Qué ver en Vejer de la Frontera

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Vejer de la Frontera

Vejer, encaramada en el cerro

La ciudad de Vejer de la Frontera, con algo más de diez mil habitantes, conserva un núcleo con gran sabor tradicional.

Vejer se encuentra encaramada en un cerro que le ha dado un aire inexpugnable en tiempos de lucha y una estampa atractiva para el viajero que busca lugares con personalidad.

Conserva su sólido recinto de muralla, con varias de sus puertas originales, un pequeños castillo, varias iglesias y unas calles blancas y recoletas, propicias para vagar con tranquilidad.

Imagen típica de la altiva población gaditana. guiarte.com

Las murallas

El recinto amurallado de Vejer tiene un trazado irregular, al ir ajustándose a los desniveles del terreno, abarcando una superficie de cuatro hectáreas con un perímetro aproximado de dos kilómetros.

Una de las puertas del recinto murado. guiarte.com

El recinto queda flanqueado por cuatro puertas y tres altivos torreones. El grosor de los muros medievales va de uno a dos metros.

En los últimos tiempos estas viejas defensas han recibido algunas labores de restauración, lo que ha facilitado la conservación de las mismas.

Presenta diversas arcadas, entre ellas la de la Segur, del entorno del siglo XII, y donde se registra algún elemento romano. Ha sido bellamente restaurada en la década de los setenta.

Una de las caras de la puerta de La Segur

El Castillo

Humilde, pequeño, pero situado en la zona más alta del casco urbano de Vejer de la Frontera, el castillo está en medio de recoletas calles con sabor medieval.

Acceso al Castillo de Vejer. Guiarte.com

De él destaca su puerta principal, en el que se denota el origen árabe. Corresponde al siglo XI. En el interior está el pequeño patio de armas.

Originario de la época árabe, fue remozado tras la conquista cristiana por la poderosa familia Guzmán. En épocas relativamente modernas sufrió diversas transformaciones.

Iglesia del Salvador

La iglesia del Salvador es el principal edificio religioso de Vejer de la Frontera, cuya dignidad se ve realzada por su atractivo entorno.

Portada de la iglesia del Salvador, desde la escalinata de acceso. guiarte.com

Está, al parecer, edificada sobre la vieja mezquita. Es de planta basilical con tres naves, destacando la central, más elevada, y con un bello techo

Aunque la estructura básica es del gótico final, recibió diversas ampliaciones, en los siglos XVI y XVII, pero que no le restaron su aire gótico.

La bella techumbre de la nave central de la iglesia del Salvador es del gótico final. guiarte.com

Convento de la Concepción

Cerca de la iglesia del Divino Salvador se halla la del Convento de la Concepción, aunque la gente la sigue llamando como del convento de las Concepcionistas.

Bajo las arcadas de los contrafuertes de la iglesia de la Concepción se abre una curiosa calleja, que parece un ventanal sobre el blanco caserío. guiarte.com

Se trata del templo de una institución religiosa instalada aquí en el siglo XVI. La portada del mismo denota su construcción en tiempos renacentistas.

Otros puntos de interés

Esparcidas por el viejo casco aparecen casas solariegas, entre ellas la que actualmente es Casa de Cultura de Vejer, antaño del Marqués de Tamarón, con una atractiva fachada de dos cuerpos, del siglo XVII.

La empinada calle, por la que se accede ante la Casa de Cultura, un cason solariego del XVII. guiarte. com

Fuera de la ciudad está el popular santuario de la Oliva, obra del XVIII, pero en cuyas bases hay una iglesia visigótica y una villa romana. En el santuario, de bello retablo barroco, se alberga la patrona de Vejer, la Virgen de la Oliva, cuya estatua es del siglo XVI.

También son conocidas las tumbas antropomórficas de la zona rural de los Naveros, excavadas en la roca, y con signos haber pertenecido a alguna comunidad del periodo romano final.