Qué Ver en Zurich

Puntos de interés para el visitante en la ciudad suiza de Zurich.

Grossmunster

Este templo tiene un notable interés histórico, porque está vinculado íntimamente a la historia de la Reforma.

En el templo se pueden observar diversos elementos románico, tanto en su estructura como en su escaso contenido decorativo. Imagen de guiarte.com

Es original del XII, con grandes reformas en época gótica y posteriores.

Imagen del templo desde el Munster-brucke. Imagen de guiarte.com

Según la leyenda, aquí oró Carlomagno ante las tumbas de los santos Felix y Régula, mártires de tiempos romanos y patrones de la ciudad.

Carlomagno, ordenaría construir un templo en este lugar, sobre un cementerio romano. En el 1100 se inició la actual edificación.

Aquí predicó Zwinglio desde 1520, en una iniciativa que continuó su discípulo H. Bullinger, convirtiendo a la Grossmunster en punto clave del protestantismo suizo.

Eran famosas su torres –del siglo XV- coronadas por sendos chapiteles de madera: pero éstos ardieron en el final del siglo XVIII, siendo sustituidos por otros de gran personalidad pero que quitaron la antigua armonía.

En el templo hay vidrieras de Giacometti.

Wasserkirche

Muy cerca de la Grossmunster, en Zurich, hay una pequeña iglesia gótica, del siglo XV: la Wasserkirche.

La pequeña iglesia gótica del siglo XV: la Wasserkirche. Imagen de guiarte.com

Este templo, ubicado al lado del agua, estaba antaño en una islita, en la que según la tradición, fueron asesinados los santos Félix y Régula.

En la antigüedad, era un lugar de gran devoción, pero los reformadores mostraron su intransigencia y dijeron que aquel era un centro de ídolos, por lo que eliminaron el culto.

En la actualidad es un centro cultural, junto al cual se halla una estatua dedicada a Zwinglio.

Fraumunster

Enfrente a la Wasserkirche, en el otro lado del Limmat se halla otro templo de gran interés en la ciudad de Zurich: Fraumunster.

La iglesia, desde la orilla de enfrente del Limmat. Imagen de guiarte.com

En el siglo IX, Luis II el Germánico creó un convento para las mujeres de la nobleza alemana del sur, centro poderoso que llegó a acuñar moneda en la Edad Media.

El edificio actual es románico y gótico, del XII al XV. El campanario y la nave tienen reformas posteriores.

En el interior destacan un gran órgano, y varias viderieras de Giacometti y –sobre todo– Marc Chagall.

Una pena que la plaza del entorno permita el aparcamiento de los automóviles porque degrada el lugar.

Detalles de las vidrieras de Chagall. Imagen de guiarte.com

San Pedro

Es esta la iglesia parroquial más antigua de Zurich, mencionada ya en el año 857, en tiempos de Luis II el Germánico.

Exterior del templo de San Pedro, con el monumental reloj, uno de los mayores de Europa. Guiarte.com

Se halla cerca de la Fraumuster y destaca por su magnífico campanario, con un gigantesco reloj, cuya esfera alcanza los 8,7 metros de diámetro.

Magnífico conjunto de campanas, la mayor de 6.000 kilogramos. Estructura de origen románico con construcciones posteriores y fragmentos de frescos medievales.

Rathaus

La casa del Ayuntamiento de la ciudad suiza de Zurich data de finales del siglo XVII.

Imagen de la sede municipal de Zurich. Guiarte.com

En un entorno agradable, metido en el mismo cauce del Limmat, está el edificio barroco de la sede municipal.

Se trata de un palacio rectangular, de aires severos, edificado entre 1694 y 1698, bajo la dirección de J.H. Holzhalb.

Lindenhof

En este lugar, un otero que domina la parte vieja de la urbe, cerca de la iglesia de San Pedro, estaba el Turicum (Zurich) de fundación romana.

Un rincón en Lindenhof. Guiarte.com

Allí se levantó la fortaleza romana en el siglo IV y, más adelante, un edificio palaciego de los monarcas del imperio Romano Germánico.

Hoy es un tranquilo recodo arbolado, propicio hacer un alto en la visita a la ciudad y contemplar la magnífica vista, con la Grossmunster, el Limmat, el ayuntamiento, la universidad... Lugar en el que el dinamismo de la ciudad se torna en lentitud provinciana, y donde juegan los nińos o se dicen palabras dulces los enamorados.

Los muelles

La geografía urbana de Zurich abraza al lago, Zurichsee, y al cauce del Limmat.

La geografía urbana de Zurich abraza al lago y al Limmat. Imagen de Zurich Tourismus

A un lado y otro del Limmat y del lago, en el entorno de Zurich, se alzan diversos muelles.

No sólo es atractiva la zona, por las embarcacione amarradas, sino por el magnífico entorno de áreas verdes y excelente edificacion.

En el entorno de Burklipatz hay una zona donde se pueden tomar barquitos para hacer excursiones por el lago.

La Bahnhofstrasse

La Bahnhofstrasse es la calle comercial por excelencia de la ciudad suiza de Zurich.

La Bahnhofstrasse, en su arranque, cerca de la Estación Central. Guiarte.com

Arranca de la Estación Central, un imponente edificio del siglo XIX, que alberga la mayor estación férrea de Suiza y una de las más grandes también de Europa, en la que siempre hay una notable animación, con mercadillos y establecimientos de restauración.

Prosigue en direcdción al lago, a lo largo de 1,5 kilometros de longitud, mostrando una notable serie de establecimientos de todo tipo, a ambos lados de esta calle animada por grandes árboles, y en medio de la cual discurre el tranvía.

Notables tiendas, en las que no faltan los productos lujosos, acordes con una de las ciudades de mayor nivel de renta del mundo.

Zurich Kunsthaus

Excelente museo de Bellas Artes, especialmente destacado por la obra moderna.

Puertas del infierno, de Rodin. Guiarte.com

El poderío económico de la ciudad se aprecia ante el mismo museo, donde el espectador puede ver obra de Rodin y de Henry Moore.

Dentro, junto con trabajos de destacados autores suizos, como Hodler o Bocklin, hay cuadros de Picasso, Léger, Renoir, Matisse y Cezanne.

El museo dedica amplios espacios para la obra de Munch y Giacometti.


Volver a la Guía de Zurich