Qué ver en Stein am Rhein

Una de las ciudades más bellas de Suiza es Stein am Rhein, situada a la orilla del Rin, muy cerca de Schaffhausen, donde están las cataratas más grandes de Europa.

Rathausplatz

La plaza del ayuntamiento de Stein am Rhein es realmente espectacular.

La hermosa fuente, Markbrunnen, de la Rathausplatz de Stein Am Rhein. Al fondo el ayuntamiento. Imagen de Guiarte.com

Es este el lugar donde se celebraban los mercados, entorno de forma casi triangular que está presidido por la sede del ayuntamiento, originaria del siglo XVI, y que ha sufrido diversas modificaciones.

El ayuntamiento tiene una parte inferior de piedra para continuar en la zona más elevada con entramados de madera. Las restauraciones le han acabado por dar un aire chinesco con sus tejados que recuerdan a una pagoda, sus gárgolas de dragón, y la pintura rojo chillón de los entramados.

Más bellas que este edificio oficial son las casas cercanas. La primera, en el lado norte, Weisser Adler, de origen medieval y con la pintura mural renacentista más antigua de Suiza, realizada en el primer cuatro del siglo XVI.

Pero el conjunto más espectacular lo integran las casas históricas que tiene la plaza en su frente sur. Entre estas edificaciones cabe citar la Vordere Krone, una elevada edificación de colores vivos y notable mirador, pintada exteriormente con tonos rojizos y temática barroca en el siglo XVIII.

La Weisser Adler, con el mural renacentista más antiguo de Suiza. Imagen Guiarte.com

A su lado está otra gran casa, la Rother Ochsen, de líneas renacentistas y bella pintura mural. La siguiente es la Steinerner Trauben, de fachada sumamente equilibrada y con un mirador cuadrangular

Zur Sonne, es la siguiente, con el número 13. Al igual que la mayoría de las citadas es originaria del medievo aunque con reformas posteriores. Tiene un bello mirador poligonal de madera, y bellas pinturas.

Frente al número 15 está la hermosa fuente, Markbrunnen, con la figura de un fornido guerrero que con una mano agarra la lanza y con la otra sostiene el escudo.

El número 17 es la casa Schwarzes Horn, también originaria del XV, aunque rematada en el XVI con dos pisos de entramados de madera. Frente a su fachada imponente, destaca la delicadeza de su mirador de piedra, diminuto.

La Rother Ochsen (nº11), de líneas renacentistas y la Zur Sonne (nº 13) con sus bellos miradores. Imagen, Guiarte.com.

Otras casas notables de la ciudad

En general, Stein am Rhein está llena de rincones sugerentes en los que se muestran casas de aire tradicional llenas de belleza.

La Understadt, con la Brodlaube (edificación de blanco) una sólida casa del siglo XIV. Imagen Guiarte.com

El conjunto más espectacular se alinea en el eje que cruza longitudinalmente a la población, en paralelo a la línea del rio, y que va de la Oberstadt a la plaza del Ayuntamiento, y Understadt, para terminar ante la Untertor.

Este recorrido es sorprendente, con la sucesión de hermosas fachadas con atractivos miradores, en una zona de abundante ajetreo ...pero sin automóviles.

Si el viajero comienza el recorrido en Oberstadt, se encontrará primero con sencillos edificios llenos de encanto. A la izquierda, el primero es una casa de bellos entramados de madera, seguida de otra con una hermosa portada con un relieve en el que San Jorge ataca al consabido dragón. A medida que avanza, las casas van adquiriendo más altura, para llegar a Oberstadt 3, con el conjunto Bürgerasy, con edificaciones de los siglos XV al XVIII. Al lado se halla el KrippenWelt, museo dedicado a la Navidad.

Pasada la espectacular Rathausplatz, en el entronque con la Understadt, se halla la casa del Pelicano, con la pintura de este mitológico animal.... y continúan los bellos edificios de atractivo colorido y artísticas balconadas.

La coqueta Haus Hirzli, en Understadt, Stein am Rhein. Imagen Guiarte.com

Frente al colorido de esta casa, la Brodlaube, ubicada en la orilla de enfrente, en una esquina, aparece totalmente blanca, pero con una altiva fachada del siglo XIV, en la que predominan las formas rectangulares de ventanas y puertas.

En esta misma orilla, poco más adelante, junto a una fuentecilla, la casa Hirzli, de coquetas formas de entramados de madera pintados de rojo. 

Más adelante destaca el edificio Lindwurm, en Understadt 18, casa originaria del siglo XIII, remodelada con aire palaciego en el siglo XIX, de fachada elegante con aire burgués, ahora transformada en un museo.

Pero las mansiones llenas de historia y encanto también continúan en el entorno de Obertor y la Obergass...

Comparado con todo lo anterior, el frente del rio no tiene tanto atractivo en lo que se refiere a las construcciones, aunque está lleno de vida y de riqueza paisajística, e incluso con algunas edificaciones con interés, como la Gredhaus, a la orilla del puente, que tiene una sólida estructura de piedra y unos ventanales tan austeros como bellos, del gótico final.

Aunque Stein am Rhein se desarrolló en el norte del Rin, también posee un pequeño burgo enfrente, aglutinado en torno a la boca del puente que hubo en el lugar desde tiempos romanos. En este pequeño burgo está (en Charregass 3) la casa Kreuz, que en la antigüedad fue una famosa posada.

Tambien está esta orilla la iglesia de St. Johann, el templo más antiguo del Cantón de Schaffhausen, con frescos del siglo XV.

El edificio Lindwurm alberga un bello museo. Imagen Guiarte.com.

Las torres

El recinto defensivo de Stein am Rhein aún es parcialmente visible en algunos puntos, aunque lo más destacado del mismo son las bellas puertas y torres defensivas.

La Unterstadt de Steim am Rhein finaliza ante la Untertor o Zeitturm. Imagen de Guiarte.com.

Untertor
La Unterstadt finaliza ante la Untertor o Zeitturm, que era un lugar principal de entrada de la ciudad, que sufrió diversas reformas desde su origen hasta el siglo XVI.

Esta bella torre fue bombardeada por la aviación alemana en 1945, durante una acción de represalia, pero ha sido reconstruida tal como era en la antigüedad.

Hexenturm
Menos airosa que la anterior es la Hexenturm, torreón del ladrón o de la Bruja, ya muy cercano al río, que parece ser del siglo XIV. Ha sufrido diversas modificaciones, para hacer habitable la torre, transformando sus viejas almenas en ventanales.

Obertor
En la parte alta de la ciudad está Obertor, también documentada ya en el siglo XIV, destruida por un incendio en el año 1668 y reparada luego. Fue prisión del lugar.

En la parte alta de Steim am Rhein se halla la entrada de Obertor. Imagen Guiarte.com

Abadía de San Jorge

Al este del puente hay una zona en la que peeviven los restos de la antigua abadía benedictina de Stein am Rhein.

Edificaciones de la vieja abadía de San Jorge, en Steim am Rhein, vistas desde el arranque del Rin. Imagen de Guiarte.com

El puente es moderno, porque tras la desaparición del de origen romano, en la Edad Media se sustituyó por uno de madera.

Desde la orilla sur se divisa el casco de la ciudad, arracimado en el otro extremo del puente, y sobre la orografía de los tejados surge la altiva flecha de la iglesia abacial.

El origen del templo es románico. En los duros tiempos de la reforma se registraron conflictos que arruinaron la iglesia. Posteriormente se han hecho diversas modificaciones, entre ellas el derribo de una de las torres. La que queda destaca por su tejado puntiagudo, dominando la urbe.

Entre el templo y el río quedan restos del viejo convento medieval, con dependencias abaciales, dañadas por el paso del tiempo y las luchas de los tiempos de la Reforma y de la Revolución Francesa.

Un salón de interesantes frescos y el claustro son los puntos más agradables de este entorno convertido en museo, en el que se encuentran elementos de carácter histórico y etnográfico.

La altiva iglesia abacial, destaca en la ciudad de Stein am Rhein. Imagen Guiarte.com

El castillo de Hohenklingen

Dominando la pequeña ciudad de Stein am Rhein se halla un diminuto castillo del entorno del siglo XII.

…Y dominando la colina, al lado del casco urbano de Steim am Rhein, se eleva el pequeño castillo de Hohenklingen. Imagen, Guiarte.com.

Se puede acceder hasta el castillo de Hohenklingen mediante una empinada ruta que sale desde cerca del ayuntamiento y que exige prácticamente una hora de trayecto.

La fortaleza, del siglo XIII, ofrece restauración. Es un agradable lugar para una comida romántica y constituye un observatorio magnifico para contemplar la zona, donde el Untersee se transforma en el caudaloso Rin, con colinas boscosas en torno a Stein am Rhein y los Alpes al fondo.