Qué ver en Sintra

Palacios, casas señoriales, castillos y demás edificaciones constatan un pasado de evidente importancia en Sintra, Portugal.

Palacio Nacional de Sintra

Situado en el centro histórico, este edificio destaca por su mezcla de estilos, que combina el gótico y manuelino con influencias mudéjares.

El Palacio Nacional de Sintra con sus chimeneas cónicas. Foto Guiarte.com Copyright.

El Palacio Nacional o o Palacio da Vila domina el centro de la villa de Sintra, y fue escenario histórico de los momentos más significativos del reino de Portugal.

Esta construcción debe su estructura heterogénea a los diferentes elementos que se le han ido añadiendo a lo largo del tiempo. El trazado del edificio actual se debe a dos etapas de obras.

El edificio central fue realizado durante la primera etapa, en el reinado de Juan I, a finales del siglo XIV. Durante el reinado de Manuel I, al principio del siglo XVI, se aumentaría la construcción con varios cuerpos y se enriquecería el interior del palacio, que cuenta a día de hoy con la más significativa colección de mosaicos mudéjares del mundo, que datan de los siglos VX y XVI.

Ventanas manuelinas en el Palacio Nacional de Sintra. Foto Guiarte.com Copyright.

En el exterior destacan las descomunales chimeneas cónicas.

La influencia árabe se nota en el interior de todo el edificio, que cuenta con una habitación con su propia fuente mudéjar.

Otras salas que llamarán la atención del turista son la Sala de Armas, con 72 escudos de armas de familias nobles tallados en el techo, y la Sala de las Urracas, esta última con una curiosa historia detrás. Se cuenta que el rey Juan I sorprendió a su mujer besando a una dama de honor. Ante este hecho, el monarca mandaría pintar el techo de la sala con tantas urracas como damas de honor había en la corte.

Techo de la Sala de Armas del Palacio Nacional de Sintra. Foto Guiarte.com Copyright.

Castelo dos Mouros 

El Castelo dos Mouros, edificado en un montículo rocoso entre el siglo VIII y el IX, es la fortificación más antigua de Sintra.

Castelo dos Mouros visto desde el casco urbano de Sintra. Foto Guiarte.com Copyright.

Construido por los árabes durante su conquista de la Península Ibérica, el imponente Castelo dos Mouros tiene un recinto almenado que aprovecha los escarpamientos de la cima y se encuentra delimitado por cuatro torres cuadradas y los restos de una capilla románica dedicada a San Pedro de Penaferrim y edificada tras la conquista del territorio en 1147 por Alfonso I de Portugal.

El conjunto se conserva en bastante buen estado, y ofrece desde la torre real, a la que se accede por una serie de escaleras, una de las mejores vistas aéreas de la villa de Sintra, de Lisboa y de la costa atlántica.

La fortaleza cuenta con un centro de visitantes en el que se puede conocer un poco sobre la historia del lugar.

El Castelo dos Mouros de Sintra. Foto Guiarte.com Copyright.

Palacio da Pena

El Palacio Nacional da Pena o de la Peña se encuentra encaramado en uno de los puntos culminantes de la sierra de Sintra.

Escultura de Neptuno en el Palacio da Pena. Foto Guiarte.com Copyright.

Este fantástico palacio corona la Sierra de Sintra, a 4,5 kilómetros del centro histórico, y constituye el más completo y notable ejemplo de la arquitectura romántica portuguesa.

Edificado a unos 500 metros de altitud, este bello lugar volvió a la vida gracias a Fernando de Saxe Coburgo-Gotha, Príncipe de Baviera y marido de D. Maria II, que adquirió y restauró, en 1839, las ruinas del antiguo Monasterio de Nossa Senhora da Pena, edificado en 1503, convirtiéndolo en un lugar de ensueño, con motivos moriscos, góticos y manuelinos y que encierra en sus paredes el estilo wagneriano propio de los castillos de Centro Europa.

Mezcla de estilos y colores en el Palacio da Pena. Foto Guiarte.com Copyright.

Destaca el interior del palacio, con sus salas y salones decorados con ricos muebles y exóticos objetos. Además de una colección permanente de objetos, el Palacio da Pena acoge exposiciones temporales, conciertos de música clásica y otras actividades.

Es recomendable también realizar el paseo por las murallas del conjunto, y gozar de las vistas que desde allí se obtienen.

Envuelve al palacio un agradable parque natural de jardines, lagos, fuentes, cascadas y miradores que siguen el planteamiento romántico del edificio. El parque da Pena cuenta con más de dos mil especies vegetales, muchas de ellas procedentes de lugares como Brasil, América del Norte, Japón o Australia.

Turistas en el Palacio da Pena de Sintra. Foto Guiarte.com Copyright.

El Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Sintra data de principios del siglo XX. Destaca su bella torre con revestimiento de azulejos.

La torre del Ayuntamiento de Sintra, entre los tejados de la villa. Foto Guiarte.com Copyright.

Con la inauguración en 1889 de la vía ferroviaria entre Lisboa y Sintra, la villa sufre cambios en su tejido urbano que suponen el traslado del centro administrativo a un nuevo barrio, que recibiría el nombre de Estefânia, en homenaje a la Reina Estefânia de Hohenzollern, esposa del rey D. Pedro V de Portugal.

El nuevo edificio del Ayuntamiento o Cámara Municipal de Sintra, comenzaría a construirse en 1906, según el proyecto de Adães Bermudes, y se concluiría en el año 1909.

El edificio, enfrente del Parque de la Libertad y a un cuarto de hora de la estación de tren, hace gala de un original estilo. Su fachada austera de inspiración renacentista se ve salpicada por ventanas de decoración Neomanuelina.

En la construcción llama la atención una fantástica torre ornamentada con los típicos azulejos portugueses que representan alternadamente la Cruz de Cristo y el Escudo nacional portugués.

Detalle de la torre del Ayuntamiento. Foto Guiarte.com Copyright.

Otros palacios de Sintra

En Sintra y su entorno se encuentran además el Palacio de Monserrate, el Palácio da Regaleira o Quinta da Regaleira, el Palácio de Seteais y el Palacio Nacional de Queluz.

Palacio de Monserrate: PSML/Emigus. ParquesdeSintra.pt

Palacio y Quinta de Monserrate
Monserrate debe el nombre a una pequeña ermita edificada en 1540.

Entre 1791 y 1793 Gerard Devisme manda construir en la extensa Quinta de Monserrate el palacete neogótico, que con el tiempo cae en el abandono. Años después, en 1856, se construye un nuevo palacio de traza oriental y romántica. Complementa el palacio un parque en el que conviven plantas exóticas y locales.

Abandonado durante cerca de medio siglo, el edificio se encontraba profundamente dañado, por lo que en el año 2000 comenzó un plan de intervención para su restauración.

Palacio y Quinta da Regaleira. Foto regaleira.pt Copyright.

Palacio y Quinta da Regaleira
Se trata de edificación que aune estilos y construcciones diversas (jardines, pozos, torres, lagos, estatuas, misteriosas grutas, etc.) donde el italiano Luigi Manini supo imprimir su propia concepción escenográfica.

La quinta recibe este nombre porque en el siglo XIX fue adquirida por la hija de un rico comerciante de Oporto, que recibió el título de baronesa de Regaleira.

A principios del siglo XX, pasó a manos del capitalista António Augusto de Carvalho Monteiro, hombre culto y amante de del gusto "revivalista" de la arquitectura neomanuelina, quien impulsó esta construcción al gusto de los palacios de la Pena, y de Buçaco.

Carvalho Monteiro invitó al propio Luigi Manini para proyectar y edificar la casa de Regaleira, terminada en 1910.

Palacio de Seteais. Hotéis Tivoli Copyright

Palácio de Seteais
El Palácio Seteais se encuentra en el corazón de la sierra de Sintra, a tan sólo 3 Km. del centro de la villa.

Es un palacio rosado construido en el siglo XVIII para el cónsul holandés, Daniel Gildemeester, en medio de un terreno accidentado, en una porción de tierra cedida por el Marqués de Pombal. Fue vendido a finales del siglo XVIII al Marqués de Marialva, que añadió a la primera construcción un segundo núcleo, uniéndolos por un arco con el blasón real y un medallón con las efigies de D. João VI y D. Carlota Joaquina. La obra fue acabada en 1802.

Destaca su entrada de frontones triangulares y su escalera de dos brazos. En la última década del siglo XIX, el palacio fue ocupado por la familia aristócrata Salazar e Bragança, y decorado con muebles franceses y austriacos.

En este edificio se firmó una paz durante la invasión napoleónica. Actualmente sirve como lujoso establecimiento hotelero.

Palacio Nacional de Queluz
Cerca de Sintra se halla otro palacio cuya visita se ha de recomendar. Comparado al Palacio de Versalles, el Palacio Nacional de Queluz destaca por sus fachadas elegantes, sus jardines palaciegos con fuentes barrocas, sus majestuosas estatuas y por sus  deliciosos rincones.

Comenzado en 1747 por el Infante D. Pedro, futuro D. Pedro III, y acabado después de la boda de este príncipe com D. Maria I (1760), el Palacio Nacional de Queluz marca el gusto de una época donde sobresalía la teatralidad, la apariencia y la amplitud de espacios.

Palacio de Queluz: PSML/DGCP/ADF/Carlos Monteiro. ParquesdeSintra.pt

Iglesias

Hay en la zona de la sierra de Sintra varios templos que pueden resultar de interés para el visitante que disponga de tiempo para conocer a fondo el lugar.

La Iglesia de São Pedro de Penaferrim. Sintra.

Iglesia de São Pedro de Penaferrim
Esta iglesia ya existía en 1403, fue ampliada en el siglo XVII por D. Álvaro de Castro. Sus paredes están revestidas de azulejos azules y blancos, de la primera mitad del siglo XVIII. El portal es barroco.

Iglesia de Santa Maria
Mandada construir por D. Afonso Henriques, en el siglo XII. A lo largo del tiempo sufrió alteraciones, especialmente a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIV y tras el terremoto de 1755. 

Actualmente este edificio románico-gótico de tres naves constituye una de las construcciones medievales que subsisten en Sintra.

Iglesia de São Martinho
De origen románico, probablemente de la segunda mitad del siglo XII, fue substituida en el reinado de D. Dinis (siglo XIII) por un templo gótico, que se modificaría durante el Renacimiento.

La iglesia resultó bastante dañada durante el terremoto de Lisboa de 1755, por lo que tuvo que ser reconstruida, manteniendo el trazo del siglo XVIII.

Iglesia de São Martinho. Sintra.

Museos de Sintra

Sintra tiene varios museos interesantes, entre los que destacan el de Arte Moderno, Arqueológico de São Miguel de Odrinhas y do Brinquedo.

Pater, 1982. Basquiat, Jean-Michel. Museo de Arte Moderno de Sintra

Museo de Arte Moderno de Sintra
El Sintra Museu de Arte Moderna reúne una importante colección de arte internacional, la Colección Berardo, considerada una de las mejores colecciones privadas del siglo XX, en la que se incluyen nombres como el de Magritte, Pollock, Bacon o Warhol.

Situado en un edificio histórico de 1920, e inaugurado en 1997, el museo abarca movimientos como el Surrealismo, el Expresionismo Abstracto Americano, o el Pop Art.

Museo de São Miguel de Odrinhas
El Museo Arqueológico de S. Miguel de Odrinhas remonta sus orígenes al Renacimiento. En esa época y por iniciativa de algunos eruditos humanistas, entre los que se encontraba muy probablemente Ollanda Francisco, se reunió un primer núcleo de inscripciones romanas.

Abandonado después del "Siglo de Oro" de la cultura portuguesa, el Museo Arqueológico actual fue inaugurado en 1999, heredando el espíritu humanista y cosmopolita tan típico del Renacimiento.

Inscripciones romanas, piedras talladas de origen paleolítico, dinteles visigóticos, lápidas medievales o tumbas etruscas descansan aquí, en el paraíso perdido de Sintra.

Museo do Brinquedo
Otro museo de Sintra está dedicado al juguete y presenta una colección importante reunida por João Arbués Moreira a lo largo de más de medio siglo.

Miles de juguetes, desde objetos de la antigüedad hasta aviones o robots, se presentan en este centro de especial interés para los más jóvenes.

Museo Arqueológico de S. Miguel de Odrinhas. Sintra.

Volver a la Guía de Sintra