores edificios modernistas de la ciudad de Valencia. Es del arquitecto Demetri Ribes.

Es interesante su rica y colorista decoración interior.

En el exterior reitera las cuatro barras de la heráldica valenciana y una profusión de elementos vegetales.
Estación del Norte. Foto guiarte-Fernández Miranda

Ciudad de las Artes y las Ciencias

Ciudad de las Artes y las Ciencias es un conjunto de elementos de interés turístico y arquitectónico, con museos, cine, acuario, en Valencia.

El paseo es muy agradable en la Ciudad de las Ciencias

Una de las visitas de obligado cumplimiento en la visita es la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Es un conjunto de notable valor arquitectónico, con construcciones modernistas, luminosas y monumentales, que merece la pena conocer aunque no se llegue a entrar en ninguna de sus atracciones.

A veces conocido también como simplemente "Ciudad de las Ciencias" o "Ciudad de las Artes", está situado en el antiguo cauce del río Turia, ya cerca del Puerto de Valencia.

Ciudad de las Artes y las Ciencias. Lateral del Museo de la Ciencia

Consta de varias atracciones culturales, artísticas y de ocio, con entradas independientes. Entre otros se encuentra una ópera, un cine proyectado en una cúpula esférica, un museo de ciencia y un parque dedicado a elementos marinos, con varios acuarios gigantes.

Aparte de los anteriores, todavía se están realizando obras en la Ciudad de las Artes y las Ciencias para crear nuevos edificios con otras atracciones.

Atardecer en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

El visitante puede darse simplemente un paseo por el lugar para conocer el entorno, o aprovechar para conocer algunas de las propuestas turísticas más notables de la ciudad.

Ciudad de las Ciencias. Hemisferic a la derecha. Museo de la Ciencia a la izquierda.

Parque de Cabecera

En Valencia, el Parque de Cabecera es un lugar excelente para realizar un paseo agradable al aire libre.

En la parte exterior de Valencia, en la zona noroeste, se encuentra el Parque de Cabecera, que no es más que el inicio del cauce del Río Turia, en el lugar donde comienza el término municipal de la ciudad, ya en la frontera con el municipio de Mislata.

Parque de cabecera, en Valencia

El río Turia cruza todo el centro de Valencia. Es un río sin agua, pues el cauce se desvió artificialmente por fuera de la ciudad después de unas terribles inundaciones. Todo el cauce es ahora un parque, una línea de área verde que otorga una vida especial a la ciudad. A través de este río se puede encontrar cantidad de dotaciones para el ocio en la ciudad, pensadas para personas de todas las edades.

El parque de cabecera es parte de este mega-parque del río Turia, solo que en el lugar donde se encuentra, se ensancha mucho el cauce y se fusiona con el resto de los edificios sin tener que bajar laderas. Es un parque relativamente nuevo, que ha dado a la ciudad unos espacios de ocio que antes no tenía. Es un sitio excelente para los amantes del running, del picnic o simplemente del paseo al aire libre.

Picnic en el Parque de Cabecera de Valencia

Hay que admitir que tiene un aire a Central Park, en Manhattan, salvando las distancias, por supuesto, con el paisaje verde y los edificios altos al fondo. También en los finales de semana se asemeja, por la cantidad de habitantes de Valencia y Mislata que sacan sus cestas de comida para pasar un bonito domingo al aire libre.

El parque es agradable y puede ser interesante de conocer, aunque dista un poco de otras áreas turísticas de la ciudad, ya que allí se sitúa otra de las atracciones modernas de Valencia, el Bioparc.

Bioparc Valencia

El Bioparc. o BIOPARC Valencia (marca comercial), es un parque zoológico especial. Una visita que gustará a toda la familia.

BIOPARC es el nuevo zoo de la ciudad de Valencia. Un parque extremadamente cuidado con animales que viven en entornos donde se han respetado muchos detalles para la fiel reproducción de su hábitat natural. Está situado dentro el Parque de Cabecera, dentro del antiguo cauce del río Turia, en las afueras de la ciudad.

La familia de chimpancés en Bioparc Valencia

Aquellos acostumbrados a los zoo más habituales se sorprenderán con el Bioparc, pues dista mucho de las habituales jaulas, o cercados, donde se encuentran los animales hacinados en muchas ocasiones. Desde la tierra donde caminan los animales hasta la vegetación que los rodea ha tratado de parecerse un poco a los lugares donde viven sueltos en la naturaleza.

¿Consigues ver el elefante?

Este parque zoológico está dedicado exclusivamente a la fauna africana. La variedad de animales no es tan grande como en otros parques, donde puedes encontrar especies de todo el mundo, pero realmente no podemos pensar que sea un defecto de la atracción, sino una virtud. Al no tratar de concentrar tantas cosas en un espacio reducido, el resultado ha sido más atractivo.

Uno de los detalles que llama la atención es la proximidad con la que se aprecian los animales. Despliega toda una ingeniería para habilitar puestos de observación cercanos y seguros para las personas. Además, toda la visita se encuentra arborizada, con lo que es fácil mantenerse a la sombra y no achicharrarse al sol en un día de verano.

Jirafa comiendo hojas en Bioparc Valencia

Destacamos Bioparc también por ser una de las serias carencias de Valencia desde hace tiempo. Existía anteriormente un Zoo de Valencia en el Parque de Viveros, pero era ridículamente pequeño y tenía los animales en espacios absurdamente reducidos. Hoy afortunadamente esta carencia ha sido subsanada con el Bioparc Valencia.

No es que en Guiarte.com nos guste el concepto de zoo, pero al menos Bioparc ha conseguido una buena versión. Si se llega a Valencia acompañado con niños, el Bioparc es una visita obligada.

Leona observando a los turistas y león al fondo

Otros centros religiosos notables

Otros edificios importantes en Valencia son: el conjunto de El Patriarca, Santo Domingo, San Nicolás, San Agustín y San Juan del Hospital.

El Patriarca. Se trata de un conjunto: el Real Colegio del Corpus Christi, fundado por San Juan de Ribera, en el siglo XVI. La iglesia es notable, con retablo de Ribalta. El museo tiene una magnífica colección pictórica con tablas de los primitivos pintores valencianos y del Greco.

Santo Domingo, parte de un gran convento gótico que ahora esta en las dependencias de capitanía General, con interesante sala capitular y notable claustro del siglo XIII. La fachada de la iglesia, renacentista, parece que fue diseñada por el propio Felipe II

San Nicolás, iglesia cercana a la noble calle de Caballeros, con obra gótica y barroca e interesantes pinturas: Juan de Juanes, Vicente López, etc. Retablo de Rodrigo de Osona. El Papa Calixto III fue rector de ésta parroquia.

San Agustín. Templo de estilo gótico de una sola nave.

San Martín, en el inicio de la Calle de San Vicente, con orígenes góticos y exterior más moderno. La joya más valiosa está sobre su portada. Se trata de un grupo escultórico flamenco.

San Juan del Hospital, del siglo XIV; construida por los caballeros de la orden hospitalaria y notablemente conservada.  

Otros elementos de interés artístico

Aparte de los centros religiosos podemos encontrar edificios de interés como La Universidad de Valencia, La sede del Banco valenciano, El Palau de la Música o el Mercado de Colón.

Sede del Banco de Valencia. Foto guiarte-Fernández Miranda
Portal de Valldigna: única puerta existente de la antigua muralla árabe

El Almudín, edificio del siglo XIII, destinado a almacenamiento de cereales.

La Universidad, con su claustro neoclásico que preside el humanista valenciano Luis Vives. Es muy destacable su biblioteca, rica en incunables, entre ellos Les trobes, primera obra impresa en España.

Palacios de la bailía, la Scala, de los Borja(sede de las Cortes), de los Escrivá, del Almirante(Consejería de Hacienda), Berbedel(museo de la ciudad), de los Condes de Peñalba, etc.

La Finca Roja, uno de los edificios más interesantes de los años treinta, que presenta un estilo constructivo social. Es obra de Enrique Viedma.

Mercado de Colón. Magnífica obra de Francisco Mora, realizada entre 1914 y 1916, de un notable modernismo en el que se detectan influencias gaudinianas.

El palau de la Música se halla en el hermoso entorno del viejo cauce. Foto guiarte-Fernández Miranda

El Banco de Valencia
, de los años cuarenta, con un ambicioso diseño neobarroquizante, y sintetizando los usos civiles y financieros.

Palau de la Música, de líneas geométricas y Modernas y luminoso vestíbulo. Inaugurado en 1987. Obra de García de paredes

Ciudad de las Ciencias, luminoso conjunto de Santiago Calatrava

Puentes de la Trinidad, Serranos y San José, de trazas góticas o barroquizantes, a los que se han unido nuevas estructuras como el realizado por Calatrava


Volver a la Guía de Valencia