Qué ver en Toledo, la ciudad de El Greco

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Toledo, la ciudad de El Greco

El patrimonio

Como consecuencia de su poderío político, Toledo acumuló un notable patrimonio artístico.

Altar de la catedral de Toledo. Copyright foto guiarte

El paseante por Toledo se encuentra al llegar al casco viejo con un entramado defensivo en el que se aprecian construcciones árabes y cristianas. En su interior, descubre callejas con sabor de siglos, mezquitas y grandiosos templos cristianos.

La plaza más popular de la urbe aún se llama Zocodover –en recuerdo de su función comercial(zoco árabe)- y en iglesias y museos se conservan recuerdos artísticos de todas las épocas.  

Los sistemas defensivos

Ya los romanos construyeron una fortaleza en el lugar donde se halla el Alcázar de Toledo y edificaron bastiones defensivos.

Puerta del Sol, mudéjar. Copyright foto guiarte

Wamba, en el 674 reconstruyó el núcleo defensivo, que fue ampliado básicamente en tiempos del dominio musulmán y durante el reinado de Alfonso VI.

Las murallas tienen notables puntos de interés. Una de las puertas más valiosas es la del Sol, mudéjar, del siglo XIII, acceso a la Medina o ciudad amurallada. Tiene un bello arco apuntado sobre columnas, con puerta de herradura. En las arquearías se pueden ver restos de de un sarcófago paleocristiano.

Más abajo está la puerta de la Bisagra, donde hay obra árabe, y construcción del siglo XVI.

El acceso exterior, edificado en 1550 para recibir a Carlos V a su llegada a la Ciudad Imperial, es renacentista, y presenta el escudo imperial. Se trata de una obra de Covarrubias.

Otra de las notables puertas es la del Cambrón, de planta cuadrada y airosas torres, también renacentista.  

La catedral

La catedral toledana se inició en 1226 por orden del arzobispo Jiménez de Rada.

La poderosa flecha de la catedral toledana. Copyright foto guiarte

Era la época gloriosa del rey Fernando III el Santo, conquistador de Sevilla. Las obras duraron dos siglos y medio, por lo que se puede apreciar una mezcla de estilos, especialmente en el interior.

Se trata de un edificio grandioso, dominado por su monumental torre, que domina la geografía urbana.

Entre los elementos destacables de la misma cabe citar al retablo policromado, con escenas de la vida de Cristo. Está restaurado y es uno de los más bellos y coloristas de las catedrales españolas.

Cuadro del greco, en la catedral. Foto guiarte

Tanto ante el retablo como ante el coro existen unas rejas monumentales. El coro es renacentista, tallado por Alonso de Berruguete. Describe escenas del evangelio y de la toma de Granada.

En la cabecera del templo está el Transparente, curioso templete barroco, de Narciso Tomé, con una delicada claraboya; un conjunto que destaca en medio del ambiente gótico del templo.

El templo encierra obras notables en la Sala Capitular y especialmente la sacristía, donde hay trabajos de El Greco, Van Dick, Juan de Borgoña, Goya, Rafael y Rubens.

Otra pieza más espectacular está en el Tesoro. Es la custodia de plata y oro realizada en el siglo XVI por Enrique de Arfe. Tiene más de tres metros de altura y es la maravillosa joya que se pasea por la ciudad en la procesión del Corpus.

El claustro también es interesante; gótico, de dos plantas, y construido en el siglo XIV sobre el solar donde estaba un viejo mercado judío.

San Juan de los Reyes

Construido por los Reyes Católicos en memoria de la Batalla de Toro (1476) contra Portugal.

Ábside de San Juan de los Reyes. Copyright foto guiarte

Se encargó a Juan Guas, arquitecto regio, que finalizó la obra mayor en 1492, año del descubrimiento de América.

El conjunto es, básicamente, de estilo gótico final. Está restaurado y en él destaca el bellísimo patio, de dos pisos. En el superior hay que hacer mención especial al artesonado mudéjar.

La iglesia es de una nave, con abundante decoración, en la que figuran elementos alusivos a los Reyes Católicos. El crucero está cubierto por un cimborrio octogonal y la cabecera es pentagonal, con bóvedas de crucería.

San Juan de los Reyes estaba destinado a albergar el sepulcro de los Reyes Católicos,cuyos cuerpos finalmente quedaron enterrados en Granada.  

El alcázar

Es el monumento más visible de la ciudad de Toledo, donde se asentaron las primeras fortalezas romana y visigótica.

El alcázar toledano. Copyright foto guiarte

Sobre aquellos baluartes, Carlos I decidió elevar un palacio fortificado que ha sufrido diversas peripecias, en especial durante las guerras de Sucesión(1710), la Independencia(1810 y la Guerra Civil(1936).

Convertido en un lugar mítico por el franquismo –allí resistieron durante 70 días tropas de su bando- fue restaurado siguiendo planos de las obras precedentes, debidas a diversos arquitectos como Covarrubias y Juan de Herrera.

En el poderoso edificio se halla un museo militar. Entre los elementos más destacados están trabajos de la Fábrica de Armas de Toledo y las maquetas de grandes batallas.  

Hospital Tavera

Edificio de gran porte que se mandó edificar en 1541 por el cardenal Tavera, quien está enterrado en la iglesia, en un sepulcro de Alonso Berruguete.

Una bella galería cubierta divide en dos el gran patio del hospital. Copyright foto guiarte

En la obra, sobre planos de Bartolomé Bustamante, trabajaron diversos arquitectos, entre ellos Covarrubias y Vandelvira.

Es muy bello el patio, dividido en dos por un paso cubierto, de doble altura.

En el museo hay pinturas de El Greco, Ribera, Tintoretto, Lucas Jordán, Canaletto y Sanchez-Coello, entre otros. También hay una interesante y famosa farmacia, donde destacan tarros y mobiliario.  

Santa María la Blanca

La sinagoga de Santa María la Blanca es una de las mayores joyas de la ciudad de Toledo.

El bellísimo interior de Santa María la Blanca. Copyright foto guiarte

Se trata de una sinagoga del siglo XIII, de cinco naves separadas por arcos de herradura, sobre columnas ochavadas con capiteles decorados con vigorosas piñas.

Es la sinagoga más grande que existía en la ciudad, transformada en el inicio del siglo XV en una iglesia de la Orden de Calatrava.

Un retablo plateresco de la capilla mayor recuerda el uso cristiano del edificio, que actualmente está restaurado.

En medio de su ambiente luminoso(con sus paredes blancas y encaladas) el viajero queda embotado por la hermosura del conjunto, embotamiento que se trueca en melancolía cuando le cuentan que allí, en 1391 se produjo una pavorosa matanza de judíos, en un episodio que terminó con la pacífica convivencia religiosa medieval.  

Sinagoga del Tránsito

Se trata de un edificio de 1366. Su austera apariencia exterior engaña. Su interior muestra un excelente arte decorativo.

Exterior de la sinagoga. Copyright foto guiarte

Destaca el gran salón de oración, con rico artesonado de madera policromada, con motivos que muestran las tendencias de las culturas islámica, judía y cristiana.

El lugar se convirtió en iglesia de Nuestra Señora del Tránsito, encomendada a los Caballeros de Calatrava.

Alberga el conjunto un museo de la cultura sefardí, en lo que fue local del convento de Calatrava. Allí se muestran elementos arqueológicos, religiosos y etnográficos de los judíos españoles  

Museo de Santa Cruz

Un edificio poderoso construido en Toledo por Enrique Egas, entre 1504 y 1514 para ser un Hospital.

Tambien en el museo se tiene obra de El Greco. Copyright foto guiarte

En él se halla el museo Santa Cruz, creado en 1961 para acoger los elementos del antiguo museo arqueológico de Toledo y el de la parroquia de San Vicente.

El edificio destaca por su portada renacentista, su noble patio y la escalera, de Covarrubias. Tiene artesonados de gran valor.

En las grandes salas muestra valiosos elementos arqueológicos e históricos de muy diversa clase: tejidos, vidrios, orfebrería, pintura, etc.

Junto a destacados cuadros del Greco, aparecen delicados tapices o la enorme bandera que lució la nave capitana en la batalla de Lepanto.  

Santo Tomé

En uno de los barrios más típicos de Toledo se halla la calle de Santo Tomé, notablemente animada por su vida turística.

La animada calle de Santo Tomé, con la vieja torre. Copyright foto guiarte

En ella hay tiendas de recuerdos, cafeterías y pastelerías donde pueden degustarse los excelentes mazapanes de Toledo.

Pero en el conjunto urbano sorprende también la airosa torre mudéjar de Santo Tomé. Originaria del XII, fue reconstruida en el XIV por encargo del señor de Orgaz. En la torre se aprecian cuidados detalles decorativos mudéjares y hasta una hornacina visigótica.

En el interior hay algunos elementos de interés: una virgen del siglo XIII, un retablo del XVI... y sobre todo el lienzo El entierro del Conde de Orgaz, realizado por El Greco en 1586, por encargo del párroco de la iglesia, para capilla funeraria del antiguo benefactor del templo.

Es una obra magistral. Como gran número de trabajos de El Greco presenta una doble escena. En primer término aparecen San Agustín y San Esteban en el entierro del noble. Destacan los vivos colores y los contrastes de luz. Más arriba aparecen los asistentes al entierro.

Es tradicional la riada turística ante la iglesia para examinar la obra, que siempre ha estado en el mismo lugar y que jamás se ha repintado o restaurado.  

Casa de El Greco

Caminando desde Santo Tomé hacia abajo, por las estrechas calles de la antigua judería, se llega a la Casa de El Greco,

La casa perteneció a Samuel Leví, tesorero de Pedro I el Cruel y mecenas que encargó la sinagoga del Tránsito.

En el lugar donde parece que habitó El Greco se abrió un museo en 1910. Sirve para mostrar la vivienda de clase acomodada del siglo XVI.

Se muestran allí diversas obras del artista de origen cretense, entre ellas el Apostolado y la Vista de Toledo. También hay algunas pinturas y esculturas de otros artistas del XVI y XVII.

Plano y vista de Toledo, en la Casa de El Greco. Foto guiarte

Santo Domingo el Antiguo

Doménikos Theotokópulos, El Greco, llegó a Toledo para pintar el retablo del convento de Santo Domingo el Antiguo. La ciudad le gustó y decidió permanecer en ella.

*

El convento de Santo Domingo, de monjas cistercienses, tiene un origen en el siglo XI, en la época de la conquista de la ciudad. El templo se hizo en 1577, con planos de Nicolás de Vergara.

En el lugar se conservan tres lienzos del pintor citado, los tres primeros que pintó en España. El pintor está enterrado en el lugar.  

San Román

Se trata de una iglesia mudéjar en Toledo, del siglo XIII.

Su planta es basilical y tiene tres naves separadas por arcos de herradura, sustentados por pilares con columnas adosadas. Varios de los capiteles son visigóticos.

La cúpula del ábside es de Covarrubias. Los frescos que recubren los muros son del siglo XIII.

En el templo se alberga el museo de la cultura visigoda. En él se muestran vestigios de aquel periodo: ajuares, capiteles, relieves, muestras epigráficas, etc.  

...Y otros lugares

Toledo conserva muchos otros elementos de interés, que apenas cabe reseñar en una guía de estas características.

Hermoso entorno, al lado de la nueva puerta de Bisagra. Copyright foto guiarte

Entre ellos citaremos los puentes. El de Alcántara es de origen romano y reconstruido en época de Almanzor(sigloX), y el de San Martín procede del siglo XV, edificado por el obispo Tenorio.

Hay que citar también algunos otros templos, como la mezquita del Cristo de la Luz, construida hacia el año 1000, uno de los mas destacados edificios árabes

Otro templo que merece destacarse es el de Santiago del Arrabal, el más importante de los templos mudéjares de Toledo. La torre es del siglo XII. Es interesante también el artesonado.  

Volver a la Guía de Toledo