Qué Ver en Natal

Principales atracciones de Natal, los puntos turísticos que no debemos perdernos de Natal.

Playa de Ponta Negra

Actualmente, la playa más turística de Natal es la Playa de Ponta Negra.

Playa de Ponta Negra, con el Morro do Careca (Montaña del Calvo) al fondo. Guiarte Copyright

Básicamente turística, pues concentra la mayoría de los hoteles de la ciudad y llenísima de chiringutos que ofrecen todo tipo de comidas playeras y bebidas, frutas, etc. La playa es larga, ocupando varios kilómetros tiene vistas muy atractivas hacia ambos lados. Al final de la playa, lado opuesto al centro de la ciudad de Natal, lo que más llama la atención es el Morro do Careca, que es una lengua de duna que corta una montaña que tiene bastante vegetación. Al ser muy alto, se ve desde toda la zona. Anteriormente se podía subir al morro para otear el paisaje, pero la masificación de turistas hizo replantearse esta posibilidad, siendo que ahora está vetada la zona y apenas se puede uno acercar a la base del morro, que es justo donde termina la playa de Ponta Negra.

Los edificios más altos de Natal se acumulan en Ponta Negra y se nota que continúan las construcciones. "Cada mes se inaugura un edificio nuevo" dicen los habitantes de la zona. Son moles de civilización en un paraíso que saltan a la vista desde lejos debido a su altura, de más de 50 plantas.

Además, en la playa de Ponta Negra se localizan los mejores restaurantes, por supuesto, enfocados al turismo. También se encuentran los hoteles más renombrados y con mayor calidad. Lo mismo ocurre con la zona de bares y locales más turísticos para disfrutar la noche de Natal, que actualmente se encuentran en la zona denominada el Alto de Ponta Negra.

Foto de la Playa de Ponta Negra. Los edificios altos de apartamentos y hoteles copan cada día más el entorno. Guiarte Copyright

Playa de los Artistas

Una playa de Natal muy frecuentada por personas locales, que tuvo su expansión a mediados del siglo pasado es la playa de los Artistas.

Esta playa hubo un tiempo que fue muy turística, la playa de moda de Natal. Se llama así porque antes era frecuentada por gente famosa del país. Actualmente no es la playa más atractiva para la visita, sino que da un aspecto un poco abandonado. Ayuda a captar esta imagen elementos como el que fue el mayor hotel de Natal, actualmente en desuso (parece ser que se pretende habilitar de nuevo el edificio para alguna cosa, pero ahora esta simplemente abandonado).

Esta playa está bastante frecuentada por habitantes locales y mantiene un paseo marítimo de bastante longitud por el que se puede caminar. De todos modos, no es muy recomendable para los turistas, por estar en un barrio decadente y menos seguro otros de la ciudad.

Playa de los Artistas, un poco decadente. Guiarte Copyright
La Playa de los Artistas tiene un magnífico paseo marítimo por el que caminar. Guiarte Copyright

Forte dos Reis Magos

El Forte dos Reis Magos, o Fuerte de los Reyes Magos en español, es la construcción más antigua de Natal.

Torre del interior del Fuerte de los Reyes Magos, capilla y depósito de munición.

Está ubicado en la desembocadura del Rio Potengi, en la orilla de la ciudad de Natal, en la playa del Fuerte. Construido sobre el arrecife en 1598 por portugueses, en forma de estrella (que sólo se aprecia en la vista aérea, por ejemplo desde el nuevo Puente de Todos.)

El Fuerte de los Reyes Magos actualmente es parte del patrimonio histórico de la nación brasileña y sede de un museo que se puede visitar para conocer temas como el descubrimiento de Brasil, alojamientos, prisiones, cañones, una antigua capilla con un pozo de agua dulce, etc. El precio de la entrada son sólo dos reales.

El Forte dos Reis Magos, como se ha dicho, está en la Praia do Forte, que es una piscina natural formada por arrecifes de coral.

Fuerte de los Reyes Magos, visto desde el otro lado del Río Potengi. Lo que se ve en primer plano es el río. Al fondo, detrás del fuerte, el océano. Guiarte Copyright

Barrio da Riveira, calle Chile

El Barrio da Riveira y concretamente la calle Chile, es la zona de Natal con la mayor concentración de edificios históricos.

Fachada principal del Teatro de Alberto Marañao. Guiarte Copyright

El barrio antiguo de Natal, con las casas y edificios más históricos. En este barrio podemos encontrar elementos como el teatro Alberto Marañón, Capitanía das Artes o la Calle Chile.

La mayoría de lo que podemos encontrar en este barrio tiene un aspecto decadente, sobretodo las áreas cerca del puerto de Natal. En la calle Chile se conservan las casas más antiguas, incluido el Club Náutico y la antigua casa de gobierno del estado de Rio Grande do Norte, la primera que hubo.

Sobre el Teatro de Alberto Marañao hay que destacar que es uno de los edificios históricos más bonitos de Natal, si no el que más. Su construcción se inició en 1898 y ahora es parte del patrimonio histórico y artístico del estado. Posee formas y elementos de arquitectura francesa del siglo XIV.

Este barrio se visita en el paseo típico para conocer la ciudad, pero queda lejos de las zonas más frecuentadas por turistas. Sólo podría ser recomendable si deseamos conocer algo más de la ciudad, aparte de las playas y todo aquello que puede interesar al llegado a Natal para conocer paisajes y ambientes naturales.

Calle de Chile I. Tiene los edificios más antiguos de Natal. Guiarte Copyright
Calle de Chile II. Está muy desarreglada y decadente. Una pena. Guiarte Copyright

Parque de las dunas

El mayor parque de Natal es el Parque de las dunas, una gran extensión preservada de la explotación urbanística donde podemos ver dunas y vegetación naturales.

Parque de las Dunas, kilómetros de dunas y vegetación en estado natural, en el corazón de Natal. Guiarte Copyright

Es el mayor parque y área verde de la ciudad y tiene una extensión formidable, de más de 8 kilómetros, perfectamente conservada de la original del lugar. Digamos que es un oasis dentro de la civilización y la explotación urbanística que ha sufrido Natal.

Se puede visitar durante el día y tiene diversos caminos con extensiones y senderos de distinta longitud, entre los 2 y los 4 kilómetros, que pueden ser paseados cómodamente. Tiene entrada desde la Avenida Alexandrino de Alentar.

El parque se llama de las dunas porque básicamente tiene una serie de dunas mezcladas con vegetación autóctona. Todo con vistas al mar y la playa llamada Vía Costera.

http://www.parquedasdunas.rn.gov.br/

Vista desde la carretera costera del Parque de las Dunas, así era el litoral de Natal originalmente. Guiarte Copyright

Playa de Redinha

Una playa de Natal con casi exclusivamente público local, pero que es bonita y bastante grande, desde donde podremos también admirar vistas panorámicas de la ciudad.

Desde las inmediaciones de la playa de Redinha se tienen buenas vistas del Puente de Todos y la ciudad de Natal. Guiarte Copyright

Al otro lado del Puente de Todos está la playa de Redinha, que es más frecuentada por personas nativas. En realidad es una playa bonita, con arena blanca y generosa, espaciosa y con unas vistas muy atractivas tanto de parte del litoral norte como de la ciudad. La playa en si tiene mucha calidad, incluso más que otras más turísticas.

Durante los días festivos se acumulan los habitantes locales en los diversos chiringuitos, todos con un ambiente muy animado, en los que se puede pasear tranquilamente y disfrutar de gastronomía regional, con pinchos y platos típicos, frutos del mar, etc.

Con el Puente de Todos se ha popularizado esta playa, ya que antes tenía un difícil acceso, pues tenía que embarcarse en una balsa o dar una vuelta de 25 kilómetros para ir por un puente un poco más antiguo. Desde aquí se puede apreciar una de las mejores vistas del Puente de Todos, que se muestra magnífico y espectacular por su tamaño y líneas modernas. Pero también hay que decir que se ha provocado un importante impacto visual al entorno natural de la zona.

Playa de Redinha en un día de fiesta. No es una playa turística, por eso está menos explotada y los bañistas son ciudadanos de Natal. Guiarte Copyright

Puente de Todos

Un puente de reciente construcción en Natal que resulta bastante espectacular, el Puente de Todos, se ha convertido en un lugar de imprescindible visita.

En noviembre de 2007 se inauguraba el llamado Puente de Todos, en Natal, que llevaba años de construcción. La apertura del puente ha supuesto un hito en la ciudad y se ha festejado durante una semana.

Ahora el puente ya se exhibe como uno de los símbolos de modernidad de Natal y es el orgullo de sus habitantes.

Antes de la construcción del puente, para cruzar el río Potengi, había que embarcar en una balsa, tanto vehículos como personas, para acceder al litoral norte. Esto llevaba, con las consecuentes colas y esperas, unos 45 minutos de tiempo. La otra posibilidad era cruzar el río en una zona más estrecha donde está el antiguo puente, pero significaba un rodeo de decenas de kilómetros y al final era incluso más pesado que cruzar en Balsa.

Con esta mejora en las infraestructuras de Natal se ha conseguido conectar con el litoral norte del estado, y aun queda por ver qué aportará esta nueva situación y si la explotación urbanística del litoral sur del estado se va a producir también en el todavía salvaje litoral norte.

Puente de Todos y al fondo Natal, desde la playa de Redinha. Guiarte Copyright
Bullicio al otro lado del Puente de Todos en el día de la inauguración. El Puente conecta Natal con el litoral norte y ha dado mucho dinamismo a otros lugares de la ciudad. Guiarte Copyright

Centro de Turismo de Natal

Un antiguo presidio convertido en una gran feria de artesanato dedicada al turista, próximo de las playas urbanas de Natal.

Uno de los corredores del Centro de Turismo, que sirve de escaparate de los puestos de artesanía a los que se accede.
El Centro de Turismo es un lugar bastante atractivo para la compra de recuerdos en la ciudad de Natal. Allí podremos encontrar todos los objetos de artesanía más característica de la ciudad y en general de la región del Nordeste Brasileño, a un precio bastante bueno.

El recinto consiste en una gran cantidad de pequeños puestos donde se venden cosas variadas, distribuidos en pequeños corredores que a veces nos recuerdan a los bazares marroquíes. Muchas de las tiendas venden los mismos productos y otras cuantas se centran en un tipo de artesanía concreto. Encontraremos tiendas que se dedican a la venta de mallas, con manteles, mantas y otros tejidos, tiendas de cerámicas típicas de Natal y objetos más artísticos, puestos con productos gastronómicos, como cachaças o nueces de cajú, etc. Natal es uno de los mayores productores de algodón del país, por lo que también encontraremos muchas tiendas donde se venden ropas, peluches, hamacas y otros tipos de productos de algodón natural, es decir, sin tintes pero con colores que se encuentran en la naturaleza.

El Centro del Turista se encuentra en una localización excelente, geográficamente hablando, pues está en un punto elevado desde donde se puede apreciar gran parte de la ciudad de Natal. Antes era un presidio y la verdad es que el edificio de época se parece más a una villa colonial que a una cárcel. Ahora está bastante cuidado y pintado y, salvo por las rejas de las ventanas, no recuerda para nada su uso anterior.

Entrada del Centro de Turismo, en la ciudad de Natal. Foto guiarte.com.

Para ir al Centro del Turismo lo más seguro es que nos tengamos que deslocalizar un poco de las rutas turísticas más habituales. En la actualidad los hoteles y posadas más interesantes para alojarse en la ciudad de Natal están en la Playa de Ponta Negra y este centro de compras está en las inmediaciones de las playas de Los Artistas y la Playa do Meio, que quedan un poco lejos. Gay diversos paseos turísticos que llevan a las personas hasta allí y es normal encontrarse autobuses que llevan a turistas en masa a hacer compras. Si pasamos por el centro o por las mencionadas playas y deseamos acercarnos a un lugar donde se concentra toda la artesanía típica para comprar recuerdos, sería recomendable pasarse por allí, pero quizás no merezca la desplazarse sólo para ir hasta allí

Los precios son un poco más bajos que los que podemos encontrar en otras tiendas de recuerdos, por ejemplo de la playa de Ponta Negra, pero si tenemos que pagar un taxi para ir y volver realmente no vamos a ahorrar, a no ser que compremos muchas cosas. La ventaja real en ese caso es que podemos disponer de muchas tiendas juntas con toda la variedad de productos típicos y de artesanía. En los propios puestos del Centro del Turismo también hay unas diferencias de precios para los mismos productos, pero no son muy grandes. No obstante, si vamos con tiempo quizás interese darse una vuelta por todas las tiendas antes de localizar el puesto que tiene el producto que más nos gusta al mejor precio.

Si vamos hasta allí, merece la pena subir al piso de arriba, donde hay una galería de arte con objetos y pinturas muy bonitas, pero desde donde podremos acceder a unas vistas geniales de la ciudad de Natal, las playas urbanas, el Puente de Todos, etc. Los jueves también podremos encontrar un buen marco para el ocio, pues hay un baile de Forró para turistas que puede estar interesante. Por cierto el Forró es una música típica del Nordeste de Brasil y del país entero, que tiene sus pasos de baile propios. Como otros bailes "made in Brasil", el Forró también tiene una buena carga de sensualidad y animación que podemos observar en el Samba, una danza sin duda más exportada internacionalmente.


Volver a la Guía de Natal