Ruta de los Vinos de Alsacia


Alsacia es una tierra donde se funde el pasado con el presente, para generar un espacio con sabor a eternidad.


Sus gentes son amables y respetuosas con el pasado, lo que ha redundado en la pervivencia de unos pueblos cargados de belleza y de recuerdos de un pasado rico en historia.

Guía realizada con textos y fotografías de Miguel Angel Alvarez

Información general de Ruta de los Vinos de Alsacia

Localización

Información general de Ruta de los Vinos de Alsacia

Información de interés acerca de Ruta de los Vinos de Alsacia

Una ruta paralela al Rin

Vamos a seguir una ruta paralela al Rin, que discurre por las laderas de los Vosgos, desde la altura de Estrasburgo hasta Mulhouse.

Ruta de los Vinos de Alsacia, en trazo verde, recorriendo de norte a sur la orilla oeste del Rin. guiarte. Copyright

Recorreremos caminos relativamente poco transitados, deteniéndonos en poblaciones donde se aprecia la tradición y la calidad de vida, vinculadas a un cultivo tradicional en el territorio: la vid.

Edificación típica del territorio alsaciano. Foto guiarte. Copyright
Casas repletas de balcones floridos, iglesias poderosas y viejos castillos nos acompańan en esta ruta, en la que aparece -como denominador común- el vińedo; las plantaciones de líneas paralelas que cubren laderas y oteros.

En verano, el recorrido es sumamente atractivo por el vigor de los coloridos verdes y los pueblos floridos; en el otońo son otros los colores, no menos bellos, más melancólicos.

Tal vez el momento más apropiado para seguir la ruta son los días de la vendimia, cuando el ajetreo reina en las fincas cuidadosamente cultivadas. Siempre es una tierra sumamente entrańable, gozosa para el visitante.


En este territorio se cultiva el vińedo desde los días de Roma. Los vinos son de atractiva acidez, frescura y tonos afrutado. Desde 1961 tienen denominación de origen.

A la falda de Los Vosgos

Los Vosgos, por la parte francesa, y la Selva Negra, por la alemana, son sendas cadenas montañosas que escoltan en paralelo el avance del Rin hacia el norte.

Los Vosgos encierran el valle del Rin por el oeste. Foto guiarte. Copyright

Entre una y otra queda una fosa que se cierra en el sur por el Jura, originando un territorio delimitado relativamente cálido en verano.

Las colinas que descienden de los Vosgos hacia el valle son excelentes para el cultivo de la vid desde la zona de Saverne, en el norte, hasta las cercanías de Belfort en el sur.

Colmar es históricamente el centro de éste territorio, donde la vid se asienta entre los 180 y 400 metros de altitud, por encima de las nieblas del río, espacio en el que la temperatura media es un poco superior a la del fondo del valle y las horas de insolación más numerosas.

El hecho de que todo este territorio esté inmerso en una cubeta hace que en el verano exista un nivel mayor de calor y se produzca bien la maduración, para recoger la uva en octubre, después de un estío cálido y lluvioso en su primera mitad.

 

Un recorrido en tres etapas

Siguiendo las laderas de los Vosgos, vamos a iniciar un recorrido que nos exigirá unos 200 kilómetros de marcha. Son numerosas localidades, innumerables monumentos, decenas de castillos...

Desde los Vosgos se divisa la planicie de la cubeta del Rin, y en primer lugar el manto verde de los viñedos. Imagen del entorno de Saint Hippolyte. Foto guiarte. Copyright

El trayecto abarca desde Marmoutier hasta Thann. Ambas localidades están a la altura de Estrasburgo y Mulhouse, respectivamente, aunque unos kilómetros más hacia el oeste.

Por seguir un esquema marcado en algunas publicaciones, dividiremos el trayecto en tres jornadas. Es una decisión que el propio viajero puede o no refrendar. De hecho el paisaje, la gastronomía y los atractivos artísticos nos van a invitar a hacerlo más detenidamente. Todo va en función de los gustos del viajero...y del presupuesto.

 

Ocio y Gastronomía

Información relativa a las ofertas de ocio en Ruta de los Vinos de Alsacia y la gastronomía de Ruta de los Vinos de Alsacia.

Un bosque de altas cepas rodea los pequeños pueblos llenos de encanto. foto guiarte. Copyright

Este es un país privilegiado por su belleza, por el arte que atesora, pero también por su gastronomía y, en concreto, por su viticultura. En este territorio se generan desde la época romana unos vinos caracterizados por su atractiva acidez, frescura y tonos afrutado. Desde 1961 tienen denominación de origen.


Se cultivan en cepas altas y en variedades preferentemente blancas. Sus variedades básicas son el riesling, gewurztraminer, muscat, sylvaner y pinots, en su mayor parte conocidos ya aquí desde la Edad Media, y cultivados en función de las características del suelo.

El Riesling es delicado y fresco, de fino aroma, amado por la generalidad de los alsacianos, muy estimados los de Turckeim y Bergheim. El Gewurztraminer es muy apreciado pero de menos uso general, vino fuerte de tonos atercipelados. El Muscat mantiene fielmente el tono afrutado y el sabor de la uva. El Sylvaner tambien es afrutado y de aguja. Se aprecia bastante el de Barr. El Pinon Noir es el único rosado alsaciano, sin ser extraordinario, va bien con carnes y charcutería.

En un convite especial en el que se quieran distribuir los vinos, se pondrá un riesling para los pescados; un gerwurz para la langosta o un queso fuerte; un gerwurz o un tokay para un buen foie-gras (el Tokay puede hacer el papel de un vino tinto).

Para una ensalada va bien un Sylvaner

En general se beben frios, a unos 12 grados, y en las tertulias tradicionales alsacianas se gustaban de acompañar con nueces, pan o queso

Este territorio es un lugar privilegiado para gozar de la rica gastronomía típica de Alsacia, mientras se deguistan sus vinos.

Entre las viandas más típicas esta la choucroute alsacienne, proteico plato con codillos, salchichas, beicon ahumado... choucroute, etc.; útil para combatir los fríos más acusados.

Pero hay otros platos más sencillos y digeribles, como el pollo o las truchas al Riesling, etc. Bueno es también el foie-grass.

La cocina alsaciana es buena en postres y dulces, entre ellos el popular kugelhopf, hecho con harina, leche, mantequilla, huevos, azúcar y pasas, así como las magníficas tartas

En quesos existe uno del entorno de fortaleza y calidad: el Munster. Además de los vinos se degusta buena cerveza y excelente aguardiente.

 

Direcciones de interés

Direcciones de interés de Ruta de los Vinos de Alsacia

Fortaleza de Haut-Koenisgsbourg. Foto guiarte. Copyright

Direcciones de interés:

Casa de los vinos de Alsacia: 12 av. De la Foire aux vins. 68012 Colmar. Teléfono 89201620

Comité regional del turismo de Alsacia. 6 av. De la Marsellaise. 67.000 Strasbourg. Teléfono 88250166

Oficina del Depertamento de Turismo del Bajo Rin. 9 rue du dôme. 67061 Srtasbourg. Teléfono 88 220102

Asociación departamental de Turismo del Alto Rin: 1 rue Schlumberger 68006 Colmar. Teléfono 89201068

Etapas Ruta de los Vinos de Alsacia

Las etapas de Ruta de los Vinos de Alsacia son las siguientes:

Estrasburgo-Châtenois

Estrasburgo es un excelente lugar de partida; una ciudad...

De Châtenois hasta Colmar

En Châtenois retomamos la segunda jornada de avance hacia...

Desde Colmar a Thann

La tercera etapa llega a Thann, después de haber salido...