Ruta de la Selva Negra

Ruta de la Selva Negra

La Selva Negra se extiende al este del Rin, desde el entorno de Karlsruhe hasta Suiza, y alberga bellos pueblos y valiosas ciudades, así como un paisaje de montañas redondeadas, cubiertas de bosques y praderas de notable hermosura.

Es una guía realizada para guiarte.com por Ruben Club-Sapin, con fotografías del autor y de Tomás Alvarez.
Vista desde el Belchen, uno de los más elevado montes de la Selva Negra. Foto Tomás Alvarez. Guiarte. Copyright

Información general de Ruta de la Selva Negra

Poblaciones relacionadas

Ciudades relacionadas

Localización

Información general de Ruta de la Selva Negra

Información de interés acerca de Ruta de la Selva Negra.

Al este del Rin

Son casi doscientos kilómetros de montañas suaves, de norte a sur, limitando por el este la cubeta del Rin, río que discurre, apacible y caudaloso, entre Francia y Alemania.

Imagen florida de un rincón de Baden-Baden, en el inicio norte de la Ruta. Foto Tomás Alvarez. Guiarte. Copyright

El paisaje es similar al de los Vosgos, la otra cadena montańosa que rodea por el oeste a este valle cargado de riqueza y vigor histórico.
Desde los picos más altos se ve, entre brumas, el valle del Rin. Foto guiarte. Copyright

Es una tierra ya romanizada hace dos milenios, y que siempre ha sido disputada por distintos gobernantes. Cruce de caminos, etnias y religiones, ha sufrido diversas destrucciones, pese a lo cual conserva bellos monumentos y una interesante cultura tradicional.

Tanto en el entorno alsaciano como e la Selva Negra, el paisaje presenta frecuentemente cimas coronadas por viejas y derruidas fortalezas, hermosas edificaciones de entramados de madera (a colombage) y un amor por la belleza y los rincones floridos.

La burguesía que habitó antańo estas ciudades dejó innumerables edificaciones de notable vigor y gusto; las instituciones religiosas y corporaciones políticas dejaron monumentos e iglesias de interés, y en los museos se guardan hermosas piezas, salvadas de un pasado muchas veces duro, sobre el que sobrevuelan las distintas dominaciones y destrucciones.


Junto a todo esto, se conservan vestidos tradicionales, fiestas (carnaval en Alemania sudoeste) y una gastronomía rica y sencilla de antiguos sabores caseros.

País de bosques

La Selva Negra está en gran medida cubierta por excelentes bosques de coníferas, que constituyeron una riqueza histórica de la región.

Las cimas boscosas tambien sirven para prácticas deportivas, como las alas delta. Foto guiarte. Copyright

Desde la antigüedad, los madereros de la Selva Negra cortaban los largos y rectos troncos y los encaminaban por el Rin para llevarlos a Holanda, donde servían para sostener una activa industria de construcción naval.

Junto a la naturaleza, se puede hallar una notable cultura. Bicicletas junto al Museo de los Agustinos, en Friburgo. Fotografía de Tomás Alvarez. guiarte. Copyright
La madera no sólo se comercializaba en el exterior, sino que servía para los excelentes edificios de entramados de madera y para un artesanado que trabajaba con primor. Fe de esto son los tradicionales relojes de cuco, típicos de estos territorios.

Otra explotación tradicional era la ganadera, con su respectiva obtención de carne, leche y derivados: quesos, etc.

Pero más cerca del Rin, en las laderas que se asoman a la llanura fluvial, se acumulan las terrazas de viñedos, que –a semejanza de la zona alsaciana- generan unos excelentes caldos. Y ya en el borde de los ríos, la fertilidad de la tierra y la dulzura del clima, se unían para permitir cultivos de tradición más meridional. Otras producciones tradicionales, como el vidrio, la cerámica, la miel, etc. se unían para hacer de este país un territorio amable y de bellos paisajes, blanquecinos en invierno, verdosos en primavera, floridos de petunias y geranios en verano y de tonos dorados en el otoño, cuando las laderas de viñedo adquieren unas tonalidades vivas que anuncian la vendimia y el frío.

Las etapas

El recorrido diseñado por el interior de la Selva Negra en esta guía tiene unos 400 kilómetros, y está dividido en tres etapas. Cada una de ellas necesitaría un día de viaje.

*

Sin embargo es recomendable ampliar la estancia. Lugares como Baden-Baden, Friburgo, Titisee, etc. nos invitan a gozar de la belleza con mesura y tranquilidad. Es buen territorio para detenerse un tiempo y reposar.

Ocio y Gastronomía

Información relativa a las ofertas de ocio en Ruta de la Selva Negra y la gastronomía de Ruta de la Selva Negra.

Al oeste de la Selva Negra abundan los viñedos, como en este bellísimo lugar, cercano al Kinzig, en las proximidades de Ortemberg. Foto Tomás Alvarez. guiarte. Copyright

La cocina de la Selva Negra tiene influencias alsacianas pero también del Palatinado y Suiza, aunque conserva también una notable sencillez.

Sus potajes y sopas(entre ellas la de caracoles), y sus excelentes preparados de vacunos y cerdo. Son excelentes los ahumados de cerdo, lomo y jamón, y en general loa charcutería, con excelentes salchichas (wurst).

No falta en esta comida la suculenta choucroute, bien acompañada por carnes. Los pescados también tienen lugar en la mesa, entre ellos la trucha.

Pero es en la repostería donde también hay diversas tartas con notable importancia, entre ellas la de cerezas.

Cuenta la zona con buenos vinos y excelentes licores licores.
 

Direcciones de interés

Direcciones de interés de Ruta de la Selva Negra.

Edificio del Ayuntamiento de Friburgo. Foto guiarte. Copyright

Baden-Baden. Oficina de Turismo. Augustplatz 8. Teléfono 07221275200

Friburgo. Oficina de Turismo Rotteckring 14. Teléfono 07613881891

Freudenstadt. Oficina de Turismo. Promenadeplatz 1. Teléfono 074418640

Etapas Ruta de la Selva Negra

Las etapas de Ruta de la Selva Negra son las siguientes:

De Baden-Baden a Freudenstadt

La etapa más norteña del recorrido de la Selva Negra...

De Freudenstadt a Friburgo

La Selva Negra Central es el corazón de la segunda etapa,...

La Alta Selva Negra

La última etapa de la Selva Negra, llamada la Alta Selva...