Canasvieiras, Florianópolis (Brasil).

Canasvieiras, en origen São Francisco de Paula de Canasvieiras, es un pueblo y distrito ubicado en el norte de la isla de Santa Catarina, en Brasil, en un ámbito de hermosa naturaleza que ha despertado gran atracción turística.

Playa en Canasvieiras (Isla de Santa Catarina, Brasil). Imagen de Guiarte.com.

Tomás Alvarez
Con unos 30 kilómetros cuadrados de extensión y más de 10.000 habitantes censados, Canasvieiras integra también en su distrito a los lugares de Vargem, Ponta Grossa, y Jurerê.

La zona fue colonizada en el siglo XVIII por gentes de origen azoriano, dedicadas a la pesca y la agricultura. En el ámbito agrario, uno de los cultivos fue el de la caña de azúcar, de donde deriva el nombre del lugar. Pero aquella vocación agropesquera declinó por el masivo desarrollo turístico en el siglo XX, puesto de manifiesto de forma especial en los lugares de Canasvieiras y Jureré

En la actualidad, las actividades hotelera, de restauración y comercial son las bases de la economía de la zona, en la que aún destacan sus bellezas naturales. Turistas argentinos, uruguayos y brasileños abarrotan sus playas y lugares de ocio, especialmente en verano.

El Sapiens Parque crece en las afueras de Canasvieiras(Isla de Santa Catarina, Brasil). Imagen de Guiarte.com.

La autovía SC-401 es la ruta que permite llegar a la zona desde Florianópolis, población que está a 27 kilómetros y que cuenta con aeropuerto.

Las playas del distrito son luminosas y retalivanente tranquilas, y en torno a ellas suele haber establecimientos comerciales.

Enfrente de la Ponta dos Morretes, entre las playas de Jureré y Canasvieiras, se halla una pequeña isla, la Isla de San Francisco o del Francés, cubierta de vegetación y con una pequeña playa. es posible llegar a ella en barca o incluso nadando (los buenos nadadores. claro) pues está a algo así como un kilómetro de la costa.

El río do Braz, en Canasvieiras (Isla de Santa Catalina, Brasil), ha tenido problemas de contaminación. Imagen de Guiarte.com.

El “centriño” de Canasvieiras suele estar animado. Allí hay establecimientos de todo tipo enfocados hacia el turista. supermercados, bancos,y sobre todo negocios dedicados a la hostelería, con buenos restaurantes donde se ofrecen pescados y mariscos, así como algunos que trabajan la carne (obviamente, la influencia argentina se deja sentir)

La playa de arena clara y fina tiene unos dos kilómetros de extensión, y en ella hay posibilidad de alquilar lanchas. Desde Canasvieiras incluso hay viajes en barco por el norte de la Bahía que llegan hasta la bahía de los Golfinhos, en el continente, permitiendo al turista gozar con la contemplación de esta accidentada costa y sus plácidas aguas de tono azul esmeralda.

Canasvieiras tiene vocación de futuro. Al este de la ciudad, en la orilla de la carretera a Cachoeira, aparece el ambicioso Sapiens Parque, un proyecto que se orienta a la investigación, la innovación y el medio ambiente. También aparece en otro punto de la localidad un ambicioso edificio que se dedicará a Centro de Congresos y Convenciones

Isleta del Francés, ante Canasvieiras (Isla de Santa Catarina, Brasil). Imagen de Guiarte.com.

Jureré y Ponta Grossa
Sin ser formalmente un pueblo, pues depende de Canasvieiras, Jureré es un punto de especial relevancia en la Isla de Santa Catarina, en Brasil, a unos 23 kilómetros de Florianópolis.

Jureré es realmente una gran urbanización turística que surgió en el norte de la isla, excepcionalmente bien publicitada y planificada, y que ocupó un espacio de interés ecológico por sus manglares y dunas. Para muchos, Jureré es hoy la Ibiza del Atlántico Sur. Se ha desarrollado en el arco que va de la Ponta dos Morretes, donde empieza el núcleo urbano de Canasvieiras, a la Ponta Grossa, en la que se asienta un fuerte de la época colonial.

Al lado de este fuerte, en Punta Grossa, había algunas edificaciones que surgieron al abrigo de la fortaleza, cuyos moradores vivían de la pesca, las actividades agrarias y los servicios al establecimiento militar. Pero el lugar acabó prácticamente engullido por Jureré, enorme retícula de más de tres kilómetros de largo por uno de ancho, enfocada únicamente al negocio turístico e inmobiliario.

Embarcadero. Playa en Canasvieiras (Isla de Santa Catarina, Brasil). Imagen de Guiarte.com.

La zona de Jureré tiene a su vez dos ámbitos, Jureré (tradicional) en el oeste, construida con antecedencia y Jureré Internacional en el este,, más moderno. La urbanización más espectacular es la del este, en la que aparecen magníficas casas, de cuidados jardines y sin cerramientos, en calles de notable amplitud.

Para atender a los habitantes y turistas hay numerosos centros de ocio, hoteles, discotecas, comercios, restaurantes, etc.. Un paseo por la avenida Dos Búzios nos permite contemplar una pléyade de excelentes casas residenciales.

El fuerte de Punta Grossa es el elemento histórico más notable de Canasvieiras (Isla de Santa Catarina, Brasil). Imagen de Guiarte.com.

> > Volver a la guía de Pueblos con arte