Guía de San Vicente de la Barquera

En el oeste de Cantabria, ya muy cerca del límite con Asturias, en medio del paisaje verdeante de la costa cantábrica se halla la pequeña ciudad de San Vicente de la Barquera, una población con larga historia marinera, excelente para gozar de un buen descanso.

Una guía de San Vicente realizada por Tomás Alvarez, con fotos del equipo de guiarte.com

Información General de San Vicente de la Barquera

Información general de San Vicente de la Barquera

Con poco más de 4.000 habitantes, en esta pequeña ciudad costera del Cantábrico, el viajero encuentra bellos paisajes, gastronomía y monumentalidad.

La ciudad

Con poco más de 4.000 habitantes, San Vicente de la Barquera es una de las pequeñas ciudades costeras del Cantábrico, en la que el viajero encuentra bellos paisajes, gastronomía y monumentalidad.



El casco viejo emerge sobre la silueta de los barcos de pesca. Vista desde el muelle del puerto. Imagen Guiarte.com

En la antigüedad, la población se ubicaba sobre un cerro prácticamente rodeado de agua. Una magnífica iglesia del Románico final y un pequeño castillo ocupan los extremos de este espacio en el que aún se halla en pie parte del antiguo cerco de murallas.

Pero la villa se ha desparramado a este y oeste con nuevos barrios de edificaciones modernas en las que abundan los restaurantes y tiendas preparadas para atender a un turismo creciente, al que seduce ese paisaje dulce y amable donde la naturaleza es relativamente virgen.

Gran parte del municipio de San Vicente corresponde al parque Natural de Oyambre, en el que se hallan zonas de acantilados, bellas playas y sendas rías cargadas de vida natural. 

El Parque Natural de Oyambre abraza a la ciudad. Una zona de marjal de la ría, contemplada desde el entorno del templo de Nuestra señora de los Ángeles. Guiarte.com

La ría de San Vicente de la Barquera se divide ante la ciudad en dos brazos. Al este queda la gran marisma de Rubín y al oeste la de Pombo.

Un buen punto para divisar el paisaje en toda su amplitud es la torre del Castillo, desde la cual se contempla el caserío, aglutinado en dos núcleos. Uno al este, a los pies del casco antiguo, y otro en el margen oeste de la ría, frente al puerto pesquero.

Porque la pesca es una razón de ser de esta villa, que continúa muy vinculada a las tradiciones marineras en sus fiestas y en su gastronomía.

Dos puentes excelentes sirven para comunicar el núcleo principal de la ciudad hacia este y oeste, superando los dos brazos de la ría y permitiendo al viajero acercarse a otros núcleos cercanos llenos de atractivo como Comillas o Santillana del Mar.

La historia

En el castillo, un pequeño museo permite al viajero acercarse a la historia de este núcleo urbano que ya estuvo habitado en la prehistoria, tal como se atestigua con los útiles líticos encontrados.



Maqueta del San Vicente de la Barquera medieval, en el pequeño museo del Castillo. Imagen de Guiarte.com

Se dice que este lugar ya estaba identificado por los romanos como el Portus Vereasueca… Lo que sí se sabe con certeza es que la urbe ya fue fortificada en tiempos de Alfonso I.

Sin embargo, el gran auge llegaría en el siglo XIII, después de que Alfonso VIII le otorgase fueros, algo que también había hecho con Castro Urdiales, Santander y Laredo.

La pesca y el comercio nutrieron el desarrollo de la ciudad, en la que estuvo el propio Carlos I cuando llegó a España para tomar posesión de la corona. 

Una de las puertas medievales de la ciudad, aún en pie, junto al templo de Nuestra Señora de los Ángeles. Imagen de Guiarte.com

La villa prosiguió una vida tranquila, muy ligada a su actividad pesquera, hasta que en época moderna ha recibido un fuerte impulso turístico, apoyado, sin duda por la riqueza de su gastronomía y sus paisajes.

En los años setenta del pasado siglo una compañía eléctrica inició las obras para la construcción de una central nuclear en la zona. La oposición de Asturias y Santander logró paralizar el atentado ecológico y las obras. Pero no sólo eso, sino que impulsó la catalogación de este espacio costero como Parque Natural. Toda una suerte y una garantía de futuro.

Gran parte de la población activa se ocupa en el sector terciario, principalmente el turismo. Además, San Vicente mantiene actividad pesquera y comercial. Es cabeza de partido judicial.

Ocio y gastronomía

Ocio y gastronomía en la ciudad de San Vicente de la Barquera.



Paseo de Miramar. En torno a esta zona y la plaza Mayor se hallan numerosos restaurantes y lugares de compra. Imagen de Guiarte.com

San Vicente es una ciudad pequeña, que resulta muy agradable para el viajero porque en ella se goza del paisaje y la gastronomía en un ambiente plácido, tranquilo.

El paseo por la zona de la plaza mayor, el entorno a la avenida Miramar, la plaza Mayor y la Puebla Vieja nos acerca a los monumentos, los bares y restaurantes, en los que abunda la oferta de pescados y mariscos.

Otro camino es el que nos conduce por el paseo de la Barquera, en dirección al Puerto, el santuario de la Virgen de la Barquera y el faro. Este es visitable. Funciona desde 1871 y en la actualidad cumple también las funciones de centro explicativo del Parque Natural de Oyambre. Es un enclave que también nos proporciona bella vistas sobre este ámbito cantábrico.

Para quienes quieren hacer rutas ecológicas, hay dos por el Parque de Oyambre. Una de ellas va desde la playa cercana del Tostadero hacia la ría de la Rabia, pasando por el Cabo de Oyambre y ofreciendo al caminante espacios de dunas, acantilados y playas. Son unos 8 kilómetros. Otra ruta es de interior y de notable interés forestal, la del Monte Corona. Con un recorrido circular de 13,5 kilómetros, se pasa por la ría de la rabia y el Monte. Arranca y termina en la Ermita de San Antonio, cerca de Caviedes. 

En primer término, el santuario de la Barquera, al fondo la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles.Entre ambos puntos se procesiona la Virgen en La Folía. Imagen de Guiarte.com

Desde el espacio del santuario de la Virgen de la Barquera y desde el cercano hotel Miramar hay unas bellas vistas tanto hacia las playas más urbanas como al interior de la bahía, y al núcleo urbano de San Vicente.

Para gozar de las playas, hay que emprender ruta hacia el este. Pasado el puente de la Maza hay una glorieta que nos ofrece tres opciones. Una es la ruta N 634, que avanza hacia Comillas y Santander, pero las otras dos son las opciones playeras.

La ruta de más a la izquierda nos lleva a las playas del Tostadero y a la de Merón. La otra, la del medio de las tres salidas, es la carretera que nos conduce a Gerra y Oyambre. Elegir esta para acceder a los espacios más naturales (ver el capítulo de playas)

Para comprar cosas, todo el centro ofrece productos y suvenires. Se puede sugerir algún orujo de Liébana o como dulces unas pejinas, un rico hojaldre con cabello de ángel, familiar directo de las típicas corbatas de unquera.

A la hora de comer, la oferta gastronómica es amplia. Un gran número de restaurantes se ubica en las cercanías de la plaza mayor, la Avenida Miramar y la de los Soportales. Pero también se hallan establecimientos en el Paseo de la Barquera.

Lo tradicional es el pescado y el marisco. Hay mariscadas en todas las cartas, pero también se puede recurrir a los pulpos, almejas, etc. Sin duda el “plato nacional” es el sorropotún, un guiso basado en las patatas y el bonito, pariente del marmitako vasco, Es muy típico en las fiestas de final del verano, cuando incluso se reparte gratis a los participantes.

Entre las fiestas lugareñas, la del Carmen, de gran tradición marinera, en julio; la Folía, en primavera, y la de la Barquera, en Septiembre, cuando se ofrece a todos el típico sorropotún. La más famosa es la de la Folía, se celebra el segundo domíngo después de Pascua y en ella se procesiona a la Virgen de la Barquera por tierra y mar.

Direcciones de interés

Datos de interés del municipio de San Vicente de la Barquera.



San Vicente ofrece una extraordinaria belleza paisajística, en pleno Parque Natural de Oyambre. Imagen de Guiarte.com

Web del Ayuntamiento de San Vicente:
http://www.sanvicentedelabarquera.es/

Centro de Interpretación del Parque Natural de Oyambre. Faro de La Silla. San Vicente de la Barquera. Teléfono: 942 71 20 19
http://redcantabrarural.com/post-portfolio/centro-de-interpretacion-del-pn-oyambre-y-enp-de-saja-nansa/

Que ver en San Vicente de la Barquera

En la Guía de San Vicente de la Barquera te recomendamos las siguientes visitas:

Iglesia de Santa María de los Ángeles

La iglesia de Santa María de los Ángeles destaca sobre el...

Otros elementos religiosos

Otro templo muy popular es el de la Virgen de la Barquera, ...

El Castillo del Rey

En el casco antiguo, la Puebla Vieja, La iglesia de Santa...

Palacio de los Corro

El edificio de aire más noble que se conserva en San...

Los puentes

En la estampa urbana de San Vicente de la Barquera, los dos...

Las Playas de San Vicente

El entorno de San Vicente de la Barquera presenta una costa...