Qué ver en Le Puy en Velay

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Le Puy en Velay

Un rico legado medieval

En esta ciudad pequeña perviven elementos sorprendentes que nos entroncan con el pasado de peregrinaciones y devoción a la Virgen María.

Teoría de columnas en la Puerta de los Papas de la catedral de Le Puy. Foto guiarte. Copyright

Es preciso situar en primer lugar como atractivo artístico el conjunto de la vieja ciudad episcopal, donde se aúna la singularidad de la ubicación, en una aguja basáltica, con los evocadores edificios de la zona.

Pero no acaba aquí ese atractivo, porque no lejos se halla otra aguja volcánica, la de san Miguel, enhiesta en una orilla de la ciudad, coronada por una capilla de época románica, tan sugerente por su ubicación como por su primitivismo.

...Y si el viajero quiere deambular por las calles también hallará motivos para el solaz y la sorpresa, así como rincones curiosos y excelentes tiendas donde se venden los típicos encajes.  

La ciudad episcopal

La catedral de Le Puy en Velay es una de las más sorprendentes de Francia, no tanto por su estructura o colorido, sino por su ubicación.

La nave del templo está al altura del tercer tramo de la fachada. Los fieles entran por las arcadas, siguen subiendo por escaleras y acceden al templo por debajo del mismo. Foto guiarte. Copyright

Se cuenta que a raíz de las apariciones de la Virgen María en esta aguja de Anis(Rocher Corneille), se hizo una primera basílica que pronto quedó pequeña para las multitudes fervientes. Cuando en el siglo XII se procedió a la última gran ampliación, hubo que prolongar el templo hacia el oeste.

El problema era que –ubicado en una aguja de basalto- no había espacio para ampliar el templo. La solución fue original.

Torre de la catedral de Puy en Velay. Foto guiarte. Copyright
Se amplió hacia occidente, pero manteniendo la ampliación sobre una estructura de arcadas.

En consecuencia, la entrada al templo no se efectúa por la propia fachada sino por debajo del edificio, mediante unas amplias escalinatas que desde la propia Rue des Tables, llegan al centro de la catedral.

La obra consta de tres naves, es románica y con claras influencias árabes y bizantinas. Es estudiada en los manuales de arte porque su bóveda no es corrida sino formada por una sucesión de cúpulas orientalizantes.

Entre otros elementos de interés hay que destacar también los frescos románicos en el bazo izquierdo del transepto.

A la derecha del transepto esta la entrada du For, también denominada Puerta Papal, del XII. Al otro lado esta la entrada de San Juan, entrada que correspondía a los reyes. Enfrente está el batisterio de San Juan, del siglo X, cargado de sabor histórico. En la puerta vigilan dos viejos leones de piedra.

En esta zona episcopal es conveniente ver también el claustro catedralicio, de varias épocas, aunque básicamente románico.

Otros elementos de interés son: La capilla de los penitentes, con portada renacentista y obra artística en el interior de los siglos XVII y XVIII; el edificio des Mâchicoulis, con la capilla de las reliquias, etc.

Le Rocher Corneille

Al lado de la vieja ciudad episcopal se halla el pico basáltico, le Rocher Corneille, el antiguo Monte de Anis en el que surgió el centro de atracción mariano.

La estatua de Notre Dame de France corona el Rocher Corneille. Foto guiarte. Copyright

En septiembre de 1855, se solicitó a Napoleón III que donase los cañones conquistados en la guerra de Crimea para construir un monumento a la Virgen.

Jean-Marie Bonnassieux realizó un trabajo de fundición con los 213 cañones entregados. La inauguración del monumento fue en 1860, ante una multitud de peregrinos.

La estatua de 23 metros de altura, con su pedestal, corona el cono volcánico y preside la vida de la ciudad. Desde allí hay una excelente vista sobre el casco urbano y el entorno de Le Puy.  

Rocher Saint Michel

Este es un lugar excepcional en Le Puy en Velay, está cargado de misterio y primitivismo.

La iglesia de Saint Michel corona un pico volcánico. Foto guiarte. Copyright

Una aguja volcánica situada en una de las orillas de la ciudad está rodeada de un pequeño suburbio lleno de encanto. Es el barrio medieval de San Miguel.

Son 268 peldaños, aferrados a la roca, en una ascensión casi vertical, los que permiten superar los 82 metros de altura del roquedo y ascender hasta una pequeña iglesia románica, de aires bizantinos.

Imagen de la entrada al curioso templo de Saint Michel. Foto guiarte. Copyright

La iglesia tiene trabajo de diversas épocas: carolingia y siglo XI, y para adecuarse a la difícil orografía presenta una serie de bellísimas irregularidades.

Todo esta lleno de arcaísmo y sabor, desde los capiteles de la tribuna pequeña, el fresco o la entrada trilobulada.

Un pequeño paseo de ronda rodea a esta mínima iglesia. Desde el mismo se tiene la oportunidad de gozar de excelentes vistas sobre la ciudad. Una visita imprescindible.

Otros atractivos

Merece la pena recorrer también diversos enclaves de la ciudad de Le Puy en Velay.

Por la parte vieja de Le Puy se hallan numeroso edificios en los que se detectan trazas de un pasado vigoroso. Foto guiarte. Copyright

Es gozoso bajar por la Rue des Tables. Desde el interior de la nave principal de la catedral se desciende hacia la ciudad a través de la escalinata. A un lado y otro de la misma aparecen tiendas de souvenirs y de trabajos de encaje.

Numerosas calles de la zona tienen gran sabor: Roche Taillade, Courrerie, Chamarlenc, Pannessac y las plazas des Tables y du Plot. A lo largo de este recorrido se hallan diverso edificios tradicionales, fuentes, etc., en un ambiente agradable.

Entre las iglesias locales cabe citar a Saint Laurent, un ejemplar gótico, del siglo XIV.

De los museos, cabe destacar el Crozatier, que está en un magnífico edificio y tiene una colección de materiales diversos, entre los que figuran tanto los populares encajes de Le Puy como objetos artísticos de distintas épocas.